Menú

Instalar o no, he ahí el dilema

Paradójicamente, el SP2, garante de la seguridad de Windows XP, impide que funcionen muchos antivirus o firewalls que los usuarios ya tienen instalados, lo que obligará a sus desarrolladores a modificarlos si quieren que sean compatibles con XP.

0
Lo más significativo del lanzamiento del Service Pack 2 (SP2), el paquete de actualizaciones y mejoras lanzado para Windows XP, es que Microsoft reconoce, aunque sea de forma indirecta, que su sistema operativo no es seguro. Esto, que parece una obviedad apoyada por los hechos, contradice las constantes declaraciones de sus responsables, quienes jamás han mostrado el menor reparo no sólo en defender su sistema operativo, sino en alardear de que es el más seguro.
 
Al margen de esto, la primera duda que asalta al internauta es qué hacer. ¿Instalar o no instalar el SP2? Depende de si se ve el vaso medio lleno o medio vacío. Si se elige la primera opción la respuesta es que sí, por supuesto conviene descargar el parche de actualizaciones. Siempre es preferible colocar una puerta sin cerradura a  dejar la entrada de tu casa expedita. Seguro que el SP2 no atajará los cientos de problemas de seguridad que caracterizaron, caracterizan y caracterizarán a todos los sistemas operativos de Microsoft, pero algo mitigará los daños provenientes del exterior. Sólo con que evite la entrada de un virus en el ordenador merecerá la pena.
 
Pero también puede verse el vaso medio vacío. Porque ahora se instala el Service Pack 2 y dentro de un par de años el 3. Y luego llegará Longhorn que, por supuesto, sufrirá serios problemas de seguridad, para lo cual Microsoft lanzará un nuevo paquete de actualizaciones, el Service Pack Longhorn 1. Lo peor, con todo, no es esto, sino que el SP2 ya está comenzando a dar problemas antes de que se haya difundido de forma masiva. Una vez instalado, muchos videojuegos, antivirus y aplicaciones como la red P2P eMule sufren problemas de funcionamiento.
 
Ni siquiera los programas de Divx.com funcionan igual: el codec de compresión desaparece tras la instalación, misma suerte que corren las aplicaciones que se basan en él, como Dr. Divx o el propio reproductor. No son las únicas aplicaciones que dan error. Paradójicamente, el SP2, garante de la seguridad de Windows XP, impide que funcionen muchos antivirus o firewalls que los usuarios ya tienen instalados, lo que obligará a sus desarrolladores a modificarlos si quieren que sean compatibles con XP. De nuevo son los demás los que tienen que adaptarse a Microsoft.
 
Tampoco es baladí que la gracia del SP2 requiera de 82 megas de espacio libre en el disco duro del usuario. Ante tantos inconvenientes, no sería extraño que muchos internautas pospusieran la instalación del paquete de actualizaciones para la semana, el mes o el año que viene. Incluso tal vez lo pospongan para siempre.
 
Lo más recomendable, no obstante, es esperar y ver. Que prueben los demás, que detecten los errores y comprueben la estabilidad del sistema operativo una vez instalado el SP2. Ya ha dado problemas, y a buen seguro continuará apareciendo a lo largo de las próximas semanas. Tal vez, por qué no, Microsoft tenga que desarrollar el paquete de actualizaciones para el paquete de actualizaciones de seguridad que promete ser el Service Pack 2.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios