Menú

La orden del Gobierno obliga a oficiar la misa del Valle de los Caídos en las puertas

Los benedictinos se han visto obligados a celebrar su misa en la puerta del Valle por la prohibición de llevarla a cabo dentro. Unas 250 personas han acudido pese al "frío y las calamidades" en lo que la Asociación de Defensa considera un ataque a la libertad de culto por parte del Gobierno.

EUROPA PRESS
0

Los monjes benedictinos han ofrecido este domingo una misa "de campaña" en la puerta del Valle de los Caídos ante la prohibición de la Guardia Civil a los fieles para acceder al recinto, según ha explicado el presidente de la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos, Pablo Linares.

Así, Linares ha señalado que alrededor de 250 personas han acudido al oficio de los monjes por los caídos de todos los bandos en la Guerra Civil "pasando frío y calamidades, aunque con muy buen ambiente". En este sentido, recordó que los monjes decidieron no oficiar la misa en la basílica el pasado sábado, ante una nueva negativa de la Guardia Civil de permitir el acceso.

"No ha habido diferencias con otros días. No se podía pasar por órdenes superiores a pesar de que existe el derecho de libertad de culto", ha explicado el presidente de la asociación. No obstante, ha resaltado su intención de seguir celebrando la misa en los próximos domingos "aunque caigan chuzos de punta".

Linares ha explicado que su asociación ya ha interpuesto diferentes acciones legales contra el cierre del Valle "cuando todavía se podía pasar" a la misa y que, esta nueva situación, supondrá "casi con total seguridad" la presentación de una querella criminal contra el Gobierno.

"Antes se prohibió el turismo y el culto, pero se dejaba pasar a la misa de 11, pero ahora ya ni eso. Queremos dejar claro nuestro apoyo a los benedictinos y que sepan que les vamos a apoyar en todo lo posible", ha resaltado.

El acceso al Valle de los Caídos está restringido desde principios de este año cuando Patrimonio Nacional decidió poner en marcha unas obras de restauración en la Piedad de la fachada de la iglesia que, según sostenía, ponían en riesgo a los visitantes.

Sin embargo, el templo no está clausurado y los monjes siguen celebrando misa. Además, se permite asistir al público siempre que sea para seguir el oficio religioso, para lo que deben acceder a la Basílica a través del pasadizo de la abadía.

La Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos tiene recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) la decisión de mantener cerrado al público el recinto, ya que considera que las obras de restauración se pueden llevar a cabo sin impedir la entrada de visitantes.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 21 comentarios guardados

    Servicios