Menú

Cosidó: El primer "desafío" de la Policía sigue siendo ETA

Destaca la despolitización de la cupula policial y la necesidad de que la crisis no afecte a la eficacia y operatividad.

0

La Policía ya tiene nueva cúpula. En un acto celebrado en el Complejo de Canillas, centro neurálgico del cuerpo policial en Madrid, los nuevos miembros de la Junta de Gobierno policial tomaron posesión este viernes de sus nuevos cargos antes la atenta mirada del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

De este modo, se cumplía con uno de los principales retos que se habían propuesto los altos cargos del ministerio, comenzando por el nuevo director general de la Policía, Ignacio Cosidó: la despolitización de la cúpula policial, designada por los gobiernos socialistas no sólo por su capacidad profesional, sino preferentemente por su cercanía al partido y al ex ministro Alfredo Pérez Rubalcaba.

En la intervención que dio inicio al acto, Cosidó destacó que los "únicos criterios" que le han guiado para confeccionar la nueva Junta de Gobierno fueron "la experiencia profesional, la capacidad para desempeñar las tareas asignadas y la especialización en cada una de las áreas de responsabilidad que se les ha asignado" a los mandos elegidos.

"Ha sido sin duda una de las tareas más difíciles, pero también más importante, que he debido afrontar como Director de la Policía. No es nada fácil elegir poco más de una decena de nombres entre más de 400 mandos superiores perfectamente cualificados y preparados para asumir las más altas responsabilidades en la Institución", dijo.

Terminadas las alusiones sobre los nuevos miembros de la cúpula policial, entró en materia sobre lo que será los principales "desafíos" que deberá afrontar el cuerpo durante los próximos años  y, como no podía ser de otro modo, situó al terrorismo en el primer lugar.

"El anuncio del cese de la actividad terrorista por parte de la banda terrorista ETA, del que todos nos congratulamos, no debe hacernos bajar la guardia lo más mínimo. Tienen el firme compromiso de que esta nueva Junta de Gobierno mantendrá al Cuerpo Nacional de Policía como en la vanguardia de esta lucha hasta lograr la derrota definitiva de esta organización terrorista", aseguró Cosidó.

"La evolución de nuestro entorno estratégico nos hace prever además un aumento de la amenaza del terrorismo yihadista en los próximos años. Tendremos que estar muy vigilantes para que ningún movimiento radical o extremista pueda derivar en el futuro en organizaciones violentas", añadió.

Tras esto, llegaron las ya habituales alusiones a la necesidad de apretarse el cinturón y de evitar que los estrecheces económicas fruto de las crisis resten operatividad y eficacia a la Policía; y el anuncio de que una de las primeras tareas de orden interno que se deben afrontar será la redacción de un nuevo Estatuto de Personal y la revisión de la normativa sobre condecoraciones.

Tras la intervención del nuevo director general de la Policía, llegó el turno de la jura del cargos por parte de los nuevos mandos policiales. Así lo hicieron el director adjunto operativo, Eugenio Pino; el subdirector general de Recursos Humanos, Antonio Rodríguez; el subdirector general de Gestión Económica, Técnica y Documental, José Mª Rodríguez Calderón; el jefe de la Unidad de Coordinación, José Manuel Pérez; el comisario general de  Información, Enrique Barón; el comisario general de Policía Judicial, José Enrique Rodríguez Ulla; el comisario general de Extranjería y Fronteras, Emilio Baos; el comisario general de Seguridad Ciudadana, Florentino Villabona, y la comisaria general de Policía Científica, María Pilar Allue.

Además, también tomaron posesión de sus cargos el jefe de la Unidad de Documentación de Españoles y Archivo, Pedro Polo; y el jefe de la División de Formación y Perfeccionamiento, José Santiago Sánchez; mientras que los comisarios principales responsables de la División de Personal, Gonzalo Rodríguez Casares; y de la División de Coordinación Económica y Técnica, Idelfonso Escalero, renovaron sus cargos.

Para finalizar el acto, tomó la palabra el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien encuadró el relevo en la cúpula policial "en la normalidad institucional" propia de un cambio de Ejecutivo, que ha decidido con "naturalidad" una sustitución del equipo. "No ha sido una decisión fácil", dijo, para añadir que los nuevos mandos son los más idóneos para los nuevos tiempos en el marco de la "excelencia" que hay dentro de la Policía.

Asimismo, tuvo un emotivo recuerda para el anterior Director Adjunto Operativo, Miguel Ángel Fernández Chico, a quién visitó ayer jueves en el hospital, donde se encuentra ingresado por un empeoramiento de la grave enfermedad que padece desde hace años
 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios