Menú

Reunión sorpresa en Barcelona tras el aviso de ERC de que no pactaría con el PSOE hasta enero

"Una reunión preparatoria", aseguran fuentes de ERC a LD, horas después de que los separatistas impusieran nuevas exigencias.

"Una reunión preparatoria", aseguran fuentes de ERC a LD, horas después de que los separatistas impusieran nuevas exigencias.
La portavoz de ERC en Cataluña, Marta Vilalta | EFE

El aviso lanzado por ERC al mediodía ha disparado todas las alarmas de cara al nuevo encuentro entre los equipos negociadores de PSOE y ERC de este martes. La portavoz del partido separatista en Cataluña y miembro del equipo negociador, Marta Vilalta, ha enfriado un posible acuerdo con el PSOE antes de Navidad a menos de 24 horas para el tercer encuentro que van a mantener ambas formaciones en Barcelona. "Parece que el posible acuerdo tendrá que esperar a enero. Las posiciones todavía están alejadas, es necesario que el PSOE acceda a construir una mesa de negociación como la que proponemos en busca de una solución democrática", ha dicho Marta Vilalta en rueda de prensa desde la sede del partido. Acto seguido, el equipo negociador del PSOE se desplazaba hasta Barcelona para mantener un encuentro que no figuraba en la agenda comunicada a los medios.

Una "reunión preparatoria", aseguran fuentes de ERC a Libertad Digital entre los seis miembros al completo de las delegaciones negociadoras: Adriana Lastra, José Luis Ábalos y Salvador Illa, por parte del PSOE junto a Gabriel Rufián, la propia Vilalta y Josep María Jové, por parte de ERC y que, previsiblemente, se habrá enfocado para calmar los ánimos de cara a un encuentro que, si bien no será el definitivo, si esperan ambas partes que sea determinante. En ERC esperan de la cita de este martes, algo más que palabras.

De momento, y en base a las declaraciones de la portavoz Marta Vilalta, ERC congela cualquier tipo de esperanza en el PSOE de poder contar con las 13 abstenciones del partido del condenado por sedición, Oriol Junqueras, antes de fin de año con una investidura in extremis los días 28 y 30 de diciembre. El principal escollo sigue siendo esa mesa "entre iguales" que los de ERC aspiran a tener cerrada antes de que el presidente catalán, Quim Torra, pueda apretar el botón de un adelanto electoral en Cataluña. El cambio de discurso en ERC llega justo horas después de que el expresidente catalán fugado, Carles Puigdemont, haya reunido a su grupo parlamentario en Waterloo para tantear una posible fecha de elecciones en Cataluña.

Por lo pronto, los independentistas añaden este lunes una nueva exigencia a su larga lista de reclamos: que el PSOE "ponga fin a la vía represiva" –término que ya había apartado de su vocabulario– con "gestos que activen la política" como retirar los recursos contra las resoluciones en el Parlamento catalán o que la Fiscalía, tal y como explicaba este fin de semana Libertad Digital, no se oponga a la clasificación que haga la Junta de Tratamiento Penitenciario sobre los presos. Vilalta exige respetar "una decisión que es técnica".

Este fin de semana, la propia Vilalta hablaba de un "PSOE dispuesto a moverse", se felicitaba porque tras dos encuentros entre los equipos negociadores veía "agua en la piscina". Sin embargo, este lunes, los de Junqueras endurecen su discurso y amenazan al PSOE con que "no les temblarán las piernas" y mantendrán su 'no' de no comprobar avances en el partido de Pedro Sánchez. "No estamos aquí para negociar una investidura. Estamos aquí para conseguir un instrumento que es la mesa de negociación y el PSOE tiene que entenderlo, no valen las prisas", advertía la dirigente separatista. La reunión será a las 12 horas, el lugar exacto está por definir a la espera de que ambos partidos se pongan de acuerdo.

Todos miran a Puigdemont

En su afán por torpedear las negociaciones entre PSOE y ERC e intentando evitar que sus siglas acaben siendo desplazadas como interlocutor en Madrid, el expresidente catalán, Carles Puigdemont, ha convocado esta mañana en un hotel en Bruselas al presidente catalán, Quim Torra, al grupo de JxCAT del Parlamento, y a los diputados y senadores de la formación para trazar la estrategia política de los próximos meses. Sobre la mesa, dos asuntos: un adelanto electoral en Cataluña y acorralar a los críticos contrarios a su figura, algunos de ellos como la senadora Marta Pascal, más partidaria de volver al ala moderada que representa el expresidente inhabilitado, Artur Mas. Este martes, el fugado se reunirá con miembros de su otra formación en proceso de construcción, la Crida, para intentar reorganizar las siglas de cara a nuevos comicios.

Puigdemont tiene marcado a fuego el objetivo de impedir una investidura del PSOE gracias a ERC y considera que mantener el desgobierno en Madrid le favorece. El adelanto en Cataluña estaría decidido, la duda es la fecha de la convocatoria, nunca antes del 19 de diciembre, día en el que previsiblemente el Tribunal de Justicia de la Unión Europea publicará la sentencia sobre la inmunidad de Junqueras. La propia Laura Borràs admitía este lunes que "esa decisión marcará un punto de inflexión que condicionará la legislatura tanto en Cataluña como en el Congreso".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro