Menú

Comenzó la partida de ajedrez

0
La vía penal y la disciplinaria han saltado ahora a un tablero en el que se va a jugar al ajedrez. Se trata de mover las fichas con inteligencia para contentar a todos: a la opinión pública que pide sangre, a los jueces del Supremo y de la Audiencia Nacional que exigen respeto a sus decisiones jurisdiccionales; y al Gobierno, que se enfrenta a un conflicto de intereses: castigar a los jueces que tanto han jorobado a Garzón y salvar a uno de esos tres magistrados querellados que defendió, en solitario, las tesis del ejecutivo en materia de terrorismo.

Las togas creen que la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional cometió un disparate judicial, pero también que la vía penal se pasa por exceso y la disciplinaria se queda corta ¿Cómo solucionar esta situación? Hay quien dice que el CGPJ abrió expediente disciplinario por falta muy grave para poner en bandeja al Supremo la inadmisión a trámite de la querella penal. Si es así, no sería extraño pensar que ahora, en la sombra, negociadores del Supremo y del CGPJ acuerden una solución de consenso; un castigo medido, una sanción de conformidad para los jueces que excarcelaron a Carlos Ruiz Santamaría.

En este tablero de ajedrez, la propia Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional también quiere jugar: en un movimiento inteligente, los tres jueces de esa Sala han acordado suspender el juicio del lunes. De esta manera, en principio, desaparece la necesidad de suspenderles cautelarmente. Y es que los jueces de la Sección Cuarta saben mejor que nadie que en el CGPJ algunos beben los vientos por apartarles de la Audiencia Nacional. El propio presidente del CGPJ es partidario de acordar, el mismo lunes, la suspensión cautelar. Al final, igual prospera la propuesta de preguntárselo al fiscal. Como si no se conociera la intención del Ministerio Público en este asunto.

A la espera de esa sanción de conformidad, la Sala Segunda del Tribunal Supremo ya ha movido también a uno de sus peones del tablero de ajedrez. Según la sala de admisión, los hechos investigados se podrían rebajar de la inicial imputación del fiscal: del dolo a la negligencia. Es un primer paso que no está mal... por lo que pueda pasar. Ahora le toca mover ficha a la Comisión Permanente del CGPJ, que probablemente le dejará jugar al fiscal. La partida ha comenzado.

© www.libertaddigital.com 2002
Todos los derechos reservados

Titulares de Libertad Digital
Suscríbase ahora para recibir nuestros titulares cómodamente cada mañana en su correo electrónico. Le contamos lo que necesita saber para estar al día.


En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation