Menú

El rey de la selva

Windows es ahora el rey de la selva, como los gorilas. En su territorio nadie puede hacerle sombra. Pero su problema es que, como a los gorilas, la selva se le está haciendo cada vez más pequeña.

0
Hace diez años, Microsoft había ganado la batalla de los sistemas operativos. La única alternativa era Apple, que después de unos años al borde de la quiebra apenas había comenzado a recuperarse con el lanzamiento del iMac. Linux era poco más que una curiosidad, sólo al alcance de los informáticos más aguerridos. Y era únicamente cuestión de tiempo que Windows terminara también con Unix y Novell, los sistemas operativos de servidor.

10 años después, el panorama es muy distinto. Y no solo porque Mac OSX o Linux tengan una cuota pequeña, pero no despreciable, de los sistemas operativos de los ordenadores personales. Ni porque Linux haya conseguido el 60% del mercado de servidores, según reconoció el propio Steve Ballmer el año pasado. O porque más del 85% de los superordenadores usen Linux.

El problema es que cada vez más personas usan todos los días ordenadores personales que no llevan Windows. La gente los llama teléfonos móviles, pero en procesador, memoria y almacenamiento son mucho más potentes que los equipos de sobremesa de hace una década. Si alguna vez ha habido ordenadores que merecieran el calificativo de personal, son estos dispositivos que almacenan nuestra agenda, nos ayudan a buscar una dirección, nos ponen en contacto con amigos o clientes, nos permiten sacar fotografías o vídeos en cualquier momento, nos entretienen con sus juegos cuando tenemos un rato perdido, nos conectan a internet...

Y en este entorno, que es el que más está creciendo, Windows no es ni el primero, ni el segundo, ni el tercero: con un mísero 9%, Windows Mobile es el cuarto sistema operativo en los teléfonos móviles inteligentes, y bajando. Y lo peor para Microsoft es que quien está creciendo a un ritmo vertiginoso son sus archienemigos Apple y Google.

Por eso, las primeras imágenes de Chrome OS, el sistema operativo de Google, que hemos visto esta semana, anuncian todavía más problemas para Microsoft. Brin y Page no están haciendo un sistema operativo para 2010. Ellos creen en un futuro en el que internet estará siempre disponible, y están desarrollando el sistema operativo que usarán esos ordenadores permanentemente conectados.

Windows es ahora el rey de la selva, como los gorilas. En su territorio nadie puede hacerle sombra. Pero su problema es que, como a los gorilas, la selva se le está haciendo cada vez más pequeña.
Borja Prieto es autor del blog Desencadenado.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation