Menú

Cuando éramos Reyes

Maite Nolla

El Rey debió evitar las actividades de su yerno porque tenía todos los medios del Estado para hacerlo. Por eso, pasados unos días y algún que otro Auto, ni el discurso parece hoy tan certero, ni el aplauso tan merecido. (Volver)
Percy dijo el día 5 de Enero de 2012 a las 19:16:24:

jose lui: Lo que dices se puede aplicar a repúblicas parlamentarias como Alemania o Italia y la cuestión no se puede valorar así porque ya a simple vista se aprecian diferencias significativas entre un caso y el otro. Por cierto, Francia no es presidencialista, sino semi-presidencialista.

Me remito a otros comentarios (por ejemplo, las referencias a J J Linz) sobre el déficit democrático en las repúblicas presidencialistas.

No es cierto, pues lo del déficit democrático de las Monarquías. Ya me gustaría a mí que en Francia, donde existe materia reservada al reglamento (en la práctica, legislación del ejecutivo) existiera una separación de poderes comparable a la británica o la danesa. Antes de predicar es bueno informarse un poco.

Percy dijo el día 2 de Enero de 2012 a las 14:32:42:

A ver si publicáis mis comentarios, sobre todo la respuesta a ese tópico tan manido como falso de que a un presidente se le echa fácilmente.

Percy dijo el día 1 de Enero de 2012 a las 15:53:10:

eleuter, ese tópico se repite siempre y como suele ocurrir es falso. Dime si la gente elige de verdad o dentro de dos alternativas decididas previamente por los partidos políticos, la banca que paga las campañas... Creerse esas cosas en pleno siglo XXI si que es un grave anacronismo. Luego hay que tener en cuenta que si el presidente de marras se va a quedar (vía reforma constitucional, autogolpe...) no se puede impedir porque el sistema lo excluta a priori. Si no Chávez o Fujimpori no existirían. Para tu gobierno te informo que esos tipejos no son casos excepcionales en absoluto. Acuérdate de esos que presentan a la mujer a la reelección o que fingen un divorcio si es necesario...

jose_lui dijo el día 1 de Enero de 2012 a las 12:23:46:

Las monarquías parlamentarias tienen un importante déficit democrático. La separación de poderes dista de ser perfecta. En la mayoría de los casos el titular del ejecutivo es el líder de la mayoría parlamentaria que debe controlarlo. Absurdo.
En los sistemas presidencialistas como EE.UU. o Francia, el ejecutivo procede de una elección independiente de la de las cámaras que deben controlarlo. El presidente del ejecutivo puede no sancionar normas procedentes de las Cámaras y éstas pueden no refrendar actos del ejecutivo que por esta razón carecen de validez.

manuMUR dijo el día 31 de Diciembre de 2011 a las 19:37:29:

NI MONARQUIA NI REPUBLICA. Un buen sistema podría ser algo similar a los USA, es decir:
Primero, MONARQUIA FUERA, pues realmente no vale para nada útil, solo para gastos, boato estúpido y colocar familiares y enchufados "amiguetes" del Rey.
Segundo, UN PRESIDENTE con mucho poder, mas o menos como hoy día, elegido independientemente del parlamento, para garantizar la separación de poderes (esto, de alguna manera, indirectamente menoscabaría el independentismo, que buena falta hace).
Tercero, UN PARLAMENTO, con las elecciones legislativas correspondientes como hoy día, pero con un sistema electoral tipo inglés (por distritos, mayoritario), o bien uno proporcional, pero eliminando a todos los partidos cuyo score nacional fuese inferior al 5 o 6% de los votantes totales, (y quizá tambien los partidos nacionalistas e independentistas, aunque con la limitación del 5 o 6% se eliminarían por si solos). Este órgano, el parlamento, controlaría en parte, el gran poder que el presidente tuviese.
Bueno....pues ahi va eso. A ver si alguien toma nota (Mariano, Rosa, Sociatas...) ; me temo que no.

SoyDeDer dijo el día 31 de Diciembre de 2011 a las 18:37:32:

Dª Maite: Completamente de acuerdo con Ud. El problema real es que el Rey tuvo que haberle parado los pies a su yerno en el 2006. No lo hizo a sabiendas de todos los asuntos turbios en los que estaba metido. No bastaba con mandarlo a EE.UU. Tuvo que haberle obligado a devolver lo que se "agenció" y expulsarlo de la familia real incluyendo a su esposa, la infanta Cristina.
A estas alturas todo lo que diga el Rey en el discurso de Navidad, es música celestial.

luiski dijo el día 31 de Diciembre de 2011 a las 18:18:13:

El problema que tenemos es que la monarquia venia en el paquete cuando nuestros padres y abuelos la votaron, por cierto muchos de ellos eran pobres igonorantesy votaron lo que de pusiron delante´
Otra porque tengo yo que aguantar que el jefe del estado sea por herencia , luego estamos con el franquismo y resulta que tenemos de jefe al que nos dejo el general franco.
La gente dice que una republica es mas cara pero yo la prefiero, pues cadacuaro años cambiamos de jefe, y estos monarquicos que se vayan a currar y si que haga como hace su tito bastardo leandro ir de telebasura en telebasura, otra la hija del rey no sabia lo del maridito nome lo creo ni harto devino no escribo de los catalanes eso es punto y aparte solo dire que se venden al mejor postor us saludo

eleuter dijo el día 31 de Diciembre de 2011 a las 14:44:09:

la ventaja es que al presidente de la república lo puedo poner o quitar con mi voto y lo puedo juzgar (en un país decente claro) ...EL REY CAMPA A SUS ANCHAS!!

dralexvs dijo el día 31 de Diciembre de 2011 a las 14:01:45:

El eje del artículo es la constatación de que el Rey podía haber intervenido en los cambalaches de su yerno MUCHO ANTES.

Percy dijo el día 31 de Diciembre de 2011 a las 11:49:14:

Tu artículo de hoy está tan lejos de la realidad como las ensoñaciones del nacionalismo catalán, que vive en una realidad virtual. En este caso, aunque haya sido un tipejo como Felip Puig, ha dicho (sin que sirva de precedente) la verdad. Cuando alguien te dice que en la práctica una república sería una opción entre dos tipos como Aznar (o Camps) y Bono (o ZP) te está hablando de la realidad y ese argumento, sobre todo si tienes que vértelas con la realidad, es muy digno de ser tenido en cuenta. Lo otro es hablar por hablar, al modo de "Qué bonito sería..". Pero no sirve para nada.
Lo de cuantificar el coste de la institución es lo que en nuestra tierra, querida Maite, llamamos "fabes comtades". No me digas que no se puede cuantificar, como dejas traslucir en este desafortunado artículo, porque cualquiera puede hacerlo. Lo que no es serio es, como ha hecho LD, no mencionar los crecidos gastos de Francia, Italia e incluso Alemania, donde las repúblcias salen mucho más caras. Comparar los gastos también es hablar de la realidad y en política es decisivo saber ante qué escenario nos encontramos y ante cuál nos encontraríamos, Dios no lo quiera.
Felicitats per els altres articles i el meu condol per aquesta mamarratxada que has fet avui.

« 1 2 »