Menú

Felipe González atiza a Sánchez por sus "problemas familiares" y su carta: "Estaba seguro de que no se iba"

El expresidente se despachó a gusto en El Hormiguero: "Hacía las elecciones para ganar. Era mayor para que me pongan la ropita".

El expresidente se despachó a gusto en El Hormiguero: "Hacía las elecciones para ganar. Era mayor para que me pongan la ropita".
Felipe González, en 'El Hormiguero'. | Imagen de vídeo

Felipe González dijo, en una entrevista concedida a El Hormiguero este jueves, que él no hubiera escrito una "Carta a la ciudadanía" como la de Pedro Sánchez: "Que me iba a pensar, no lo hubiera dicho, que me iba, a lo mejor lo hubiera dicho". El expresidente del Gobierno declaró que, a diferencia de "mucha gente" que se creyó su contenido, él no se lo tragó nunca.

El pretérito líder socialista interpreta la misiva como un "venir a socorrerme que me están atacando". Recordó que, en la sesión de control de este miércoles, Sánchez "empezó bien", instando a "hablar civilizadamente"; sin embargo, "al rato estaba viendo al presidente del Gobierno decir: "¡Que no me van a quebrar!". No lo entiendo. Es un lenguaje que no he tenido nunca". "Cada vez que he ido a unas elecciones, incluso cuando estaba harto hasta de mí mismo, hacía las elecciones para ganar, y jamás se me ocurrió decir: 'Que alguien me salve, me arrope, no sé qué'. Era bastante mayor para que me pongan la ropita. Era adulto", agregó.

Sobre la visita de Sánchez al Rey, González dijo: "Fue raro, muy raro. Muy, muy raro. Muy raro. Es difícil ponerse en el papel del Jefe del Estado, pero si no te han dicho nada más que "me voy a pensar", desde lejos, y te dicen: "Tengo que verle inmediatamente", lo que piensa es que viene a despedirse. El único que estaba seguro de que no se iba a despedir era yo. Bueno, había alguna gente que sabíamos que no era de despedida. ‘Vengo a decirle que me quedo’. ¿Y? Yo no lo entiendo ni lo entendió nadie".

En su opinión, la "Carta a la ciudadanía" ha abierto "algunas vías absurdas": "Es verdad que hemos estado en toda la prensa internacional, para lo bueno, lo malo y lo regular (...), pero aquí ha abierto un interrogante precioso que la gente no se estaba planteando hasta ahora: "¿Y si se hubiera ido?". Hubo gente que se lo creyó". Respecto a la sucesión, apuntó que "la incertidumbre siempre ha existido en el partido", pero que, ahora, "la incertidumbre es para mañana y para ayer. Es lo más difícil".

Sobre cómo Sánchez está abordando los escándalos que afectan a su esposa, González sentenció: "Es responsabilidad de los líderes políticos de verdad no meterse en problemas familiares". Sin embargo, no habló mucho sobre Begoña Gómez porque "no lo he hecho nunca con el familiar de ningún político".

"Los dirigentes del partido no me quieren"

Pablo Motos encontró un filón en José Luis Rodríguez Zapatero: "¿Qué le dices a Zapatero cuando te dice que no quieres a tu partido?". Respuesta de González: "No, los dirigentes del partido no me quieren a mí. Un partido que reconstruí yo. Cuando perdí las elecciones por un punto me fui y dije no más. Tenía 54 años". El expresidente se preguntó si representa "lo que estamos siendo ahora", o sea, que "no vamos a ganar nunca más por mayoría".

Mejores palabras tuvo para el líder del PSC, Salvador Illa, quien debe presidir la Generalidad "por la sociedad catalana, porque además tiene el estilo de convivencia que se merecen los ciudadanos". "Espero que a partir de ahora no se negocie nada ni con Puigdemont ni con Aragonès sin que pase por el conocimiento y la corresponsabilidad de Salvador Illa. ¿Cómo van a negociar aquello que yo tengo que gobernar, si de verdad quieren que gobierne, en Ginebra o en Waterloo?", añadió.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso