Menú

Los 12 pintores españoles que mejor retrataron (y retratan) la historia

Son cuadros muy relevantes dentro de la producción pictórica española, pero más que por su valor artístico, que de igual modo puede ser sobresaliente, por el valor de lo que cuenta. El género histórico  ha recreado la historia de España tradicionalmente desde una mirada épica, narrando hechos considerados dignos de ser recordados. Fue el género más destacado a lo largo de todo el siglo XIX, aunque ya en el Siglo de Oro destacaron obras como La rendición de Breda de Velázquez. El artista Augusto Ferrer-Dalmau ha retomado esta tendencia en el siglo XXI. Hablamos de doce pintores, pero la lista es bastante más larga.

Diego Velázquez
1 / 12

Diego Velázquez

La rendición de Breda o Las Lanzas es la principal contribución de Velázquez al género histórico. Inmortalizó uno de los triunfos militares más importantes y supuso un reto para el que por entonces ya era el pintor más prestigioso de la corte.

José de Madrazo
2 / 12

José de Madrazo

José de Madrazo mostró en sus inicios su preferencia por el género histórico, aunque desarrolló una carrera artística vinculada principalmente al retrato. La muerte de Viriato es considerada su obra maestra y la pintura más emblemática del Neoclasicismo español. El cuadro iba a encabezar una serie de lienzos que pondrían de relieve la resistencia de los pueblos peninsulares frente a los romanos. Concretamente, es un homenaje a Viriato,  jefe guerrero lusitano que combatió a las tropas romanas. 

Francisco de Goya
3 / 12

Francisco de Goya

Goya creó dos lienzos de gran formato en los que plasmó la lucha del pueblo español frente a los franceses al inicio de la guerra de la Independencia española: El dos de mayo de 1808 en Madrid o La carga de los mamelucos y El 3 de mayo en Madrid o Los fusilamientos. Se les considera dos de las mejores obras de la pintura de historia. En el cuadro de la imagen, Goya se inspiró en las grandes pinturas italianas y enfrentó la tensión de los vivos con la quietud de los cuerpos inertes, el orden de los soldados con el caos de los que muestran su miedo y desesperación. 

Eduardo Rosales
4 / 12

Eduardo Rosales

Eduardo Rosales pintó acuarelas, dibujos y numerosos retratos, pero su producción más alabada es la que responde a la temática histórica. De hecho, su carrera artística estuvo fuertemente determinada por sus éxitos en las exposiciones nacionales e internacionales de este género, tanto con lienzos de formato grande como pequeño. Doña Isabel la Católica dictando su testamento es la obra cumbre de la pintura de historia del siglo XIX, una tela presentada por Rosales a la Exposición Nacional de 1864.

Mariano Fortuny
5 / 12

Mariano Fortuny

Fortuny es uno de los artistas españoles que mayor éxito alcanzó internacionalmente en su tiempo, solo igualado por Sorolla. Recibió el encargo de la Diputación de Barcelona de pintar las campañas militares españolas en el norte de África. En 1864, el artista fue designado para decorar uno de los techos de la residencia parisina del duque de Riánsares y pintó La reina María Cristina pasando revista a las tropas, una obra que le supuso importantes contactos entre la alta sociedad de París.

Francisco de Paula Van Halen
6 / 12

Francisco de Paula Van Halen

Francisco de Paula Van Halen es conocido principalmente por sus obras de historia, la mayoría exhibidos en el Palacio Real de Madrid y otros edificios de Patrimonio Nacional. El artista, nacido en Barcelona y formado en la Real Academia de San Fernando, recibió numerosos encargos de la reina Isabel II.

José Moreno Carbonero
7 / 12

José Moreno Carbonero

José Moreno Carbonero (Málaga, 1860 - Madrid, 1942) es considerado como el último gran pintor de historia español y uno de los grandes nombres de la pintura andaluza del siglo XIX. Puso el foco en los sentimientos y actitudes de sus protagonistas frente a la épica del hecho histórico en sí. Además, fue un gran retratista. Tuvo por alumnos a Juan Gris y Salvador Dalí. 

Francisco Pradilla
8 / 12

Francisco Pradilla

Francisco Pradilla cursó estudios en la Academia de Bellas Artes de San Fernando y acudió al Museo del Prado como copista de forma reiterada. En Roma pintó Doña Juana la Loca, una obra que le consagraría y le valdría la admiración tanto de España como del resto de Europa. Años más tarde, creó su segundo gran lienzo histórico La rendición de Granada, considerado de igual forma una de las cimas de la pintura de historia.

Joaquín Sorolla
9 / 12

Joaquín Sorolla

El nombre de Sorolla no nos lleva, en principio, al género histórico. Sin embargo, esta recreación de los sucesos del Dos de mayo, que también inmortalizó Goya, le supuso el segundo premio en la Exposición Nacional de 1884. Fue un trampolín.

Antonio Gisbert
10 / 12

Antonio Gisbert

Antonio Gisbert es uno de los grandes maestros españoles de la pintura de historia. Desde la Revolución de 1868 hasta 1873 fue director del Museo del Prado. Su gran obra final, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga, atendía a un encargo directo del gobierno de Sagasta para la pinacoteca madrileña. Era una reparación política sobre el pensamiento liberal. 

Emilio Sala
11 / 12

Emilio Sala

El valenciano Emilio Sala alcanzó un gran reconocimiento académico y crítico con sus pinturas históricas, tales como El destierro del príncipe de Viana o La expulsión de los judíos de España (año de 1492), obra con la que obtendría el mayor reconocimiento de toda su carrera. 

Augusto Ferrer-Dalmau
12 / 12

Augusto Ferrer-Dalmau

En la actualidad, vuelve a tener cierto reconocimiento el género histórico gracias al catalán Augusto Ferrer-Dalmau, que desde los 90 pinta escenas histórico-militares con gran naturalismo y detalle. Ha colaborado con diferentes instituciones en la recreación de la historia militar en España.

0
comentarios