Menú

Vacaciones blindadas en Doñana

La llegada del presidente a su retiro vacacional viene acompañada de la prohibición de obtener imágenes. Zapatero blinda su descanso.

libertad digital
0
Zapatero en una reciente estancia en Doñana | Efe

Las vacaciones de Zapatero en Doñana, aparte de más breves de lo esperado, estarán blindadas. A principios de semana, el presidente tuvo que volver apresuradamente a Moncloa para gestionar la semana negra que iba a vivir la economía española, y retrasar su llegada definitiva a su retiro veraniego. Pero una vez que ya ha llegado de forma definitiva, pocas serán las imágenes que los españoles podrán ver de su descanso.

Porque el presidente está decidido a preservar su intimidad como sea, publica El Mundo. Los agentes de policía han blindado el parque de Doñana, en Cádiz, mientras interrogan a los periodistas e impiden todo tipo de grabación. El viernes, fecha de su segunda llegada, los guardias pedían a los periodistas sus documentos de identidad, tomaban nota de matrículas de sus vehículos, hacían todo tipo de preguntas y, en definitiva, exigían que no se filmara a las hijas de Zapatero.

El viernes, las dos chicas salieron agazapadas de la parte trasera de un todoterreno para recibir a su padre en Rota. Zapatero se desplazó después junto a sus hijas en uno de los dos todoterreno negros con las lunas tintadas, impidiendo la toma de cualquier tipo de imagen para la prensa. Ante tal nivel de secretismo, los vecinos llegaron a preguntar con sorna quién estaba cruzando el río con las barcazas a esas horas de la noche.

Desde ese día, Zapatero descansa en el Palacio de las Marismillas de Doñana junto a su familia, al menos, hasta el día 18 de agosto, fecha en la que regresará a Madrid. Serán sus últimas vacaciones como presidente, dice El Mundo. En el PSOE ya están informados de que en estos días no habrá actos públicos ni paseos por el centro de Sanlúcar, como en anteriores veranos.

El pasado martes, día en el que Zapatero tenía previsto iniciar sus vacaciones, el enorme despliegue llamó la atención de la prensa. No faltó de nada: buzos, especialistas en explosivos, servicio aéreo, multitud de agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, de paisano y de uniforme... Parte de la playa fue cortada al tránsito y al baño, y numerosas cadenas de televisión, periodistas y curiosos se agolparon para ver llegar al presidente. Al final, Zapatero llegó a la zona casi de noche, y fue recibido por buena parte de la corporación sanluqueña. Al día siguiente, Zapatero tuvo que regresar a Madrid para gestionar la crisis de deuda.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 27 comentarios guardados

    Servicios