Menú

Zapatero elude contestar qué hará si Ibarretxe convoca el referéndum en el País Vasco

El presidente del Gobierno se negó dos veces este miércoles a explicar qué hará si finalmente Ibarretxe cumple su amenaza de convocar el referéndum. “Tengo al lehendakari por un demócrata y no puedo imaginarme que no vaya a respetar las leyes y el ordenamiento jurídico”, dijo en una entrevista-coloquio en TVE. Sobre ETA, Zapatero dijo que "si hay una mínima oportunidad de acabar con el terrorismo, el Gobierno intentárá que fructifique". De la Constitución europea dice que es "un arma de construcción masiva". Y de la relación con EEUU sólo pareció mostrarse orgulloso de no haber recibido la llamada de George W. Bush.

0
El presidente del Gobierno se negó dos veces este miércoles a explicar qué hará si finalmente Ibarretxe cumple su amenaza de convocar el referéndum. “Tengo al lehendakari por un demócrata y no puedo imaginarme que no vaya a respetar las leyes y el ordenamiento jurídico”, dijo en una entrevista-coloquio en TVE. Sobre ETA, Zapatero dijo que "si hay una mínima oportunidad de acabar con el terrorismo, el Gobierno intentárá que fructifique". De la Constitución europea dice que es "un arma de construcción masiva". Y de la relación con EEUU sólo pareció mostrarse orgulloso de no haber recibido la llamada de George W. Bush.
Rodríguez Zapatero.
(Libertad Digital) Zapatero fue entrevistado en TVE por Javier González Ferrari, presidente Onda Cero, las periodistas Nativel Preciados y Charo Zarzalejos y José Antich, director de La Vanguardia bajo la moderación del director de informativos del Ente, Lorenzo Milá. Muchos fueron los asuntos tratados y muy pocos los contestados por Zapatero.
 
1. TERRORISMO Y PLAN IBARRETXE. Zapatero dijo que “el movimiento terrorista” de ETA “tiene que acabar alguna vez, no va a durar para siempre”, y añadió que “hay que trabajar para la esperanza sin hacerse ilusiones”. José Luis Rodríguez Zapatero dijo que “mientras no cese el ruido de las armas, de las bombas, no haya una condena de la violencia, no serán escuchados ni por el Gobierno ni por la sociedad”.
 
El presidente recordó las treguas sucedidas en los gobiernos de González y Aznar. "Mi prioridad es ver el fin de ETA, si hay una mínima oportunidad el Gobierno intentárá que fructifique, pero no me muevo más que por hechos".  “Tenemos que trabajar por estar en vías de alcanzar la paz. Los antecedentes no nos permiten ni ser optimistas ni hacernos ilusiones”. El presidente recordó la noche electoral. “La gente me gritaba ‘no nos falles’ y para mi ese compromiso era salir de la guerra de Irak, tener un país que defendiera la paz y en esta legislatura poner fin a la violencia de ETA. Voy a trabajar firmemente por acabar con la violencia de ETA”.
 
El presidente del Gobierno reiteró que el plan Ibarretxe “va a ser rechazado en el Parlamento y esa propuesta no va a tener vigencia nunca” porque “Euskadi necesita un plan de todos, de convivencia, sin el nombre de nadie, en el que todo mundo se pueda reconocer”. Preguntado por lo que hará el Gobierno si Ibarretxe cumple su amenaza de convocar un referéndum, Zapatero aseguró que “tengo al lehendakari por un demócrata y no puedo imaginarme que no vaya a respetar las leyes y el ordenamiento jurídico”.
 
Sobre la reunión de la semana pasada con el lehendakari, Zapatero, que delegó en su vicepresidenta para la comparecencia posterior, reivindicó que “el valor de la palabra y el diálogo es esencial”. Explicó que conversaron sobre la situación en el País Vasco y “le expliqué a fondo las razones para rechazar su plan. Le expliqué que la posición tiene que ser acordada por todos. Hablamos de la violencia para ver el fin de ETA”.

Según Rodríguez Zapatero, faltan dos etapas para que la transición llegue a la meta del éxito: el fin violencia y la estabilidad territorial. “Estamos en condiciones de abordar esas dos etapas finales. Hay una demanda de reformas estatutarias y se puede abrir un proceso de reformas”. “Tengo el compromiso de apoyar un nuevo estatuto en Cataluña y lo apoyaré”, dijo y en cuanto al País Vasco dijo que es necesario fijar una posición “definitiva dentro del Estado español”.

