Menú

Las tres manzanas podridas de Apple

0
Apple concluyó el año recibiendo un sinfín de elogios. Tantos, que varios medios de comunicación no dudaron en conceder a su tienda de música online iTunes el galardón a la mejor iniciativa de 2003. Hubiera sido lógico que el champán corriera por la sede de la compañía estadounidense. Pero no se descorchó ni una sola botella. Más bien, los responsables de la empresa de la manzana ponían caras largas. Y es que Apple tiene dos problemas. Dos graves problemas.
 
El primero afecta a otro de sus grandes inventos: su iPod, el flamante reproductor de música digital que permite almacenar hasta 10.000 canciones en formato MP3, está dando serios problemas. Su batería apenas dura un año y medio, lo cual ya es de por sí preocupante. Pero lo más grave es que hasta unos meses la compañía respondía a las quejas conminando a sus usuarios a tirar el iPod cuando la batería exhalara su último estertor. Inaceptable.
 
Debido a las miles de quejas recibidas, Apple creó un servicio de sustitución de baterías a un coste de 99 dólares por unidad reparada. Un precio desorbitado teniendo en cuenta que cada reproductor de 10 Gbs cuesta 349 euros y el de 40 Gbs ronda los 500. Hasta octubre de 2003 Apple había vendido 1.300.000 iPods, lo que hace que la cuestión pase de ser una anécdota a convertirse en un delicado problema.
 
Los usuarios han utilizado Internet (qué si no) como medio donde expresar las quejas al fabricante. Incluso circula un vídeo en el que un hombre escribe con un pulverizador el mensaje "La batería del iPod, que no se puede sustituir, sólo dura 18 meses" sobre carteles publicitarios del reproductor. El ambiente, en fin, está caldeado.
 
El segundo problema al que se enfrenta Apple es más peliagudo. La mayoría de las placas madre de su línea de portátiles iBook han salido defectuosas. A lo que se añade que las unidades de reemplazo no solucionan el defecto.
 
Los usuarios comprueban atónitos cómo su inversión en un portátil, que nunca es escasa, ha resultado inútil. Por eso, su única salida era la de unirse y plantear sus quejas, muy seriamente, a Apple. Desde el sitio BlackCider.com se han recogido ya más de 400 firmas de usuarios dispuestos a presentar este mismo mes una demanda contra la compañía. Por su parte, PetitionOnline.com ha recogido 850 firmas de afectados que solicitan la extensión de la garantía o que la empresa se comprometa a la correcta reparación de los fallos detectados.
 
Ni siquiera el portátil de gama alta de Apple, el Powerbook, sale indemne a la más mínima prueba. La revista Macworld tuvo que devolver tres de los seis Powerbooks solicitados para pruebas debido a los innumerables defectos que presentaban.
 
La semana que vienen se celebrará en San Francisco la conferencia anual Macworld, lugar en el que se reúnen todos los incondicionales de la manzana. Parece que esta vez la celebración puede acabar en pitos, aunque el anuncio de que se van a presentar nuevos modelos de iPod, más económicos y con más colores, tal vez sirva de lenitivo para los usuarios de Apple. En cualquier caso no se trata de un problema, sino de tres. Demasiados para una compañía que presume de ser la más cool en diseño y la más preparada en ingeniería del sector.
 
No está el ambiente como para descorchar botellas de champán, la verdad es que no.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios