Menú

El problema testicular con el que nació Joaquín Sánchez

El siempre dicharachero exfutbolista Joaquín triunfa con su programa El Novato.

El siempre dicharachero exfutbolista Joaquín triunfa con su programa El Novato.
Joaquín y Susana Saborido | Gtres

Joaquín: sólo al mentar su nombre ya se le asocia desde hace años con el más popular de los jugadores del Betis Balompié. Y desde hace justo un año como presentador de un programa televisivo de amplia audiencia: El novato, donde viene entrevistando a populares figuras, con un argumento similar cada semana: trata de emular la profesión de cada una de ellas. Y lo hace con infinita gracia natural. No es un cuentachistes al uso, en la línea contraria al catalán Eugenio que los decía sin mover apenas un músculo de la cara, "a lo Buster Keaton", sino riéndole a mandíbula batiente, creando empatía con su interlocutor y, por supuesto, la audiencia. Simpático, dicharachero, ante la pantalla y en su vida normal, la calle y su casa.

Vino al mundo en El Puerto de Santa María. Y cuenta algo descacharrante que parece producto de su innato buen humor: "Yo nací con un huevo defectuoso. Sí, no se rían: un huevo "sin hacer", como "descolgao". El médico le dijo a mi madre que tendría que esperar a que yo me hiciera mayor para operarlo. Al huevo… Y que de momento me pusiera veinte minutos al sol con los testículos al aire. En vez de mi madre era mi hermana quien lo hacía, con la primera luz del día. Me tapaba entero… y mi huevecito al sol. Así, durante unos meses. ¿Y ahora? Lo tengo "todo" al mismo nivel".

Es casi imposible mantener una entrevista con Joaquín sin que cada cinco minutos no te cuente algo que haga reír, manteniendo su bonita sonrisa unos segundos. Así siempre. Cómo no va a inspirar simpatía este jugador de fútbol, que colgó las botas la pasada temporada tras un gran homenaje que le brindó la afición bética en toda Sevilla. Jugó en varios equipos (Valencia, Málaga, Fiorentina) pero el suyo fue siempre el blanquiverde, del que era centrocampista. Marcó ciento catorce goles en su larga vida deportiva, hasta cumplir los cuarenta y un años. Cincuenta y una veces internacional. En encuentros complicados, antes de saltar al campo, alentaba a sus compañeros en el vestuario, bailando y contándoles ocurrencias. Por cierto, Joaquín, ¿es bueno o malo que un futbolista haga el amor un poco antes de comenzar un partido? "A mí siempre me venía de categoría, y así se entendía antiguamente. Pero los directivos no estaban de acuerdo, de ahí que decidieran lo de las concentraciones la víspera. Para descansar…"

susana-saborido-mujer-joaquin-sanchez-galeria-10.jpg
Joaquín y Susana en su juventud | Archivo

Ganó Joaquín mucho dinero en el fútbol. En Italia, dos millones setecientos mil euros cada temporada, de las dos que se alineó con la Fiorentina. Dos millones cada año que jugó con el Valencia. Diez las dos temporadas en el Málaga. En el Betis también comenzó percibiendo una millonada, pero al final de su vida deportiva la ficha se la rebajaron a un millón. Buena parte de lo ganado supo invertirlo en una casa sevillana de película, un chalé también de cine en Mairena del Aljarafe, apartamento en Marbella, dueño de garajes, pisos y negocios diversos. También es de los que no le afecta nada el constante vaivén de las tarifas telefónicas.

Se casó el año 2005 con Susana Saborido. Pareja perfecta. Con dos hijas. Ella colabora en El show de Bertín, programa de Canal Sur y Telemadrid. Y Joaquín, queda dicho que ha cumplido un año como El novato, a plena satisfacción de Antena 3 y su amplia audiencia. Los chistes del bético no cesan en cuantas entrevistas le hacen. En un avión donde viaja un pasajero por vez primera, le dice tembloroso a una azafata: "Y si este aparato arde ¿por donde salimos". Y la respuesta: "En el telediario". La esposa que lleva casada cuarenta años le increpa a su marido: "Nunca me has comprado nada". "Y tú ¿qué es lo que vendes, cariño?" "Papá , nos han robado el coche". "Pero ¿has visto quién ha sido?" "No, papi, pero he tomado el número de la matrícula". "Me han dado dos meses de vida", le cuenta un enfermo a su mejor amigo. Y éste: "Y qué le has dicho al médico". "Que a ver si es posible en julio y agosto" "Oye, tú eres ludópata?" "Apostaría que sí" Alarmado, el paciente le pregunta al oftalmólogo: "¿Voy a perder el ojo?" "¡No, no se preocupe…! Se lo voy a envolver en una cajita" Un gitano que está entre rejas le inquiere a su abogado cuando va un día a visitarlo: "¿Qué? ¿Qué tal está ahí la cosa?" Y le responde: "Bien, pero si te puedes escapar, mejor que mejor" Lleno en el estadio. Un espectador ve un asiento libre. Le pregunta por educación a una señora que ocupa el que está al lado: "¿Está libre?" "Sí. Lo ocupaba mi marido pero se ha muerto". "Lo siento, pero ¿ no va a venir ningún pariente?" "No creo. Está toda la familia en el entierro" Y el último. Otro paciente que ante el interés de la sexóloga por cuál es la mejor postura que practica", le confiesa: "De rodillas… y pidiéndoselo por favor".

Con Joaquín, a su lado o contemplándolo en la televisión, la vida es menos aburrida que cuando escuchamos a los políticos con sus constantes tabarras.

Temas

En Chic

    0
    comentarios