Menú
Martín Higueras

Kimi se confirma y Alonso vuelve a creer...

Ahora tendremos que esperar hasta Turquía, el próximo 11 de mayo, para comprobar si las mejoras de Renault son reales

Martín Higueras
0

Algunos pensarán que pese al optimismo del viernes y el sábado, Alonso ha terminado con mal sabor de boca el fin de semana del GP de España. Pero no creemos que sea así. Lo que ha sucedido en Montmeló confirma que finalmente Renault ha cumplido con la promesa de llegar a Barcelona con un coche competitivo. Lo hemos visto tanto en las pruebas de hace dos semanas y también este sábado y domingo. Probablemente el que más trabajo ha tenido ha sido Dino Toso, jefe del área de aerodinámica, cuyo trabajo más notable ha sido la "aleta de tiburón" colocada sobre el motor del R28.

Sin duda hay motivos para creer que las cosas irán poco a poco mejor durante la temporada aunque a partir de ahora los ingenieros de la casa francesa tendrán que ir trabajando para ofrecer un motor fiable que le permita, ahora sí, estar a la altura al menos de los BMW, porque aunque McLaren ha dado algunas muestras de debilidad, tanto ellos como Ferrari son inalcanzables. Durante las vueltas que ha estado en pista, Alonso ha dado la talla pese a una partida discreta que le relegó al tercer lugar. El español ha girado en tiempos muy similares a los Ferrari aunque su prematura entrada a boxes (cuatro vueltas antes que los demás, cosa que explica su segundo puesto en la parrilla) le dejó por detrás de Hamilton, Kubica y Heidfeld.

Los Ferrari dominaron tal y como se esperaba, aunque su doblete no ha sido tan aplastante como nos tiene ya acostumbrados. Ni Kimi ha logrado separarse mucho de su compañero Massa, ni éste último de Hamilton y Kubica. Nuevamente las entradas en los boxes fueron determinantes, algo que esperemos comience a acabar en 2009 gracias a los importantes cambios que sufrirá la F1: regresan los slicks (neumáticos lisos) y las cargas aerodinámicas se reducirán notablemente. Pero sin duda la novedad más esperada es el push-to-pass, un sistema que dará durante unos segundos más velocidad. La suma de esto y otros detalles permitirán que los pilotos luchen mucho más en la pista que en el pitlane.

Cabe destacar también el fuerte accidente de Kovalainen. La rotura de su neumático provocó que el finlandés no pudiera controlar su McLaren y chocara violentamente contra el muro de protección. Aunque finalmente no sufrió ningún problema serio, algo debió pasar (y seguramente será solucionado rápidamente) para que el coche se incrustara y evitara una evacuación rápida del piloto.

Hay otros resultados muy destacables: el quinto puesto de Webber y sobre todo el sexto y séptimo de Button y Nakajima. Ahora tendremos que esperar hasta Turquía, el próximo 11 de mayo, para comprobar si las mejoras de Renault son reales y que el buen fin de semana de Alonso no se debió sólo a la estrategia y al evidente poder que tiene el aficionado para motivar a un piloto que hasta hace unas semanas no esperaba mucho de la temporada. La cosa parece haber cambiado y nada como el próximo Gran Premio para demostrarlo.

Y todo esto ocurre cuando estamos entrando en mayo, un mes en el que los amantes de la Fórmula 1 recordamos los 14 años de la muerte de uno de los más grandes –el más grande dijo alguna vez el increíble Fangio– en el GP de Imola: Ayrton Senna. Mucho ha pasado desde entonces. Hemos disfrutado y nos hemos hasta aburrido en algunas ocasiones (algunos mundiales de Schumacher eran insufribles) pero lo cierto es que desde la desaparición de Senna nada ha sido lo mismo. Falta él pero también los que hicieron grande la F1 entonces: Prost, Mansell, Berger y muchos más. La F1 es diferente ahora y ya quedan muy lejos duelos como los de Senna con Mansell en Mónaco 92 o en Barcelona 91.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios