Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Rajoy podría aplicar el 155 en 5 días pero, de momento, sigue mirando a la Justicia

"Yo no soy culpable de todo", se queja Rajoy en la sesión de control en el Senado. "Bienvenido a la democracia", dice Santamaría al senador de ERC.

0
Mariano Rajoy, en su escaño en el Senado, en una imagen de archivo. | Europa Press

Mariano Rajoy rechazó que sea responsable del golpe separatista en Cataluña. "No echen la culpa a los demás, todo esto lo han hecho ustedes", contestó a Josep Lluís Cleries, que le acusó, entre otras muchas cosas, de falta de diálogo. "Yo no soy el culpable de todo", llegó a afirmar el presidente, en la sesión de control en el Senado. Como es tradición en esta Cámara, los representantes del PP le recibieron de pie ovacionándole. La amenaza separatista centró la sesión parlamentaria. "Bienvenido a la democracia", trasladó la vicepresidenta a Miquel Ángel Estradé, el representante de ERC.

El Ejecutivo aseguró una vez más que "protegerá a los ciudadanos" ante "la tiranía" de Carles Puigdemont y sus aliados, en palabras de Soraya Sáenz de Santamaría. En este sentido, fuentes gubernamentales aclararon que bastan 5 días para aplicar el artículo 155 de la Constitución, que conllevaría la suspensión de la autonomía, aunque esto "no" significa que se vaya a llegar a dicho extremo. De hecho, ni el presidente ni su número dos se refirieron a esa posibilidad en sus intervenciones en el Senado.

En este contexto, Dolors Monserrat, la titular de Sanidad, entró en escena para prometer medidas en caso de que el Gobierno catalán intente utilizar los centros sanitarios para realizar la consulta del 1 de octubre. Para empezar, se enviaría una misiva a los directores de esas instalaciones. "El Estado no va a permitir que se pervierta el Sistema Nacional de Salud ni la dignidad de los pacientes y los profesionales utilizándolos como instrumentos para romper España", avisó la ministra, sin entrar en los detalles sobre su posible respuesta. Cristóbal Montoro también se quedó en las advertencias pese a admitir que la Intervención de la Generalidad "no sabe" de dónde sale el dinero para la web del referéndum.

Así las cosas, de momento el Ejecutivo siguió confiando en la Justicia. Tanto Santamaría como Rafael Catalá se refirieron a los pasos que está dando la Fiscalía y dieron por descontado que los Mossos cumplirán con su mandato. "No me cabe la más mínima duda", destacó el ministro de Justicia. Mientras, Rajoy elogió la rapidez del Tribunal Constitucional para frenar las leyes aprobadas la pasada semana en el Parlamento catalán. Y, para rematar, Moncloa desveló que la abogacía del Estado estudia posibles medidas ante el hecho de que la Generalidad no haya publicado la suspensión de la ley de referéndum en el boletín oficial.

Intensa sesión de control

Durante el pleno, se constataron una vez las abismales diferencias entre el Gobierno y las formaciones separatistas. "Podemos resumir su intervención en que la culpa de todo la tiene el presidente del Gobierno", inició Rajoy su réplica, después de escuchar la batería de reproches de Cleries. El senador del PDeCAT le echó en cara la recogida de firmas del PP contra el estatuto catalán y su "incapacidad" para el diálogo. "En la vida hay que tener determinación y coraje para asumir tus propias decisiones", le emplazó el presidente. "A ver si hacen un poco de autocrítica".

El presidente recordó que, después de la campaña del PP en contra del estatuto autonómico, el Gobierno catalán, en manos de Convergencia, no tuvo reparos en aprobar dos presupuestos con el voto del PP."Después de las firmas y todas esas cosas", según sus propias palabras. Y, ante las quejas de Cleries de que Cataluña aporta más de lo que recibe del Estado, Rajoy le señaló el fondo de liquidez autonómico para "auxiliar económicamente" a la Generalidad.

Además, Rajoy quiso poner en valor cómo la antigua Convergencia, desde que hace bandera con la independencia, ha ido perdiendo cada vez más apoyos en las elecciones hasta el punto de tener que echarse en brazos de la CUP. "Eran un partido con 62 escaños y mire lo que son ahora", le dijo a Cleries. "Están amenazando a alcaldes y periódicos", se quejó, tras lamentar lo vivido la pasada semana en el Parlamento catalán. "No hable de democracia, se ha liquidado la Constitución y el estatuto", censuró, y fue entonces cuando se congratuló de los pasos dados por el TC.

El PSOE, en voz de su su portavoz Ander Gil, volvió a trasladar a Rajoy su respaldo para frenar el golpe, pero se unió a la crítica de que el Gobierno no ha querido negociar y dialogar. El presidente no quiso enredarse en reproches y se centró en elogiar la colaboración de las formaciones constitucionalistas ante el 1 de octubre."No voy a hablar de los errores de unos ni de otros", afirmó. "Estoy de acuerdo en eso que ha dicho del diálogo y la política, pero cuando el planteamiento es un referéndum ilegal, las cesiones son imposibles", razonó.

Especialmente intenso fue el rifirrafe entre Santamaría y el senador de ERC. El parlamentario independentista habló de "represión" por parte del Estado y se negó a ser "súbditos de la ley". "Lo mejor que nos puede pasar es que el 1 de octubre nos veamos en las urnas", apostilló, en lo que pareció una amenaza. "Bienvenido a la democracia", contestó la vicepresidenta, comparando la Cámara Alta con el Parlamento catalán. "Es un hombre afortunado, ésta es una cámara democrática", destacó.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Barcelona amanece repleta de pancartas con la bandera española y la leyenda "Sí a España"
    2. Conmoción en las redes sociales por la muerte de la 'influencer' Celia Fuentes
    3. Mandos de la Guardia Civil piden al Gobierno que asuma el control de los Mossos d´Esquadra
    4. Montoro llega tarde: Cataluña gasta tres veces más de lo permitido en lo que va de año
    5. Podemos y Ahora Madrid fracasan en su intento de llenar Sol a favor del separatismo
    0
    comentarios

    Servicios