Opinión
Noticias y opinión en la red
Telemadrid

El PP y la bestia

Zapatero y Montilla ya tenía que haber sido declaradas “personas non gratas” en la Comunidad de Madrid por su acción contra los ciudadanos madrileños. Espero que los responsables del PP Madrid tomen esta medida u otras similares para que sus votantes sepan que, al menos, son defendidos por sus representantes políticos. Negar el derecho a ver en analógico el segundo canal de Telemadrid, como han hecho Zapatero y Montilla con los ciudadanos de Madrid, es extraordinariamente grave. La actuación de Zapatero y Montilla prohibiendo a Telemadrid su derecho a emitir en analógico es una prueba más de que estamos ante individuos sin escrúpulos democráticos. La bestia totalitaria que esta gente lleva adentro sólo puede combatirse con acciones políticas permanentes. ¿Cuáles? Todas, excepto ofrecerle planes “dialógicos” como el último que acaba de hacer Rajoy. Ingenuidades, ya, las mínimas, pues aquí lo que nos estamos jugando los españoles es ser o no ser. Y, por supuesto, que ningún político del PP se engañe con la reforma de los Estatutos, porque ésta se ha revelado ya como el mayor engaño de Zapatero para matar a la nación más antigua de Europa.

Por lo tanto, los políticos del PP deben explicar con valentía qué está pasando. Y, sobre todo, tienen que tratar de satisfacer, en primer lugar, a quienes les votan, porque son éstos únicamente quienes les marcan el camino. Así es la democracia contemporánea: las “elites” son dirigidas por sus electores. Lo contrario, ya saben lo qué es. Digo esto, permítanme el paréntesis, como un recadito a los políticos “centristas” del PP que a la hora de dar la cara más parecen “pilluelos” nihilistas que políticos con agallas. Pues bien, la prohibición de Montilla es un hecho lo suficientemente grave para que el PP dé un giro radical en su política de oposición, o sea, que no ceda un sólo centímetro ante la propaganda socialista de hacerse fotos para no llegar a ningún acuerdo. ¡Ya está bien de propuestas que el PSOE las devora en horas! Todo intento “dialógico” con el PSOE por parte del PP es, hoy por hoy, pérdida de tiempo, o peor, formas higiénicas para tapar la basura propagandística del Gobierno y las acciones totalitarias como la de Montilla contra la Comunidad de Madrid.

Por lo tanto, las expectativas del PP no pueden fijarse por “acuerditos” para crear mensajes que lleguen a la ciudadanía que no los vota, tampoco por “convenciones” para darse ánimos los barandas del aparato organizativo del PP, ni menos a “golpe de sondeo” electoral. Todos esos son asuntos menores si previamente el PP no satisface, casi en términos de placer político, las demandas ciudadanas de sus votantes. Sigan, señores del PP, las expectativas de sus seguidores y lo demás vendrá por añadidura. O sea, más que propuestas para hablar con el señor que nos machaca desde La Moncloa, respondan rápida y limpiamente a las acciones totalitarias del Gobierno socialista. Antes que nada, explicándole a la ciudadanía, especialmente a los votantes del PP, cuál es el significado de la prohibición de emitir en analógico por su segundo canal. En este sentido, me parece muy acertada la contextualización hecha por el director general de Telemadrid sobre el significado de la prohibición. Sí, tiene toda la razón Soriano, cuando dice que esta medida del Gobierno es un acto más para discriminar, empobrecer y reprimir a una Comunidad gobernada por el PP. Por supuesto, también son muy oportunas las declaraciones del portavoz del PP de la Comisión de Control de Telemadrid, David Pérez, sobre la discriminación y marginación de los madrileños respecto al resto de los españoles, especialmente catalanes, vascos y andaluces, que supone la prohibición.

Pero, ahora, hay que dar un paso más. Es necesaria la actuación de los políticos del PP con más responsabilidad en la dirección del partido. Son estas personas quienes tienen que señalar que estamos ante un acto totalitario sin parangón en las democracias occidentales. Son Rajoy, Esperanza Aguirre y Gallardón quienes tienen que tomar medidas contra la prohibición Zapatero y Montilla. Ante la bestia totalitaria, que niega nuestros derechos, tenemos que reaccionar con todo tipo de medidas, naturalmente, democráticas, por ejemplo, como decía más arriba, declarando a Zapatero “persona non grata” de la Comunidad de Madrid. El odio que este hombre tiene a España parece haberlo concentrado en Madrid.

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.

Lo más popular