Menú

Un misterio de la Transición

Pío Moa

¿Por qué, siendo tan mediocres, no terminó el experimento en un desastre sino que, pesando los pros y los contras, puede considerarse la Transición como un proceso más positivo que negativo? (Volver)
et_rusk dijo el día 12 de Julio de 2011 a las 09:53:54:

Unas perlas de la Constitucion española:
_http://etrusk.blogspot.com/2008/07/citas-de-la-constitucion-espaola.html

pintano dijo el día 11 de Julio de 2011 a las 18:20:27:

pues no se si la Transición ha sido un desastre, pero se parece bastante: el país troceado y babelizado, los ciudadanos enfrentados, Montesquieu asesinado, corrupción galopante, ... ¿qué mas quiere?

Blaspipi dijo el día 10 de Julio de 2011 a las 22:16:02:

Bueno Don Pío, el desastre aunque sea retardado sí está llegando, España se hunde en todos los sentidos...Mi crítica a la transición es precisamente no haber hecho una democracia auténtica, representativa al modo anglosajón, sino una partitocracia donde todo queda controlado por las mismas clases o élites del franquismo, en la banca, en los sindicatos, en la monarquía, y por supuesto en los dos grandes partidos...Ese resultado, que podía haber sido razonable en un primer momento, no tiene sentido desde 1982, y mucho menos ahora...

Si por desastre entendemos que no hubo una guerra, pues sí, una cosa más que debemos al régimen, que supo pacificar y desarrollar a la Nación. Pero tampoco es cierto que se hizo sin sangre, tenemos muchos muertos entre 1975 y 1982, muchos. Y ETA ahí sigue, preparada para cuando toque...

5326 dijo el día 10 de Julio de 2011 a las 20:20:49:

Efectivamente Escali, lo del Mercado Común era posiblemente lo que más nos interesaba a gran parte de la población, desde luego, nada que ver con una sociedad o un pais que trata de respirar por primera vez después de haber estado sometido y busca libertades en todos los aspectos de la vida...

Otra prueba de ello es que en los paises en los que han caido regímenes totalitarios y crueles, lo primero que se vé son las imágenes de la población destruyendo estatuas, monumentos, restos del dictador, incluso sus tumbas. Aquí ha habido que esperar dos generaciones, porque... la que lo vivinos, con más o menos censuras en un par de temas, no teníamos nada contra Franco, y ni siquiera pensamos en cambiar el nombre de las calles "franquistas". Lo hicieron los alcaldes socialistas, cosa que se puede comprender.

No recuerdo a esa actriz de las focas, y eso que leía cada interviú que caía cerca de mis manos, pero sí recuerdo a Nadiuska, como no podía ser menos!

Un saludo

asolado dijo el día 10 de Julio de 2011 a las 19:49:25:

Por elucubrar, se puede elucubrar tanto como se quiera señor Moa, pero misterios poquitos.
Sus razonamientos suelen estar preñados de coherencia, pero cuando el vuelo de sus reflexiones le lleva a la realidad de los hechos siempre contrarios a lo que a usted, como demócrata, seguramente le habría gustado que fueran, parece que se arruga y pone vaselina ¿Misterios? ¡¡Venga ya!!
Usted lo sabe mejor que nadie. Veamos:
Primero.- Lo que se da en llamar derechas en el franquismo, en su mayoría, eran familias guiadas por intereses de saga y económicos, con poquita enjundia política.
Segundo.- Como suele ocurrir casi siempre la gran masa social es conducida y en esos momentos era franquista hasta los huesos. Franco les pidió en su testamento político que siguieran al Rey… y no hubo la menor duda de que así hicieron.
Tercero.- El Rey siguió a pie juntillas las intenciones tantas veces expresadas por su padre, mal aconsejadas y que le ocasionaron los conocidos problemas con Franco. Aunque la reconciliación social era un hecho, no lo fue, en el minoritario casi marginal de la filosofía política socialista, comunista, nacionalista y secesionista (Izquierdas). Veneno que se incremento desde los ya corrompidos partidos políticos europeos.
Cuarto.- En consecuencia, con la referencia de una política y partidos políticos enferma y enfermos, tras la guerra fría, caducando ya en Europa, volvimos a introducir en casa al enemigo (que era marginal), hicimos una Constitución que mas bien parece un campo de minas y nos dimos una Organización territorial estupida que unidos a la corrupción sectaria de familias o partidos políticos, nos tiene como nos tiene hoy. A los pies de los caballos.
Sr. Pío Moa la situación es verdaderamente preocupante en todos los ámbitos políticos e Institucionales, sociales y territoriales, no creo que se solucione sin traumas – tristemente ya vivimos algunos – Conviene decir las cosas con meridiana claridad para que al menos nadie se lleve a engaño.
La democracia suena muy bonita, pero como el Güisqui, también la hay de botellón. Esta que tenemos es de botellón malo malisimo, y la resaca va a ser de órdago a la grande si no hay colapso etílico. Estamos cerca.

PINOCHO8 dijo el día 10 de Julio de 2011 a las 19:28:43:

Saludos Sr. Moa, yo tenía 18 años cuando falleció Franco, entre en la Universidad en 1974, venía de una ciudad de 15 mil habitantes, y no había intervenido, ni oído nunca nada de política y al llegar alucine. Me decían que estábamos en una dictadura y sin embargo la Universidad estaba poblada de carteles que llamaban a la policía "asesina", que celebraba los asesinatos y atentados de ETA, como logros de la "lucha democrática", donde en las "asambleas", supuestamente democráticas, si ingenuamente te prestabas a participar enseguida veías, que si discrepabas de la línea de los convocantes, en las que intervenían personas que no habíamos visto en la vida por la facultad, te podía costar que te llamaran “antidemocrata”, o “fascista”, solo por discrepar de aquella farsa. Yo me preguntaba que en aquella época, ¿que dictadura tan extraña?, donde los comunistas y sus compañeros de viaje dominaban de hecho la Universidad, se vitoreaba a la ETA, se llamaba asesina a la Policía y al Ejercito, y no pasaba nada, pudiendo la llamada dictadura acabar con aquel movimiento subversivo en la Universidad con tal de colocar un par de guardias en la entrada. La mayoría de los estudiantes repudiaban aquellos carteles pero nadie se atrevía a retirarlos, pues le podían partir la crisma.
Sr. Moa, se habla mucho de que la única oposición al franquismo fue de los militantes del PCE, y es cierto, pero creo que se exagera, pues es lógico que fuera la única fuerza organizada, ya que contaba con el apoyo logístico y económico de una superpotencia en aquel entonces que era la URSS. ¿Cómo se mantenían los liberados del PCE?, ¿acaso se mantenían con las cuotas de los militantes comunistas? ¿ Quién pagaba la buena vida de Carrillo y compañía en Paris?, ¿ acaso las cuotas de los militantes del PCE?, con el apoyo de los países comunistas del Este, en dinero, logística, preparación técnica en la subversión, y la apertura del régimen franquista en los años 60 y 70, el final del régimen estaba cantado, y los miembros del régimen en los años 60 y 70 sabían que el régimen sin Franco no sería lo mismo, y el entorno internacional llevaba a una equiparación con los regimenes del entorno, que era la Europa de la entonces CEE.
Por desgracia la transición que afortunadamente fue de la Ley a la Ley, se ha convertido en un Estado inviable al que solo le falta que lo entierren. Saludos.

5326 dijo el día 10 de Julio de 2011 a las 18:10:17:

Gaditano, del 70 al 75 los pasé estudiando derecho..., osea, una facultad, en la Complutense, muy politizada.

Que se colgaban clandestinamente los carteles filocomunistas?

NO!!!, se colgaban a la vista de todos. Del FRAP, del FRS, de la Liga Comunista, de la ORT, del Psoe, y a veces del PC.

Nos conocíamos todos, los grises no estaban sólo fuera, estaban dentro. Y tomaban los bocadillos de tortilla (costaban 6 pesetas) con botellín de Mahou CON LOS ESTUDIANTES. A veces tocaba correr, incluso dentro de la facultad, y a los más lentos, a los que ya pisaban los talones los grises, éstos les decían "corre más joder!, que te voy a tener que dar!!!". Claro, sólo hubiera faltado que los grises adelantaran y no usaran la porra... que además no era para tanto, y prueba de ello es que corríamos un dia sí y al siguiente que tocaba correr también.

Que se cortaban las calles?, a veces en Princesa, aunque no recuerdo muchas. Era un deporte, puro folclore, y posiblemente había un 5% de estudiantes (siendo MUY generoso) que organizaban aquello. El resto, esos cientos que corriamos y cortábamos calles, lo hacíamos porque era divertido y porque éramos estudiantes, y porque estaban los amigos al lado... con las risas que había después al contarnos los porrazos de los grises.

En mi clase, con más de cien alumnos, había dos que estaban en el psoe, el resto, nada que ver ni interés por la política. Por eso digo que un 5% es muy generoso.

Es algo así como "los indignados", son dos mil y "Madrid está tomado por los jóvenes indignados", 20.000 serios en tóda España y la prensa nacional e internacional dice que "los jóvenes españoles se manifiestan contra el gobierno"...

Gaditano, un poco menos de literatura de emoción, por favor, que muchos estuvimos allí y lo pasamos incluso muy bién.

Ah!, por cierto, aprovecho para decir que la matrícula de derecho costaba 4.030 pesetas al año... auténticos precios populares, dignos de una política educativa LIBERAL.

Escali dijo el día 10 de Julio de 2011 a las 17:41:03:


Para 5326.

¡Qué buena memoria!. Efectivamente, también recuerdo con cierto cachondeo interior que lo más llamativo que ocurrió tras la muerte de Franco fué la aparición del Interviú, las chicas en pelota, las películas de Nadiuska y similares.

Eso me trae a la cabeza que en el Interviú, entre reportaje de chica en cueros que quería ser actriz y le preocupaban los bebés-foca y chica en cueros que ya era actriz siempre salía un reportaje sobre exhumación de fosas comunes de la guerra. Así que cuando salen ahora los remueve-huesos subvencionados diciendo que antes de Zapatero no se podían exhumar fosas me lo tomo a coña, claro. Lo que no había antes de Zapatero era el derroche de millones para estos parásitos guerracivilistas.

Si que recuerdo bien las películas porno de los quince mil Bardem, que hicieron dinero en esos años y con esa "cultura".

Aparte de eso, lo que más me preocupaba de la política era si entrábamos o no en el Mercado Común, porque Franco había estado veinte años trabajando ese objetivo. Al final entramos, gracias a ese trabajo, y ahora es cuando podemos valorar lo importante que fué ese trabajo, que ha permitido atenuar las locuras, los odios y las insensateces de los iluminados que el PSOE va generando.


elviejoy dijo el día 10 de Julio de 2011 a las 16:04:50:

Porque los españoles no queríamos más guerras y con una democracia estable era la única forma de entrar en la CEE. No había otra opción.

ANP dijo el día 10 de Julio de 2011 a las 10:22:23:

Para mí, el principal misterio de la transición es la figura de Jordi Pujol. El misterio principal está en el culto a la personalidad que se instauró muy rápidamente, no sólo en Cataluña, sino en Madrid. Un ejemplo de esto fue su nombramiento por parte del ABC como "español del año". Hasta que irrumpió en escena Vidal-Quadras, que se atrevió a discrepar con el asunto de la política lingüística, vivíamos en un ambiente de exaltación casi rumano (lo digo porque me recordaba mucho a Ceacescu). Aparte de la exaltación de su personalidad que le hacía la prensa catalana, con La Vanguardia a la cabeza, aparte de la televisión autonómica, el coro de elogios que se le dedicaban desde Madrid era empalagoso. ¡Qué buen sentido! ¡Qué moderación! ¡Qué sentido de estado! Justo lo contrario de lo que era su práctica política real, empujando siempre en la dirección de fomentar el secesionismo. Creo que sería interesante que alguien dedicara tiempo a investigar qué es lo que había detrás de esto

« 1 2 3 »