Menú
Martín Higueras

Alonso ya manda

0
Ya en el anterior GP de Australia, Renault demostró que iba a ser el equipo a batir, al menos en las primeras carreras de 2005. Este domingo, en el circuito malayo de Sepang, lo ha confirmado. Fernando Alonso completó una carrera perfecta, tal y como lo hizo en Albert Park su compañero de equipo Giancarlo Fisichella. El asturiano mostró seguridad, dominio, resistencia y además mucha paciencia.
 
El triunfo de Alonso este domingo en Malasia representa un momento histórico para el automovilismo español. Durante varios años, el bicampeón Carlos Sainz era el único referente. Ahora con Alonso, España tiene por primera vez a un piloto en lo más alto de la clasificación del Mundial de Fórmula Uno. Y no ha sido un trabajo fácil. El asturiano llegó hace ya algunos años al circo de la F1 de la mano de Minardi para después ser piloto titular de Renault tras un año como probador. En 2003 logró su primera victoria y el año pasado sufrió los problemas del R24. Este año parece ser todo diferente.
 
Para empezar tenemos a un nuevo Alonso, más agresivo y más rápido sin dejar de ser prudente, seguro de sí mismo y que no tiene miedo de verse favorito para alguna que otra carrera sin dejarse llevar por la euforia. Lo demostró en Australia al conformarse con el tercer lugar para no poner en peligro su motor que debía utilizar en Malasia. Aquí tenemos una de las claves del actual éxito de Alonso. El motor RS25 ha demostrado ser capaz de aguantar dos carreras y en las condiciones más adversas. Fisichella ganó en Australia y el español en Malasia. En ambos circuitos el calor fue importante, aunque sobre todo en el de este fin de semana en el que la temperatura del asfalto llegó hasta los 60 grados. También ha sido importante el aporte de los neumáticos Michelin. Ningún piloto tuvo muchos problemas durante el gran premio, salvo Raikkonen que sufrió un pinchazo. Los Bridgestone siguen sin encontrar la ayuda de Ferrari; o viceversa.
 
Alonso ganó sin ninguna dificultad el GP de Malasia tras dos grandes sesiones de clasificación que dominó. Y aunque la carrera no fue ningún paseo por las condiciones meteorológicas, el español no vio su puesto de líder amenazado en ningún momento. Detrás de él estuvo su ex compañero Jarno Trulli. El italiano demostró ser tan rápido como el año pasado pero esta vez a bordo de un Toyota que logró subirse por primer vez al podio de un GP gracias al trabajo de Mike Gascoyne, Gustav Brunner y Luca Marmorini, tres figuras de la aerodinámica, mecánica y la tecnología. En tercer lugar llegó Nick Heidfeld con el Williams. El alemán se benefició del accidente entre su compañero Mark Webber y Fisichella, logrando el segundo podio de su carrera.
 
En dos semanas llegará el GP de Bahrein donde presumiblemente Ferrari estrenará su F2005 aunque todo depende de las pruebas que realicen durante estos días a manos de Marc Gené. Schumacher y Barrichello han comprobado cómo el F2004M está muy por debajo de sus rivales. El alemán arrancó este domingo dos puntos con su séptimo lugar mientras que brasileño tuvo que abandonar. No hay duda de que la escudería de Maranello regresará a los más alto, pero tal vez aún no en Bahrein. Allí los Renault no han tenido mucha suerte (Trulli llegó cuarto en 2004 y Alonso sexto) pero considerando que tendrán un motor fresco, sin duda serán una vez más los favoritos junto a Williams y McLaren. Eso sí, tendrán que pelear contra los Toyota y quién sabe hasta contra los Red Bull, que han sorprendido una vez más en Sepang, aunque no hay duda de que Alonso, ahora mismo, está un escalón por encima del resto de los pilotos.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios