Fin de semana
Noticias y opinión en la red
CIENCIA

Las preguntas que no se dejó hacer Al Gore

Esta semana me quedé con las ganas de entrevistar a Al Gore. Resulta que el llamado "apóstol del cambio climático" sólo tuvo tiempo para responder en profundidad a las preguntas de un medio de comunicación. Lástima, porque me había preparado bien el cuestionario… En fin, para que no quede perdido en el baúl de los recuerdos, aquí lo dejo publicado. Quizás lo lea y tenga a bien contestarme.

– Después de conseguir que el señor Zapatero se comprometa a distribuir su último vídeo en todos los colegios públicos españoles, ¿dedicará parte de los beneficios que obtendrá a la defensa de la foca monje?
 
– ¿Qué se siente al saber que su vídeo va a ser visto por más niños españoles que los que tendrán la oportunidad, durante toda su estancia en el colegio, de leer el Quijote, la Biblia y La evolución de las especies de Darwin?
 
– Usted ha declarado en Madrid: "El mayor problema de la Humanidad es el cambio climático". ¿Cuál de los siguientes problemas considera que ocuparía el segundo puesto? 1) La muerte por inanición de millones de niños en países pobres. 2) Las enfermedades infecciosas, como el sida, la diarrea y la malaria, que matan a 15 millones de personas cada año. 3) La falta de agua potable, que afecta a 1.000 millones de personas. 4) El hecho de que 800 millones de personas carezcan de educación básica. 5) La violación de los Derechos Humanos sufrida por los cientos de personas que viven bajo sistemas dictatoriales.
 
– ¿Le ha comentado el señor Zapatero si tiene intención de recibir en la Moncloa a alguno de los 18 premios Nobel (miembros del jurado de los premios Rey Jaime I de Investigación) que apoyan el desarrollo de la energía nuclear como la mejor alternativa para la conservación del medio?
 
– Según los científicos que usted lee, la actividad humana es responsable de un peligroso aumento, de 100 partes por millón (ppm), de CO2 en la atmósfera terrestre. ¿Cómo se encuentra después de haber sido sometido durante varios minutos a las 50.000 ppm que exhala el aliento del señor Zapatero (como el de cualquier otro ser humano sano)?
 
– Por curiosidad, ¿hablaron el señor Zapatero y usted de las informaciones periodísticas que apuntan al interés que empresas energéticas como Enron mostraron por influir en la Administración Clinton?
 
Algunos medios de comunicación de su país denunciaron que existía una línea directa entre algunos ejecutivos de Enron interesados en que se ratificara el Protocolo de Kioto y la presidencia de los Estados Unidos. Según informaron investigadores del Washington Times, Enron podría haber invertido grandes sumas de dinero en apoyar a los demócratas para influir en la política ecologista de Clinton y de usted mismo. De hecho, la ratificación del Protocolo de Kioto hubiera supuesto una vía de negocio suculenta para Enron a través de la compraventa de emisiones de CO2 y de la apuesta por las energías basadas en el gas natural. ¿Puedo preguntarle en qué quedó aquella investigación?
 
– ¿Puede decirme qué porcentaje de los 500 millones de dólares que la Administración Clinton dedicó al desarrollo de programas energéticos no militares ha revertido en aplicaciones reales en el terreno de las energías alternativas? ¿Es cierto, como denuncian muchos físicos en Estados Unidos, que el porcentaje es cero(!)?
 
– Según los medios que defienden la corriente oficial ecologista (es decir, la mayoría), los científicos que critican las conclusión del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) están siendo tentados económicamente por las grandes compañías energéticas, luego su trabajo es interesado y nada objetivo.
 
¿Ha calculado usted cuánto dinero se invierte en las reuniones, conferencias, publicaciones y comunicados del IPCC? ¿Cuántas cátedras, becas, másteres, donaciones, subsidios, ayudas y premios dependen de los postulados de Kioto? ¿Cuánto dinero se ha invertido en subvencionar a las empresas para que dejen de contaminar? ¿Qué volumen de mercado genera la migración de las grandes industrias a lo ecológicamente correcto? ¿Cuánto dinero se ha invertido en el lavado de imagen de las grandes empresas petroquímicas?
 
¿Cuántos científicos, maestros, divulgadores, editores se ganan la vida creando productos educativos sobre conciencia ecológica? ¿Cuántas publicaciones periódicas se dedican a la ecología? ¿Cuántos ejemplares de más vende un periódico con un titular ecoalarmista en portada? ¿De qué viven los directivos de Greenpeace, WWF/Adena, Earth First, etcétera?
 
– España jamás llegó a acercarse al objetivo de ayudar al Tercer Mundo con el 0,7% del PIB, y, hoy por hoy, sigue muy lejos de cumplir las exigencias de reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera comprometidas en Kioto. ¿Sigue pensando que este país puede liderar la lucha contra el cambio climático?
 
– En su documental nos ofrece estremecedoras imágenes del 2% del territorio de la Antártida que se está calentando. ¿Tiene pensado ya cómo va a rodar en sucesivas entregas el 98% del territorio que se ha enfriado en los últimos 35 años?
 
– Impactantes también son las imágenes que ofrece de cómo quedarán de devastadas ciudades como Nueva York, Calcuta o Ámsterdam cuando el mar aumente su nivel en 20 metros. ¿Se trata de un recurso dramático utilizar esa cifra, a pesar de que los expertos del IPCC advierten de que las aguas del mar subirán, en el peor de los casos, 0,6 metros? ¿Tiene algún significado especial la cifra "20"?
 
– Estremece escucharle hablar de la cantidad de muertes que producirá el aumento de la temperatura en el futuro. ¿Ha calculado usted el número de fallecimientos por frío que se evitarán? Algunos científicos lo han hecho. Le sirvo los datos, por si tiene a bien incluirlos en la edición de su documental que se va a entregar a nuestros hijos en las escuelas. Anualmente, un aumento de un grado en las temperaturas causaría 2.000 muertes por golpe de calor en el Reino Unido, pero supondría 20.000 fallecimientos menos por frío.
 
– Usted hará ver a nuestros hijos que el huracán Katrina fue consecuencia del calentamiento global. ¿Puede decirme qué medidas aprobó durante su mandato como vicepresidente para mejorar el obsoleto sistema de diques de protección de Nueva Orleans?
 
– Retrasar sólo 6 años el efecto del supuesto cambio climático sobre el planeta costará a los países firmantes del Protocolo de Kioto 150.000 millones de dólares. ¿Sabe lo que costaría dotar de agua potable y sanidad a todos los habitantes del mundo? ¿No? Pues puede preguntarle a la propia ONU: 75.000 millones de dólares. Justo la mitad. ¿Qué inversión le parece más rentable?
 
– Hace años nos quisieron convencer de que los humanos nos achicharraríamos por culpa del agujero en la capa de ozono. ¿Su apoyo a la causa del cambio climático, ahora, significa que usted ya no cree en los postulados catastrofistas sobre el ozono, que el ozono ha pasado de moda, que lo del ozono ya se ha arreglado o, simplemente, que de algo hay que morir?
 
– ¿Apagó usted la luz en el gran apagón de la semana pasada? ¿Le ha comentado el señor Zapatero cómo se las arreglaron a oscuras en la Moncloa?
 
– ¿Cree usted que, en próximas ediciones del gran apagón contra el cambio climático, los 2.000 millones de ciudadanos del mundo que viven aún sin energía eléctrica deberán apagar las velas, o cerrar los ojos, para salvar al planeta?
 
– ¿Cuánto tiempo cree usted que esos 2.000 millones de personas tardarán en tener luz eléctrica ecológicamente sostenible en sus casas? Mientras les llega la energía verde, ¿cree que será malo para el medioambiente que quemen algo de carbón para calentarse?
 
– ¿Fue usted a la Moncloa en coche de hidrógeno?

Lo más popular