Menú

Zapatero insiste en el diálogo tras el atentado contra dos policías y se limita a amonestar: "Con violencia, nada de nada"

Ni una palabra sobre la campaña de acoso "sin precedentes" que están sufriendo los jueces. Ni una de solidaridad ni condena explícita del ataque a los dos policías municipales en Bilbao. Zapatero se ha limitado a exigir "ausencia de violencia" a Batasuna-ETA, "diálogo" y por último un "acuerdo de convivencia" con quienes le han instado a "liberarse de la legalidad, la Constitución y todas esas zarandajas". Fiel a su estrategia, ha arremetido contra el PP por "hacer oposición con la lucha contra el terrorismo y con lo sucedido en la tragedia del 11-M". Quien ha salido en defensa de los jueces es Francisco Vázquez, que ha pedido que no se ponga "en entredicho" la independencia judicial. Mientras, la extorsión continúaBatasuna-ETA ha vuelto a recordar sus condiciones al Gobierno sin condenar la agresión contra los policías.

0
Ni una palabra sobre la campaña de acoso "sin precedentes" que están sufriendo los jueces. Ni una de solidaridad ni condena explícita del ataque a los dos policías municipales en Bilbao. Zapatero se ha limitado a exigir "ausencia de violencia" a Batasuna-ETA, "diálogo" y por último un "acuerdo de convivencia" con quienes le han instado a "liberarse de la legalidad, la Constitución y todas esas zarandajas". Fiel a su estrategia, ha arremetido contra el PP por "hacer oposición con la lucha contra el terrorismo y con lo sucedido en la tragedia del 11-M". Quien ha salido en defensa de los jueces es Francisco Vázquez, que ha pedido que no se ponga "en entredicho" la independencia judicial. Mientras, la extorsión continúa y Batasuna-ETA ha vuelto a recordar sus condiciones al Gobierno sin condenar la agresión contra los policías.
Rodríguez Zapatero.
L D (Europa Press) El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, subrayó que el proceso de paz en el País Vasco exige "primero ausencia de violencia", "diálogo" en segundo lugar y por último un "acuerdo de convivencia" en esa comunidad autónoma. En rueda de prensa en Estambul (Turquía), Zapatero aseguró que "ésos son los tiempos", que "tienen necesariamente que arrancar de la ausencia de la violencia", lo que permitirá hacer "avanzar el diálogo". "Con violencia, nada de nada", insistió.
 
En este sentido, indicó que "todo tipo de violencia", también el terrorismo callejero de las últimas horas, "es absolutamente rechazable e inaceptable en un país democrático, de libertades", por lo que advirtió de que "quien actúe así, responderá por ello".
 
El jefe del Gobierno aseguró que le "sorprende" escuchar algunas opiniones políticas con respecto al estado del proceso, en alusión, aunque sin nombrarlo, al Partido Popular. "Vivimos en una especie de paradoja porque algunos se han dedicado a hacer oposición (...) con la lucha contra el terrorismo en España, bien con lo sucedido en la tragedia del 11-M, ahora de una manera más intensa, casi monográfica, con la lucha contra la violencia de ETA", señaló.
 
"Es una paradoja fruto del despropósito que representan esas posiciones", remarcó y explicó que la paradoja resulta "muy evidente porque precisamente éste es un tiempo en el que afortunadamente" no hay que lamentar "víctimas mortales" en España "como consecuencia del terrorismo".
 
Zapatero reiteró asimismo que el Gobierno, con respecto al proceso de paz, trabaja con dos principios: "firmeza en los elementos" que el jefe del Gobierno puso de manifiesto en la declaración en el Congreso que marcó el inicio de diálogo con la banda terrorista en junio pasado y la "perspectiva que representa un alto el fuego permanente después de más de tres años sin víctimas mortales".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios