Opinión
Noticias y opinión en la red

Pero siguen prefiriendo Cuba a los USA

Basta comparar el tiempo que han tardado y el tipo de condena que han hecho las izquierdas españolas –políticas, mediáticas y titiriteras– de los últimos asesinatos oficiales del régimen castrista para ver que Cuba sigue siendo su dictadura favorita y Estados Unidos la democracia que odian. De hecho, comparar la pena de muerte en algunos estados de los USA –con todas las garantías del Estado de derecho– y el asesinato político de unos señores cuyo delito ha sido tratar de huir de la Isla-Cárcel muestra que para esta izquierda inmoral en lo ideológico, desvergonzada en lo político y esquizofrénica en lo cultural, siempre poniendo una vela a La Habana y otra a Hollywood, es tan superior el socialismo al capitalismo que un asesinato político ordenado personalmente por Castro les provoca el mismo rechazo que la pena de muerte a un violador y asesino de niños o de ancianas en Texas decidida por un jurado en un juicio presidido por un juez y en cumplimiento de las leyes vigentes.

Evidentemente, si creemos que en su almita de fastuosos farsantes cabe la sinceridad, para Almodóvar y toda la patulea progre que en la Puerta del Sol aplaudió a Cuba, Venezuela e Irak mientras llamaba “asesinos” a los norteamericanos antes de empezar la guerra, el mismo delito debe de ser asesinar ancianas para robarles o matar niñas después de violarlas que el de asaltar un ferry para huir de la Isla, puesto que la pena de muerte les produce el mismo rechazo en ambos casos. Y ellos insisten una y otra vez en repetirlo, equiparando el Poder Judicial independiente de una democracia como la norteamericana con los fusilamientos por razones políticas de una dictadura comunista.

En rigor, las condenas a los crímenes de Castro son para la izquierda comunista, socialista y polanquista una simple ocasión de atacar al Gobierno, como ha demostrado una vez más la tripleta Zapatero-Caldera-Llamazares. Lo atacan porque los soldados norteamericanos y británicos derriban una dictadura y también porque una dictadura aprovecha ese derribo para seguir matando y encarcelando, como ha hecho siempre. Están que braman porque se han cargado a Sadam Husein y porque Castro les obliga a condenarlo un poquito, sólo un poquito, ningún izquierdista se echará a la calle por los crímenes de Fidel Castro que vienen repitiéndose desde hace cuarenta y tres años (esos son los valores de la revolución cubana a que se refiere el sicario castrista Martínez) y han sido capaces de convocar una huelga general para lamentar que se habían acabado los de Sadam Husein.

Para Madrazo y Llamazares, Cuba sigue siendo el referente del País Vasco que, con la ayuda de Ibarreche y de la ETA, quieren imponer a España. Para Zapatero, es un pequeño estorbo en su estrategia antiamericana y antidemocrática para llegar al Poder. Para el PP... ¿alguien sabe cuál es la política del PP con respecto a Cuba? Si alguien se entera, por favor, comuníquese. No se gratificará, pero se agradecerá.