Menú
Regina Otaola

Querido y añorado Gregorio

Carta de Regina Otaola a Gregorio Ordóñez con motivo del 18 aniversario de su asesinato.

Regina Otaola
0

Querido Gregorio:

Transcurridos 18 años desde tu asesinato, me hubiera encantado dirigirte esta carta para contarte cómo se cogió tu testigo y cómo se ha defendido desde entonces la libertad y la justicia en el País Vasco y en el resto de España. Cómo las víctimas del terror han recuperado la paz interior porque se les ha hecho justicia, cómo todos los terroristas siguen en la cárcel cumpliendo íntegramente sus penas y cómo ETA ha sido totalmente derrotada en una España que camina por la senda de la democracia sin ningún tipo de fisuras.

Sin embargo no puedo hacerlo porque te estaría engañando, o intentándolo al menos. ¡Qué ilusa! Si tú nunca te has dejado engañar. La verdad es que los proetarras, esos que ayudaron a apretar el gatillo para quitarte la vida, están en las instituciones (parlamentos, juntas generales y ayuntamientos) incluso gobernando en algunas de ellas. Acaban de elegir como senador a Goioaga, cuando existe un informe de la Guardia Civil (seguro que habrá mas) del 2010 que afirma que este sujeto "puede ser considerado sin ninguna duda colaborador legal de ETA y estaría directamente vinculado a la estructura orgánica Halboka". España, esa Nación que defendiste, se duele día sí día también porque los nacionalistas se han inventado un nuevo derecho al que denominan eufemísticamente "derecho a decidir". Un derecho "pata negra" porque, según los independentistas, su sola existencia demuestra que hay democracia cuando en realidad es un torpedo dirigido a la línea de flotación de nuestra Constitución y por tanto de nuestro Estado de Derecho. 

No son buenas noticias, ¿verdad? Te las cuento porque a ti te gustaba ir de frente, con la verdad por delante y con la palabra clara. Tu fuerza, tu tesón, ilusión y trabajo nos contagiaba a todos y aunque te parezca mentira muchos seguimos pensando que mereció y merece la pena seguir contagiados de ese espíritu "Ordoñez" que sigue muy, muy vivo en tu hermana Consuelo y en Ana, tu mujer. Como bien señalaron ellas, en este 18 aniversario, el archivo que hoy se presenta en tu ciudad tiene que ser la llama que no sólo nos siga alumbrando el camino de la libertad, la honestidad y la integridad, sino que también nos siga dando ese calor necesario, esa energía para poder continuar sin desfallecer.

Tú y el resto de victimas del terrorismo que están contigo y no entre nosotros merecéis lo mejor del resto de los españoles que seguimos aquí, en vida. Y lo mejor, no me cabe ninguna duda, es seguir trabajando con tesón para conseguir la derrota del terror sin paliativos, para vivir en libertad en una España libre, pujante, valiente y justa.

Espero, en un futuro cercano, poder contarte algo mejor. No me despido porque para mí sigues estando muy vivo. Sí te envío un beso enorme lleno de agradecimiento por habernos dado tanto y tan bueno.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia