Menú

Rajoy sitúa a Gallardón, Soraya y Mato al frente de la candidatura por Madrid

Rajoy ya tiene en la mesa de su despacho la lista por Madrid: incluye a Gallardón, eleva a Soraya y mantiene a Mato. Hay hueco para más sorpresas.

0

Martes 15 de enero de 2008, ocho de la tarde, sede central del PP en la madrileña calle Génova: "Alberto, tú te has ofrecido en reiteradas ocasiones en público para ir en las listas, y tú, Esperanza, en privado. Bien, la decisión está tomada. Le he dado muchas vueltas, lo he pensado mucho, y lo tengo muy claro (...) Si queréis ayudarme a ganar las elecciones, no tenéis que ir en las listas sino que debéis estar cada uno al frente de vuestras responsabilidades".

Quién emitió esta orden no fue otro que Mariano Rajoy, teniendo al otro lado de la mesa a Alberto Ruiz Gallardón y a Esperanza Aguirre. Como testigo de excepción Ángel Acebes, en su papel de brillante secretario general de los populares. Después, se produjo la ya mítica escena del ascensor: "Dejo a Ana Botella el Ayuntamiento", le dijo el regidor a la presidenta en el descenso conjunto al parking. Ella le respondió: "No sé por qué te quejas tanto; si ganamos en marzo, tú serás ministro. Y si perdemos, los dos seguiremos en el mismo sitio".

Una legislatura después, Rajoy vuelve a tener la lista del PP de Madrid encima de la mesa de su moderno despacho, y en esta ocasión sí incluye al primer edil madrileño. Así se lo dijo esta misma semana, antes de la celebración de la Convención Nacional de la formación. Salvo maniobra política de última hora, su nombre estará escrito entre los cinco primeros de la candidatura, que encabeza el propio candidato a La Moncloa.

Es el paso previo, aunque no obligatorio, para convertir a Gallardón en ministro, tal y como este diario adelantó en noviembre del pasado año. Al frente de la capital del reino quedará Ana Botella, que tendrá lo que resta de legislatura para demostrar a Rajoy que sabe lo que hace. En principio, cuenta con su plácet: "Sería una magnífica alcaldesa", apuntó recientemente.

La otra protagonista, Aguirre, dejará hacer a su jefe de filas. "Gallardón ha vuelto a alardear antes de tiempo, ha vuelto a hacer las cosas como no se deben hacer, pero no habrá batalla, no por nuestra parte", zanjó un miembro del círculo de confianza de la presidenta, en conversación con este diario. La charla se producía en el cónclave popular, mientras muy cerca el hoy alcalde era felicitado por la noticia aún no hecha pública.

El PP "seguirá siendo una balsa de aceite" tras la designación, auguraron todos los afectados. En Génova se da por hecho que el veredicto se hará público de forma inminente, siendo el acueducto motivo de la Fiesta Nacional (doce de octubre) la "mejor opción" en voz de varios dirigentes.

La lista electoral por Madrid incluye otras 18 personas (excluyendo los de Gallardón y Rajoy) que según las encuestas internas tendrán escaño en la Carrera de San Jerónimo, dos más que en los anteriores comicios. En el segundo y tercer puesto se situarán Soraya Sáenz de Santamaría y Ana Mato, aunque el orden no ha sido desvelado; de hecho, parlamentarios y fontaneros de Génova mantienen su particular contienda en este sentido. Sea como fuere, la que ha sido portavoz en la Cortes subiría con respecto a 2008 (cuando fue quinta) mientras que la jefa de campaña podría mantenerse como número tres o subir un peldaño.

Manuel Pizarro -quien fuera dos-, Eduardo Zaplana -cuarto- y Cristóbal Montoro -sexto, ahora por cabeza de cartel por Sevilla- caen, dejando en los puestos lanzadera aún huecos para más dirigentes. La candidatura va a ser "continuista", pero por fuerza tendrá que haber caras nuevas ante las bajas y los dos diputados de más que, según los sondeos, van a cosechar. Se habla de Lucía Figar, actual consejera madrileña y mano derecha de Aguirre, o Juan José Güemes, actualmente en el sector privado pero muy vinculado al PP.

Confirmado está que Ignacio Astarloa estará en un puesto que, al cien por cien, le abra las puertas del Congreso, tras ser apartado de la candidatura de Vizcaya.

Por su parte, y aunque en un primer momento se dudó de su presencia, todas las fuentes consultadas insisten en que Cayetana Álvarez de Toledo, uno de los grandes azotes contra Alfredo Pérez Rubalcaba, repetirá en las listas, si bien no está confirmado si irá por el número nueve. Los un día críticos pero hoy reconciliados Gabriel Elorriaga (7) y Carlos Aragonés (12) tampoco debería tener problemas para repetir.

Evidentemente, también estará el ministrable Miguel Arias Cañete, fiel a Rajoy en los momentos no tan buenos. Podría, incluso, ascender. Juan Carlos Vera (imprescindible del denominado aparato), Beatriz Salmones o María Teresa de Lara serán otros de los nombres que se verán entre los diez primeros.

 "No habrá purga, salvo orden de última hora y de arriba", destacan fuentes conocedoras del boceto final. "Todos los que han seguido repetirán, habrá continuidad", informan en el cuartel general de los populares, a modo de consigna.

"Quiero daros las gracias. Gracias muy sentidas por algo que me afecta muy personalmente. Si estoy aquí es porque vosotros habéis querido. Vosotros y nadie más. Vosotros, y a pesar de todo", solemnizó el propio Rajoy, en formato de gran conciliador, en la clausura de la cumbre que le sirvió de proclamación de candidato al 20-N.

Retrocediendo en el tiempo y volviendo a un día más tarde del momentazo político del despacho y el ascensor, Gallardón dijo: "En políticas, a veces se gana y otras se pierde, y esta vez yo he sido derrotado. Siento una profunda tristeza". En la convención nacional de Málaga, el casi diputado-ministro robó tanto el protagonismo con su exultante alegría que alguien alertó: "¿Y si se ha vuelto a equivocar?, ¿Y si Rajoy le vuelve a castigar?". Todo apunta a que esta vez sí le llevará a su lado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 47 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation