Menú

Las filtraciones sobre los vuelos de la CIA terminan salpicando al Ejecutivo Zapatero

Zapatero, Moratinos y Alonso negaron tener conocimiento de los vuelos de la CIA. Pero Exteriores y Defensa les han delatado.

Un militar acusa a Defensa de ocultar los ataques en Afganistán
0
Zapatero, Moratinos y Alonso negaron tener conocimiento de los vuelos de la CIA. Pero Exteriores y Defensa les han delatado.
Zapatero y Moratinos en una imagen de archivo.
L D (J. Arias Borque) Esta semana, El País ha vuelto a la carga con una serie de informaciones sobre los vuelos de la CIA con destino a la base norteamericana de Guantánamo, en Cuba, que pasaban por España. Las mismas estaban encaminadas, sin complejos, en la campaña de desprestigio hacia el ex presidente del Gobierno, José María Aznar. El problema es que la tortilla se ha dado la vuelta y las filtraciones interesadas han terminado salpicando al Gobierno de Zapatero y a sus Ministerios de Defensa y Asuntos Exteriores.
 
Así, según la documentación de que dispone la Audiencia Nacional, de los once polémicos vuelos que pasaron por suelo español, tan sólo dos lo hicieron durante los últimos años del Gobierno de José María Aznar. Los otros nueve, pasaron por suelo español durante la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero en La Moncloa.
 
De hecho, el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, aumentó la polémica al denunciar el lunes que el Ejecutivo Zapatero ordenó que no se hablara sobre los vuelos de la CIA, pese a que Estados Unidos le había confirmado "por escrito" que estos vuelos "no transportaban pasajeros ni carga que pudiesen ser controvertidos para España". Así, hizo públicos dos faxes y una nota interior, fechados los días 26, 27 y 30 de noviembre de 2007, en los que el por entonces secretario general de Política de Defensa, Luis Cuesta, ordenaba que no se remitiera información relativa a las autorizaciones de los vuelos de Estados Unidos.
 
Tras la denuncia del dirigente comunista, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos y el portavoz del PSOE en el Congreso y ex ministro de Defensa, José Antonio Alonso, negaron el mismo lunes tener información alguna sobre esos vuelos al ser preguntados por la prensa. Sin embargo, con sendos comunicados, Defensa y Exteriores han dejado este martes en evidencia las mentiras de los tres políticos.
 
El Ministerio de Exteriores emitió este martes un comunicado de prensa en el que viene a reconocer que impuso un apagón informativo sobre estos vuelos lamentando que IU haya roto el secreto del sumario "para interpretar de manera parcial y no objetiva" documentos relacionados con los vuelos de la CIA a su paso por España con presos que eran llevados a la cárcel de Guantánamo.
 
Según dijo, esa documentación fue remitida a la Audiencia Nacional por el Ministerio y consta en el sumario de la investigación en curso que lleva a cabo esa instancia judicial. Además, recuerda que la coalición comunista forma parte de la acusación particular, por lo que dispone de estos documentos. Por último, según dicen, éstos "confirman la voluntad" del Gobierno de colaborar con la Justicia y no la opacidad de la gestión del Ejecutivo en el asunto tal y como les acusaba Llamazares.
 
Es decir, Exteriores reconoce que tenían conocimiento de los vuelos y que se ordenó un apagón informativo sobre ellos, pero critica que Llamazares revele un secreto de sumario. De este modo, dejan en evidencia que Moratinos mintió el lunes al decir que no tenía conocimiento de esos vuelos. El Partido Popular recuerda que el ministro de Exteriores admitió que conocía la existencia de los mismos y subrayó su legalidad en una comparecencia ante el Parlamento Europeo en 2006. Incluso llega a destacar en esa comparecencia que existen sospechas de que hubiese detenidos en un vuelo que hizo escala en Palma de Mallorca el 15 de septiembre de 2004, ya bajo el Gobierno Zapatero.
 
Minutos después, dentro de la política de sálvese quien pueda, era el ministerio de Defensa quien intentaba salir airoso de la polémica a través de otro comunicado. En él, el Ministerio de Carmen Chacón dice que tenía conocimiento de los vuelos, que califica de "plenamente legales" porque "cumplían con lo previsto en el artículo 25.2 del convenio de Cooperación para la Defensa entre España y Estados Unidos. Es decir, que no transportaban ni pasajeros ni carga que pudiesen ser controvertidos para España". De igual forma, reconoce que Estados Unidos cumplió el protocolo y avisó de ellos con cuarenta y ocho horas de antelación.
 
Defensa también reconoce, en relación con los vuelos realizados en la etapa de Gobierno del Partido Popular, que "no tiene constancia de ningún vuelo o escala en territorio español por parte de aeronaves de las Fuerzas de los Estados Unidos de naturaleza ilegal, o que de algún modo hubiera podido contravenir los acuerdos internacionales suscritos por España en esta materia".
 
Defensa reconoce tener conocimiento de los vuelos y resulta difícil creer que quien fue el titular de la cartera durante media legislatura no tuviese conocimiento de esos vuelos. De igual forma, si al menos dos ministerios tenían conocimiento de los mismos, parece igualmente difícil que el presidente del Gobierno no lo supiera.
 
La embajada de Estados Unidos en España aseguró este martes haber cumplido con sus "deberes" en virtud del convenio bilateral que mantiene con España sobre Defensa asegurando que informó al Gobierno español de todos y cada uno de los vuelos que pasaron por España.
 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios