Menú

Soraya no castiga a los críticos, que creen que "recula" para evitar "males mayores"

Escepticismo tras la abarrotada reunión del Grupo Popular en el Congreso. Sáenz de Santamaría ha evitado castigar públicamente a los críticos, que creen que su portavoz "ha reculado" para evitar así "males mayores". "Los diputados no llevamos una cámara pegada al culo", ha dicho Celia Villalobos.

VÍDEO LDTV: "No llevamos una cámara pegada al culo"
0
Escepticismo tras la abarrotada reunión del Grupo Popular en el Congreso. Sáenz de Santamaría ha evitado castigar públicamente a los críticos, que creen que su portavoz "ha reculado" para evitar así "males mayores". "Los diputados no llevamos una cámara pegada al culo", ha dicho Celia Villalobos.
"
LD (Pablo Montesinos) Hora y media de reunión a puerta cerrada y ni una sóla referencia a la crisis interna que vive el Grupo Popular. Ante un aforo semilleno, con la presencia de más de 100 de los 154 diputados que el PP tiene en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría ha querido transmitir un mensaje de unidad en el que la economía ha sido la gran protagonista. Ha llegado a decir que no percibió "ningún malestar" cuando dijo eso de "vamos a tomar medias, el que no quiera venir que renuncie a su escaño".
 
Una cita sin reprimendas internas de la que los críticos sacan una clara conclusión: su portavoz ha optado por "recular" para evitar así males mayores. Temen, eso sí, que haya consecuencias a medio-largo plazo.
 
En la rueda de prensa posterior al encuentro, la portavoz del PP en la Cámara Baja ha dicho que está "para trabajar con responsabilidad en un momento en el que a todos se nos exige una responsabilidad extraordinaria porque España vive un momento de crisis".
 
Sobre quienes le acusan de no hacer oposición, ha afirmado que su obligación es "hacer oposición y crítica, pero también alternativa". "Yo me quedo con ese trabajo, construirlo es la forma de presentar un proyecto atractivo a los españoles y estoy convencida de que esa responsabilidad también asiste a la inmensa mayoría de los dirigentes y diputados del grupo", ha continuado.
 
En este sentido, dice sentirse "muy contenta" con el trabajo de su grupo. No cree que existan díscolos en su formación. Eso sí, ha advertido que las cosas se discuten "en los despachos o en la reuniones internas" y que ella, pese a los testimonios recogidos por Libertad Digital, está abierta "a todo tipo de críticas", especialmente "constructivas".
 
"Probablemente haya gente que no opine igual, eso ocurre en todas las familias, pero yo estoy aquí para trabajar y soy consciente de que la inmensa mayoría de mis diputados están para eso, me lo están demostrando con su trabajo y me quedo con eso", ha remarcado.
 
No quiso entrar a valorar si su antecesor en el cargo, Eduardo Zaplana, está detrás de las voces críticas de su grupo, una posibilidad que María Dolores de Cospedal no se encargó de zanjar este lunes en declaraciones a Onda Cero.
 
La portavoz popular también quiso quitar el calificativo de "extraordinaria" a la reunión mantenida este lunes. Según ella, era "ordinaria" pese a que no hay un calendario que fije este tipo de encuentros, tal y como ha podido comprobar Libertad Digital.
 
Ronda con las voces críticas del Grupo Popular
 
Minutos después de finalizar la reunión, varios diputados del PP han valorado para este periódico el discurso de su portavoz. Uno de ellos ha asegurado que Sáenz de Santamaría "ha reculado" evitando la reprimenda pública que muchos esperaban. "No ha habido nada de nada, posiblemente se ha dado cuenta que su actitud de reproches no ayudaba en nada, ha sido una rectificación tácita", explicaba otro dirigente popular.
 
Ambos coinciden en que el camino seguido por Sáenz de Santamaría "no era el correcto" aunque dudan en que vaya a variar su labor de oposición. El motivo de sus críticas, recuerdan, es que hoy por hoy el discurso del PP "no es igual en toda España" por lo que instan a la dirección del grupo a retomar una opisición firme y coherente.
 
Muy molestos con Cospedal
 
En este sentido, han molestado mucho las palabras de María Dolores de Cospedal primero en El País y luego en Onda Cero: "las he leido en Libertad Digital y tengo que decirle que yo llevo 26 años remando en la misma dirección que mi partido, yo no creo que hacer una crítica sea de cobardes". Una opinión que también se ha podido escuchar en la sede de los populares. Fuentes de la dirección del partido consultadas por este periódico consideran "un error" el ataque de Cospedal a los suyos, que ya en el debate parlamentario del Estatuto de Castilla La Mancha contó con el rechazo de populares de Murcia, Valencia y Andalucía.
 
Por su parte, el diputado del PP por Toledo Alejandro Ballestero también ha hecho referencia a las palabras de su secretaria general. Recalca que "pensar diferente" dentro del partido "nunca" supone "remar en contra" y quiso dejar claro que no se considera ningún "cobarde anónimo".
 
Una reflexión con la que grosso modo dijo coincidir su compañero por Madrid Eugenio Nasarre, quien hizo un llamamiento para que el PP "reflexione" sobre "muchas cosas", entre las que citó la necesidad de estudiar las posibles respuestas que hay que dar a los ciudadanos ante la actual coyuntura económica. Según recoge Europa Press, también planteó la necesidad de que se aborde las ausencias de diputados en las sesiones de control al Gobierno.
 
Por el contrario, la diputada malagueña y secretaria cuarta de la Mesa del Congreso, Celia Villalobos, mostró su preocupación por que se dé a entender que los diputados no trabajan lo suficiente en el Congreso o por el hecho de que tal vez no lo sepan transmitir. "No creo que los diputados trabajen menos que en los parlamentos francés o inglés, habrá alguno que no trabaje, pero, en general, nos dejamos la piel trabajando", indicó. Suya fue la frase más comentada de la reunión: "los diputados no llevamos una cámara pegada al culo".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios