Menú
Daniel Portero

La impropia campaña electoral de la Izquierda en la Comunidad de Madrid

Mi padre y el resto de víctimas del terrorismo sí que recibieron balas, pero en la cabeza, no en un sobre.

Daniel Portero
0
Mi padre y el resto de víctimas del terrorismo sí que recibieron balas, pero en la cabeza, no en un sobre.
Pablo Iglesias en su mitin de este domingo | Europa Press

Ha sido una precampaña y campaña muy intensa la vivida en Madrid. Mientras sectores de la izquierda y ultraizquierda se han dedicado a crispar, confrontar y criminalizar la labor del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, todos los que somos candidatos del Partido Popular y tantísimos otros compañeros nos hemos dedicado a trabajar con calma y sosiego por todos los municipios de la Comunidad. Lo llevamos haciendo desde que tomamos posesión en junio de 2019 y no hemos parado desde entonces. Hemos aprendido a que los madrileños y españoles necesitan paz para trabajar en libertad y sin las imposiciones y prohibiciones continuas de la izquierda que gobierna en España. No nos hemos dejado amedrentar por las reiteradas mentiras y calumnias lanzadas por los candidatos de la izquierda contra cualquier acción de buen gobierno de Diaz Ayuso. Frente al cierre del hospital Isabel Zendal que anuncia a bombo y platillo la candidata de Mas Madrid si llega al gobierno madrileño, escuchas los maravillosos testimonios de los pacientes que han pasado con COVID-19 por las nuevas instalaciones sanitarias. Ayer mismo, pude hablar con un camarero que daba gracias al Gobierno de la Comunidad cuando estuvo hospitalizado en el Zendal y pudo escuchar los conciertos de preciosa música en directo que se daban para animar a todos los pacientes de COVID-19. Incluso me hablaba de la magnífica profesionalidad de los sanitarios y de las impresionantes bibliotecas habilitadas en el hospital. Sólo tenía palabras de agradecimiento. Comentaba que fue con miedo al Zendal, cuando lo trasladaban desde el hospital 12 de Octubre, por todo lo que había visto en televisión y escuchado en algunas radios. Me dijo "es triste que algunos medios de comunicación puedan manipular la información para generar miedo en la población". Lo cierto es que las mentiras de la izquierda tienen las patas muy cortas y los testigos del buen funcionamiento del hospital Zendal son los propios hospitalizados, no son los sabotajes intencionados de algunos que querían proyectar una mala imagen de Madrid, auspiciado por un gobierno central que lleva persiguiendo a Isabel Diaz Ayuso desde el principio.

Fue en marzo de 2020, cuando el Gobierno de Sánchez dijo que no era necesario el uso de mascarillas contra la pandemia. Tardó 50 días en exigirla en el transporte público por lo que el virus se propagaba a diestro y más siniestro por todo el territorio por la inepta gestión de un Ministerio de Sanidad que tenía fijación por la Comunidad de Madrid. El Gobierno de Sánchez incluso llegó a hacer adjudicaciones millonarias de material sanitario a empresas de dudosa profesionalidad, sin relación alguna con el mundo farmaceútico o sanitario. El gobierno sanchista anunció embargos de los pedidos de material sanitario esencial de los privados, incluso utilizó el logotipo del PSOE para hacer propaganda del material sanitario del gobierno. Fue en mayo de 2020 cuando Madrid fue la única comunidad de España que no avanzaba de fase porque existía un supuesto comité de expertos del Ministerio de Sanidad que indicaba esta necesidad. Falso. Nunca existió tal comité de expertos, pero ningún responsable de Sanidad dimitió. Quiso culpar a la Comunidad de Madrid de ser responsable de las muertes en las residencias de mayores durante el periodo marzo-junio 2020, cuando era Pablo Iglesias el máximo responsable de esta área, quien además, no coordinaba absolutamente nada como Vicepresidente, ni visitó ninguna residencia de mayores. Sánchez volvió cerrar Madrid en octubre de 2020, sin hacer lo propio con el resto de comunidades autónomas. Luego vinieron las amenazas de Sánchez e Iglesias de que Madrid hacía "Dumping fiscal" y siguen con la amenaza de subir los impuestos de patrimonio y sucesiones. Han querido que no se celebrase el Master 1000 de tenis ni celebraciones de toros, pero no pudieron con Ayuso. Tantas y tas persecuciones de la izquierda que recuerdan a los años negros del comunismo de Stalin antes de la2ª guerra Mundial. La persecución a Madrid ha sido total durante la pandemia pero ahora tenemos los madrileños la oportunidad de decirle en las urnas a este régimen de izquierda totalitario contra Madrid lo que pensamos y votamos. Queremos libertad, queremos paz y trabajo sin descanso para que Madrid siga siendo el motor de la economía española y que nos dejen en paz.

Durante la deshonesta campaña de la ultraizquierda sacaron a relucir sobres con balas de amenaza a Iglesias, navajas a Maroto, insultos y amenazas de un Ministro de Interior que ha llegado a tildar al PP como organización criminal. Culparon falsamente a la derecha de tales amenazas. Gabilondo no quería al principio pactar con Iglesias, pero ahora sí,…. Todo contradicciones y juego sucio. Los madrileños están hartos. Dejadnos en paz. Al final el tiro le salió por la culata a Podemos, cuando se ha visto que militantes de su organización están implicados en las agresiones a Policías durante la campaña electoral madrileña.
No se puede dar protagonismo en una campaña a estas amenazas después de las cientos de miles que se produjeron en el País Vasco y Navarra y resto de España por la organización terrorista ETA durante más de 50 años. Mi padre y 855 personas más no tuvieron tiempo de denunciarlo como hizo Pablo Iglesias. Mi familia y la del resto de víctimas nunca hemos utilizado esas amenazas para hacer una campaña electoral como han hecho PSOE, Más Madrid y Podemos. Mi padre y el resto de víctimas del terrorismo sí que recibieron balas, pero en la cabeza, no en un sobre.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia