Menú

Un alto mando militar venezolano explica el plan de los aliados de Guaidó para derrocar a Maduro

Esta semana llegará a Venezuela la esperada ayuda humanitaria.

Libertad Digital/esRadio
0
Juan Guaidó, en su declaración de este lunes | EFE

El presidente Juan Guaidó y los países que lo respaldan continúan preparando el envío urgente de ayuda humanitaria a Venezuela, fundamentalmente alimentos y medicinas, para tratar de paliar la crítica situación a la que ha llevado el régimen de Maduro al pueblo venezolano.

El dictador continúa rechazando la asistencia internacional mientras Guaidó celebra la formación de una coalición nacional e internacional para que los recursos lleguen al pueblo. Los puntos de acopio estarán en Brasil y Colombia y en una primera fase irán a la población más vulnerable. Según el diputado Miguel Pizarro, encargado de coordinar la ayuda, esta misma semana se realizará el primer envío al centro de acopio de Cúcuta. Berlín, que ha reconocido a Guaidó este lunes, ha anunciado cinco millones de ayuda. Canadá promete 53 millones y se espera que se sigan sumando países.

En Casa de Herrero, de esRadio, el contraalmirante de la Armada venezolana Carlos Tamayo Molina, en el exilio, se ha referido a la situación que atraviesa el país y el reto de hacer llegar los recursos, así como la respuesta que cabe esperar del Ejército. Según Tamayo, mientras que los altos mandos "están tomados por maduristas corruptos", los cuadros medios están pasando "las mismas penurias" que el pueblo, por lo que esperan que no disparen contra quienes lleven la ayuda humanitaria y se sumen al reparto. Sin embargo, también baraja la posibilidad de que el Ejército trate de secuestrar esos bienes "para luego ganar prebendas dándoselas al pueblo".

El militar ha destacado cómo varios países están "contribuyendo a la logística" de la distribución del material, incluso militares en el exilio, y ha destacado que Maduro se empeña en decir que no es necesaria porque aceptarlo sería reconocer que el suyo es un "gobierno fallido". "La información que tengo es que o va o va, y si hay disturbios los países amigos van a intervenir", ha señalado.

Según ha destacado, están buscando "que se quiebre la cadena de mando ilegal de los altos mandos ilegítimos y corruptos" y se "produzca un efecto cascada" y una pérdida de legitimidad del régimen. "Si la dictadura no colapsa" por la desobediencia de los cuadros medios, "va a quebrar por una intervención militar internacional. Eso está sobre la mesa", ha destacado.

Tamayo Molina ha señalado que hay "alta probabilidad" de que la intervención no sea necesaria, pero "en caso de que se pongan necios y traten de romper la cadena habrá que tomar medidas". Sobre una hipotética guerra civil, posibilidad de la que ha alertado este mismo lunes Podemos, ha señalado que "no puede ser porque hay un solo bando armado". "Lo que podría haber es una masacre" y "eso no lo va a permitir la comunidad de naciones amigas".

Este mismo lunes, Guaidó ha vuelto a pronunciarse ante la prensa para agradecer los nuevos apoyos, entre ello el español: "Mi profundo agradecimiento con el pueblo español, mi profundo agradecimiento con el presidente Pedro Sánchez por la claridad que ha tenido (...) creo que es meridiano el reconocimiento a mi presidencia interina y el mandato que tiene", ha dicho.

Guaidó ha recordado que "para poder lograr una elección libre debe cesar la usurpación", en alusión a Maduro. "Hay un legítimo presidente y un dictador usurpando poderes", ha señalado.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco