Menú

La delincuencia se ha disparado un 12 por ciento desde que Zapatero es presidente

Entre 2004 y 2007, los delitos aumentaron en España un 12,6 por ciento, pese a que las cifras manipuladas que Rubalcaba hablan de un descenso. Destaca un aumento del 31 por ciento en los más graves, los que afectan a la vida, la integridad y a la libertad de las personas.

0
Entre 2004 y 2007, los delitos aumentaron en España un 12,6 por ciento, pese a que las cifras manipuladas que Rubalcaba hablan de un descenso. Destaca un aumento del 31 por ciento en los más graves, los que afectan a la vida, la integridad y a la libertad de las personas.
Ignacio Cosidó. Portavoz del PP en la Comisión de Interior del Congreso.

(Libertad Digital) La delincuencia crece año tras año en España pese a los datos que a regañadientes va facilitando el ministro del Interior. Así se contempla tras una pormenorizada lectura de los datos que aporta el informe "Inseguridad ciudadana: una verdad que oculta Rubalcaba", elaborado por el portavoz del PP la comisión de Interior del Congreso de los Diputados, Ignacio Cosidó, para Papeles FAES, una de las publicaciones de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, que preside José María Aznar.

Los delitos y faltas conocidos por todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, policías autonómicas incluidas, pasaron de los 2.124.128 delitos en 2004 a los 2.393.569 delitos en 2007. Este aumento representa un aumento del 12,6 por ciento, que sitúa el crecimiento medio anual de la delincuencia en España en casi un 4 por ciento.

Cifras similares se desprenden de los asuntos ingresados en la jurisdicción penal, que han pasado de los 5.690.820 que se dieron en 2004 a los 6.294.820 que se registraron en 2007, lo que supone un crecimiento del 10 por ciento. En lo que respecta a las diligencias incoadas por los fiscales, el aumento es del 11 por ciento, al pasar de las 4.064.021 de 2004 a las 4.519.041 de 2007.

El informe pone de manifiesto que "junto a este aumento cuantitativo de la delincuencia, hay que poner de manifiesto que asistimos también a un aumento de su peligrosidad. Así, observamos una creciente presencia de redes trasnacionales de criminalidad en nuestro territorio, una delincuencia cada día más organizada y con mayores niveles de violencia en la comisión de los delitos. Es más, cada vez son más frecuentes crímenes como los denominados secuestros exprés, el asalto a viviendas habitadas o los asesinatos entre bandas rivales, que eran prácticamente desconocidos en nuestro país".

Datos manipulados

Los datos aportados por Ignacio Cosidó en el monográfico son contradictorios con los que aportó el propio ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su comparecencia en la comisión del Interior del Congreso de los Diputados el pasado mes de octubre. Esto es, según el electo popular, porque "el ministro aportó datos sesgados, incompletos y manipulados para afirmar que la delincuencia se está reduciendo en nuestro país".

Según destaca el informe, los datos facilitados por Rubalcaba en el Congreso difieren incluso con los que su propio departamento ha hecho públicos en años anteriores y en otros casos omite información de relevancia, como sería el caso de los delitos que se producen en Cataluña. El ministro habló de un descenso importantísimo de los delitos conocidos por la Guardia Civil y la Policía Nacional en esta región, aunque olvidó destacar en este punto que durante 2007 las Fuerzas de Seguridad estatales dejaron importantes poblaciones bajo el mando de los Mossos d´Esquadra. Si se suman los delitos de los que tuvieron conocimiento la Policía, la Guardia Civil y la policía catalana en la región, el número de delitos aumentó un 3,7 por ciento.

"Las tasas de delitos por mil habitantes facilitadas por el Ministerio del Interior tampoco son reales. En su informe, el ministro presume de una tasa de 47,5 infracciones por mil habitantes, pero la realidad es que esa tasa sería de 51,6. Para el cálculo de esta tasa, el Ministerio parece considerar una población bajo su responsabilidad de 40 millones, pero si restamos a los 45,2 millones que señala el INE para ese año los 6,5 millones que atienden los Mossos y los 2,1 que son responsabilidad de la Ertzaintza, la tasa es 4 puntos superior a la facilitada por el ministro", señala.

Continuando con estos datos, el informe incide aún más en el maquillaje de las cifras hecho por el ministro: "La tasa de delincuencia no sólo es superior, sino que además crece, en contra de lo que afirma Rubalcaba. Según las cifras facilitadas por el ministro, esa tasa se habría reducido en más de 2 puntos, de 48,9 en 2004 a 47,5 en 2007. Por el contrario, si tenemos en cuenta la transferencia de población a los Mossos, el índice de delincuencia en el territorio bajo responsabilidad del Ministerio del Interior habría crecido casi dos puntos, del 49,9 al 51,6. Tomando en consideración País Vasco y Cataluña, el índice de criminalidad para el conjunto de España se habría incrementado aún en mayor medida, pasando de 49,2 infracciones por mil habitantes en 2004 a 53 en 2007".

Cosidó destaca también que el tipo de delitos que han aumento en los últimos años son precisamente los más graves, es decir, los que afectan "a la vida, la integridad y a la libertad de las personas". Así, este tipo de delitos creció un 31 por ciento entre 2004 y 2007, pasando de 101.285 en 2004 a 132.459 en 2007.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation