Menú
EDITORIAL

Patxi ETA

No obstante, el hombre que renunció a su apellido no hace sino explicitar con claridad lo que ya dijo el presidente del Gobierno cuando anunció, por la puerta de atrás, en el Parlamento el inicio oficial del proceso de rendición.

EDITORIAL
0

De Juana Chaos, el hombre que celebra con champán los asesinatos de sus correligionarios, asesino de veinticinco españoles, enfermaba por una extraña huelga de hambre en la que comía unas raciones que hubieran envidiado en su día muchos presos del Gulag soviético. En lugar de dejarlo morir, si ese era realmente su deseo, el Gobierno ordena a la Fiscalía que rebaje su petición de pena de 96 a 6 años, no sea que su deceso sea un obstáculo para el "proceso de paz". Esa es casi toda la información que cualquier persona medianamente instruida debería saber para darse cuenta de la disposición de Zapatero a ceder, ceder y ceder hasta que no quede nada que colme las apetencias de la banda.

Patxi López ha dado un paso más en este proceso al proponer Quebec como una posible solución. Se ve que no están satisfechos con la analogía del modelo irlandés, que de seguirse al pie de la letra hubiera obligado al Gobierno a dejar morir a De Juana como Thatcher dejó morir al mucho menos sanguinario terrorista irlandés Bobby Sands y sus compañeros en el 81, y llevaría a retirar competencias al Parlamento vasco para igualar a las de Stormont, además de suspender la autonomía cada vez que se produce una extorsión o un episodio de terrorismo callejero. Amén de que una segunda banda terrorista debería estar asesinando y justiciando sus crímenes en nombre de la nación española.

Pero los socialistas (o los etarras) no proponen modelos esperando que la gente los analice completamente, sino que escojan sólo las partes que les interesan y desechen todo lo demás. Así pues, cuando hablan de "modelo irlandés" se refieren única y exclusivamente a la cesión política a cambio del abandono de las armas. Y cuando Patxi López ha hablado de Quebec, no lo ha hecho pensando en que en Canadá no hay terrorismo y que es un país más joven aún que el PNV, sino única y exclusivamente en los dos referéndum sobre la independencia que han tenido lugar y la intención de los secesionistas de convocar más en cuanto se hagan con el poder, hasta que al fin en alguno gane el sí.

No obstante, el hombre que renunció a su apellido no hace sino explicitar con claridad lo que ya dijo el presidente del Gobierno cuando anunció por la puerta de atrás en el Parlamento el inicio oficial del proceso de rendición. Su reconocimiento al "derecho de los vascos a decidir su futuro" nunca fue otra cosa que un eufemismo ya empleado por el nacionalismo vasco para referirse a la "autodeterminación", es decir, a la independencia. Patxi López y José Luis Rodríguez Zapatero han abierto la puerta a la concesión de la reivindicación por la que la banda terrorista lleva asesinando durante todos los años de la democracia. El príncipe de la paz premia la violencia contra inocentes. Y Patxi ya no se limita a sentarse con los etarras; ahora asume sus pretensiones políticas. A eso ha quedado reducido el antaño heroico socialismo vasco.


 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation