Menú

Google, un enano en Bolsa

Este 2004 ha sido, sin ningún genero de dudas, excelente para el sector de las nuevas tecnologías. Más aún: para todas las empresas que cotizan en los mercados tecnológicos o aquellas que se han decidido a pisar por primera vez el parqué.

0
Preparados para afrontar el leve suspiro que le queda a este año, es hora de empezar a hacer recuento. Este 2004 ha sido, sin ningún genero de dudas, excelente para el sector de las nuevas tecnologías. Más aún: para todas las empresas que cotizan en los mercados tecnológicos o aquellas que se han decidido a pisar por primera vez el parqué. En lo que llevamos de año, el Nasdaq acumula unas ganancias del 4,1 por ciento –un 22,3 por ciento en el último trimestre–, mientras que el Nuevo Mercado español ha superado la barrera psicológica de los 2.000 puntos, una cota dolorosamente lejana desde que estalló la burbuja.
 
Sin duda también, la salida a bolsa más exitosa en conocimiento y difusión ha sido la que anunció Google en pleno verano. Cierto es que, desde entonces, el comportamiento de sus títulos ha sido excelente: los 85 dólares por acción con los que comenzó a cotizar se transformaron tres meses después en 200. A día de hoy supera los 171. Cierto es también que muchos accionistas se han convertido en millonarios de la noche a la mañana (sus fundadores, sin ir más lejos). Y cierto es que su salida a Bolsa ha ocupado millones de páginas (impresas y digitales) de los medios de comunicación de medio mundo. Pero todos estos factores no han sido suficientes como para que el comportamiento del buscador se incluya entre los diez mejores del año. Debe conformarse con el puesto 19.
 
Lo primero que se deduce de este dato es que Google no ha hecho más que aprovechar el viento a favor en su estreno bursátil. Viento del que se han beneficiado otras muchas compañías. Con la diferencia de que el resultado conseguido ha sido, por ahora, más y mejor. No hay más que echar un somero vistazo a los datos globales del año: las 43 compañías tecnológicas que han lanzado su Oferta Pública de Venta de acciones este año han registrado una ganancia media del 31 por ciento respecto a su precio de salida. Que Google se haya portado bien es la norma, no la excepción. De hecho, según el banco de inversiones Renaissance Capital, ocho de las diez empresas que mejor comportamiento han tenido este año en Bolsa operan en el sector de las nuevas tecnológicas.
 
Apenas tuvo repercusión en los medios, pero Shopping.com, el comparador de precios más utilizado en Estados Unidos, se levantó en el día posterior a su estreno bursátil con una revaloración de sus títulos del 52 por ciento, que deja en ridículo lo que hizo Google. Nada comparado con Shanda Interactive Entertainment, el mayor operador de juegos “online” chino, que se ha revalorizado un 251 por ciento; O la tienda eCost.com, que va camino de cerrar el año con un aumento en bolsa del 199 por ciento. O el proveedor de sistemas de servicios integrados Cogent Systems, cuyas acciones se han disparado un 196 por ciento desde que pisó el parqué.
 
Todos estos porcentajes podrían llevar a pensar que son el primer soplo que configure una nueva burbuja. No es cierto. Todos los expertos coinciden en señalar que la diferencia entre el año 2000 y este que ya concluye es que las empresas cotizadas disponen de un modelo de negocio sólido y coherente. Algo que, ¡ay!, no sucedía hace cuatro años

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios