Menú

La avalancha de inmigrantes enciende todas las alarmas: España recibe un 73% más de ilegales que en 2022

La peor parte se la sigue llevando Canarias, con un incremento del 135%, aunque la situación también preocupa en la península y Baleares.

La peor parte se la sigue llevando Canarias, con un incremento del 135%, aunque la situación también preocupa en la península y Baleares.
Decenas de inmigrantes cogen un ferry tras llegar a El Hierro | Europa Press

Mientras el Gobierno sigue centrado en pagar a sus socios la cuenta que se debe por la investidura de Pedro Sánchez, otros problemas mucho más acuciantes aguardan en el cajón de Moncloa. Entre ellos, el grave desafío que plantea el elevado número de inmigrantes que, semana tras semana, sigue llegando a nuestro país.

Según el último balance del Ministerio del Interior, entre el 1 de enero y el 30 de noviembre habrían llegado a España un total de 50.551 ilegales, lo que supone un 73% más que en el mismo periodo de 2022. Solo en el último mes, habrían entrado más de 6.000, lo que da buena cuenta del récord que se podría marcar de aquí al 31 de diciembre.

La peor parte se la lleva nuevamente Canarias, con 35.410 llegadas hasta el pasado día 30, un 135% más que en los primeros 11 meses del pasado año. Las islas se encuentran totalmente desbordadas y, de hecho, el Gobierno se ha visto obligado a trasladar a la península a muchos de los ilegales que arriban a sus puertos. Sin embargo, en esta ocasión, también se está viendo un incremento considerable en otros puertos de nuestro país, lo que ha encendido las alarmas de todos los expertos.

Aunque el informe de Interior no desglosa por comunidades, sí informa de que a la península y Baleares han llegado un total de 13.726 inmigrantes en lo que va de año, lo que supone un 17% más que en 2022. Aunque se han contabilizado menos pateras que entonces, éstas vienen con muchos más pasajeros, tal y como reflejan las estadísticas.

El único punto en el que la inmigración parece haberse reducido considerablemente es Melilla, donde las fuerzas de seguridad únicamente han registrado 155 entradas por vía terrestre, frente a las 1.171 del año pasado, cuando se registró un violento asalto que terminó en tragedia: decenas de guardias civiles resultaron heridos y más de una veintena de marroquíes fallecieron intentando saltar la valla en el mes de junio. Desde entonces, no ha vuelto a haber un asalto masivo y, aunque el número de inmigrantes que han intentado entrar por vía marítima ha subido, lo ha hecho ligeramente: de 152 a 180. Por lo que respecta a Ceuta, las llegadas por mar se han reducido a la mitad (de 122 a 60), aunque el balance total es muy similar, puesto que por mar han arribado 51 inmigrantes más.

Temas

En España

    0
    comentarios