Menú
EDITORIAL

Pajín, la emperatriz desnuda

Ese enfoque de manipulación refinado que les permitía engañar a los votantes sin que se dieran cuenta y que tan bien sabían manejar Blanco y González es lo que Pajín ha convertido en grosera, descarada y primeriza manipulación.

EDITORIAL
0

Tras casi una década dirigiendo con bastante éxito las campañas electorales de los socialistas, José Blanco fue ascendido el pasado mes de abril al Ministerio de Fomento. Con la operación se sacrificaba a una incómoda pieza dentro del Gobierno, Magdalena Álvarez, y se conferían nuevas responsabilidades dentro del partido a uno de esos extraños fenómenos que produce la sociedad española caracterizados por no haber hecho otra cosa en su vida que estar en política, Leire Pajín.

La propia Pajín, que se afilió al PSOE a la tierna edad de los 15 años manteniéndose fiel al culto izquierdista que ya profesaban sus también políticos padres, no mostró un gran entusiasmo con su asunción de nuevas competencias dentro de la gran familia socialista. Tal vez consciente de sus limitaciones, se consideró la "gran perjudicada" por la promoción de Blanco, especialmente de cara a las elecciones europeas. Aún así, prometió "salir a por todas" en los comicios del 7 de junio y confió en contar con la inspiración y el apoyo de Blanco desde el Gobierno.

Sin embargo, la política –por muy cálida y familiar que quieran caracterizarla– es un mundo cruel donde las falsas sonrisas del éxito se convierten en cuchilladas traperas ante el más mínimo tropiezo. Apenas dos meses después de que comenzara a coordinar las campañas del PSOE y tras cosechar ya su primer fracaso electoral, el ahora ministro de Fomento no dudó en lanzarse al cuello de Pajín y sugerir que, como si de un peón sacrificable más se tratara, no seguirá en su cargo en 2012; no sea que la alicantina logre el milagro de elevar al anodino Rajoy a La Moncloa.

Y, desde luego, no es de extrañar que Blanco ya esté pensando en dar un giro a la estrategia cada vez más radicalizada del PSOE que, por primera vez en muchos años, no ha logrado seguir creciendo a costa del granero de votantes comunistas y nacionalistas. Puede ser que los socialistas hayan llegado a su límite expansivo por la izquierda o puede ser que, esta vez, en estas circunstancias y con Pajín al frente, no hayan conseguido empaquetar correctamente su mensaje sectario y vacío como para llegar al ciudadano.

Es cierto que el PSOE nunca se ha caracterizado por tener un programa electoral realista y que redunde en beneficio de los ciudadanos; pero el arte de la política consiste precisamente en engañar y manipular al vulgo para que haga lo que el partido quiere que haga. Y en esto es precisamente en lo que ha fracasado Pajín: ha creído que bastaba con dar un giro de tuerca en el discurso izquierdista del PSOE para que la sociedad española se sumara entusiasta a su proyecto. Pero no, no vale cualquier propaganda para medrar en política; y una propaganda que un día carga con inquina contra el neoliberalismo y el otro predica como redención encuentros planetarios entre ZP y Obama, más que construir un mensaje creíble para el emperador sólo hace que recordar a los ciudadanos que, en realidad, se encuentra completamente desnudo.

No en vano, uno de los engatusadores profesionales más importantes de nuestro país, Felipe González, no ha tardado en afearle la conducta a Pajín reprochándole que su campaña estaba mal enfocada. Ese enfoque de manipulación refinado que les permitía engañar a los votantes sin que se dieran cuenta y que tan bien sabían manejar Blanco y González para encumbrar y mantener al PSOE en el poder es lo que Pajín ha convertido en grosera, descarada y primeriza manipulación. Si en tiempos normales hubiese costado digerir semejante mensaje, en época de crisis ha resultado inaceptable.

Puede que sea una cuestión de inexperiencia –aunque Pajín lleva casi 20 años en política– pero desde luego el PSOE no puede permitirse estas novatadas si quiere conservar el Gobierno. Ni siquiera ante el PP surgido del Congreso de Valencia.


 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios