Menú

El SUP sigue querellándose contra periodistas para no dar "un cambio demasiado brusco"

Según informa Fernando Lázaro en El Mundo, el SUP ha decidido sumarse a la acusación que hasta ahora ejercía la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M contra el comisario y ex jefe de los TEDAX, Juan Jesús Sánchez Manzano. Mantiene de momento, sin embargo, sus querellas contra periodistas que investigan el 11-M.

0
La querella contra Sánchez Manzano y su jefa de laboratorio fue presentada por la asociación de víctimas que preside Ángeles Domínguez en julio del año pasado, por los presuntos delitos de falso testimonio, manipulación de pruebas y omisión del deber de perseguir delitos. Actualmente, la querella está paralizada, desde hace varios meses, debido a la táctica obstruccionista del Ministerio de Interior, que se ha negado en diversas ocasiones a entregar distintos documentos solicitados por la juez del caso, invocando la Ley de Secretos Oficiales.

El Sindicato Unificado de Policía no sólo no había respaldado hasta el momento dichas iniciativas de las víctimas, sino que se había querellado por su parte contra diversos periodistas que han estado denunciado las irregularidades en la investigación del 11-M. Ahora, el SUP considera que Manzano pudo tener una actuación negligente en su gestión de los atentados. En particular, señalan que existen suficientes testimonios de miembros del Tedax que apuntan a irregularidades respecto a la custodia de las muestras de los focos de explosión, que fueron destruidas.

El SUP justifica su cambio de postura afirmando que "si exigimos a los medios de comunicación y periodistas, incluso con denuncias, que se atengan a la verdad, debemos mostrar la misma disposición para descubrir si ha habido negligencia, impericia o cualquier acción profesional que no cumpla los principios básicos de actuación exigidos a los miembros del Cuerpo Nacional de Policía".

José Manuel Sánchez Fornet, secretario general de este sindicato, declara en El Mundo que "ahora es cuando se ha considerado el momento oportuno". Sin embargo, antes de nada pretenden dejar claro en qué creen: "El SUP actúa ante una mala praxis, ante una mala gestión profesional. En el 11-M ni estuvo ETA ni hubo implicaciones oscuras de servicios secretos". Continúa diciendo que "el 11-M fue un atentado islamista cometido por una célula con orientación e influencia de Al Qaeda. Nosotros ahora denunciamos a un mando que pudo actuar con impericia".

En declaraciones a Libertad Digital, Sánchez Fornet confirmó que la decisión formal de personarse en el proceso contra Sánchez Manzano fue tomada en la reunión de la ejecutiva del SUP celebrada el pasado jueves y que la solicitud de personación en la causa se presentará a lo largo de esta semana. En esa misma reunión se discutió también la propuesta de retirar las querellas que dicho sindicato de Policía mantiene contra los periodistas Federico Jiménez Losantos y Luis del Pino, pero el tema quedó aparcado hasta una siguiente reunión, debido a la oposición de algunos miembros de la ejecutiva del sindicato, que consideraban que la retirada de esas querellas podría interpretarse como "un cambio de orientación demasiado brusco".

Preguntado por esta sorprendente decisión del SUP, José María de Pablo, abogado de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, la valoró positivamente. "Me parece que eso debería ser lo normal. Los sindicatos policiales tienen que ser los primeros interesados en reclamar que se investigue cualquier posible irregularidad, precisamente para defender el honor del Cuerpo Nacional de Policía".

Por su parte, Lorenzo Nebreda, portavoz de la Confederación Española de Policía, señaló a Libertad Digital que "la CEP respeta las decisiones que tome cualquier otro sindicato, pero las querellas del SUP suelen tener un contenido propagandístico fuerte y poca sustancia", por lo que habrá que esperar para ver qué pasos adicionales se dan. "La querella que tendrían que haber mantenido es la que en su día decidimos presentar todos los sindicatos de Policía contra el Fiscal General del Estado, de la que decidieron retirarse, con lo que el tema quedó neutralizado".

Sea como sea, la decisión del SUP constituye un nuevo mazazo jurídico contra el comisario Sánchez Manzano, cuya posición ya había quedado en entredicho cuando diversos juzgados rechazaron sus demandas contra el periódico El Mundo y contra la plataforma ciudadana Peones Negros y que podría ser procesado próximamente, dentro de la causa que contra él se sigue a instancias de las víctimas.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 13 comentarios guardados

    Servicios