2. EUROPA: La papeleta es "un arma de construcción masiva". Fue el primer cambio de tercio conducido por Lorenzo Milá. Le preguntó qué participación sería necesaria para considerar un éxito el referéndum. Tampoco contestó. "Lo importante –dijo– es que podemos demostrar un poder marcando un camino, votando la Constitución. Esta en nuestra responsabilidad dar argumentos. Una de las cosas que más atrae a Zapatero es que la Constitución europea es "un proyecto con himno, bandera y lema que es unidos en la diversidad". Tras ello, llegó la frase de diseño: "Los españoles cuando cojan su papeleta tendrán en su mano un arma de construcción masiva". Buen argumento para entrar en las relaciones con EEUU. Eso sí, también en esta materia se negó a admitir hechos y hasta a pronunciar palabras clave como "llamada de teléfono".
 
3. LAS RELACIONES CON EEUU. "Habéis acertado". No hay llamada. Fue José Antich el que preguntó. Y Zapatero dijo que "podemos hablar claro en este ámbito".  "Yo entiendo –dijo el presidente– que Bush se haya mostrado contrariado". Relató que ello se sustenta en su posición "contra la guerra" y en que "retiré las tropas de Irak". Eso sí, "en las últimas semanas he visto señales positivas en las intenciones de Condoleezza Rice". Claro que, recordó Zapatero "al final no había armas de destrucción masiva en Irak, lo reconoce Bush pero no algunos que lo defendían con solemnidad en España". Lorenzo Milá medió: "Pero, ¿le han devuelto la llamada?". Y el presidente contestó: "Creo que he sido explicito. Entiendo que esté contrariado". Al unísono y muy sonrientes todos corearon que entonces no ha sonado el teléfono de Moncloa. "Efectivamente habéis acertado", concluyó Zapatero orgulloso.
 
4. LAS REFORMAS. Cuándo es necesario el PP y cuándo no. González Ferrari preguntó por el “equilibrio complicadito” que supone, a su juicio, alcanzar consensos en materia de reformas estatutarias y tener contentos a los socios. “Si estuvieron de acuerdo Carrillo y Fraga –traía preparado Zapatero– cómo no lo vamos a estar para una comunidad como Cataluña que es trascendental. Voy a trabajar por ello”. Por el “respaldo unánime o –matiz– prácticamente total de la Cámara”.
 
Charo Zarzalejos cuestionó al presidente sobre lo que interpretó como una contradicción: llegar a decir que el PP no es necesario para luego elogiar la actitud de Rajoy o ese “ataque de sensatez que gusta decir a alguno de sus ministros”, en referencia a Sevilla.
 
“Con Rajoy –contestó Zapatero– quiero con él un diálogo abierto. Las reformas institucionales que afectan al desarrollo autonómico o a la propia Constitución necesitan el acuerdo del PP”. Pero –y aquí llega una de las claves pese a la interpretación que uno de los presentes en el debate hizo horas después en la portada de su periódico– “en los Estatutos de autonomía no es imprescindible pero sí muy aconsejable”.
 
Precisamente José Antich preguntó después si en la reciente comisión propuesta por Rajoy para velar por el desarrollo autonómico ingresarían partidos como ERC o IU, el presidente dijo que “todos los grupos políticos van a estar en el debate en el Parlamento de Cataluña y todos en el Congreso. Hay una serie de ellos como los que apoyan al Gobierno y que has citado con los que tenemos una relación fluida y directa. Pero –prosiguió– el escenario de la comisión no vela por nada. Es todo lo contrario a la LOAPA. Son reformas para avanzar en autogobierno”.
 
5. LA TELEVISIÓN DE FERRARI Y LA TDT. Muy animado, Javier González Ferrari recordó sus años de trabajo en el Ente Público para, acto seguido, deshacerse en elogios hacia el invitado por cumplir una promesa y “acometer nada más llegar (al poder) la reforma de la TVE”. La pregunta para Zapatero era si con el impulso de las televisiones digitales terrestres va a haber más canales. Era una buena oportunidad para el presidente porque en este particular cuando Montilla dice una cosa, De la Vega, la contraria.
 
Y el presidente contestó a medias entre el tuteo y la lejana cortesía: “Le agradezco que me hagas estas preguntas: hay una comisión de sabios que van a producir un informe que se traducirá en una reforma legislativa”. Eso, se sabía, aunque no se conocen los efectos. Y precisamente iban encaminados por los elogios de Ferrari: Ahora “hay unos informativos que hacen los responsables de informativos, programas plurales...”. Y el ejemplo de siempre: “Fíjese, Rajoy estuvo aquí (en TVE) 3 días después de ser elegido líder de su partido, yo tardé 3 años, y hoy me entrevistan 9 meses después” de convertirse en presidente del Gobierno.
 
Pero en lo que importaba, las televisiones, nada: El Gobierno quiere “adelantar el proyecto de televisión digital, el apagón analógico...” y, claro, “a más pluralidad más libertad”. ¿Habrá más entonces más televisiones?, preguntaron todos.  “Dejemos que la ley se debata en el Parlamento. El Gobierno sólo debe facilitarlo”, concluyó Zapatero. Esta vez casi olvida el consabido ataque: “Para conformar medios hay que mirar hacia atrás”.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation