Menú

Belén Cuesta reanuda su trabajo tras unos meses inactiva por maternidad

La discreta en cuestión de amores Belén Cuesta fue madre a finales de 2023, pero no se conoce la identidad del padre.

La discreta en cuestión de amores Belén Cuesta fue madre a finales de 2023, pero no se conoce la identidad del padre.
Belén Cuesta | Cordon Press

La actriz andaluza Belén Cuesta ha cumplido cuarenta años. Se considera malagueña, aunque nació en Sevilla. Apoya ese sentimiento porque desde niña sus padres se instalaron con ella en la localidad costera de Fuengirola, donde transcurriría también su adolescencia y su primera juventud. Su madre estudió Bellas Artes y su padre trabajó de fotógrafo hasta ejercer de abogado. También Belén Cuesta se matriculó en la Facultad de Derecho, aunque interrumpió los primeros cursos para ingresar en la Escuela de Arte Dramático de la capital de la Costa del Sol. Y consiguió convertirse en una actriz popular. Ha llevado sus amores con absoluta discreción, aunque no pudo impedir que se publicara su embarazo, de una niña nacida a fines de 2023, sobre la que hasta la fecha no ha manifestado la identidad del padre. Hay que respetar, por supuesto, esa decisión.

La maternidad ha sido para Belén Cuesta una experiencia tan importante que, desde que dio a luz a una niña, de nombre desconocido, el 23 de diciembre de 2023, renunció a inmediatos trabajos en series de televisión. Permaneció unos meses totalmente dedicado su tiempo a su bebé. Tan orgullosa estaba que así lo atestiguó en unas imágenes con la pequeña amorosamente entre sus brazos.

Pasados cuatro meses del nacimiento, Belén hubo de pensar ya en la reanudación de su trabajo, incorporándose al rodaje de la serie El legado, para la productora Netflix, de las de pago, en la que figura como hija de un matrimonio interpretado por José Coronado y Susi Sánchez.

belen-cuesa-chic.jpg
Belén Cuesta | Archivo

Con anterioridad, antes de ser mamá, había intervenido en otra serie televisiva, "Las largas sombras", que comenzó a emitirse el pasado 10 de mayo. Un "thriller" sobre la historia de un grupo de amigas que se reencuentran después de unos años y evocan la trágica desaparición de una compañera de estudios durante un viaje de fin de curso. Ha transcurrido un cuarto de siglo y se cruzan los recuerdos del trío. Belén Cuesta es una doctora con problemas, alternando en el reparto con las también conocidas colegas Elena Anaya y Marta Etura.

No le han faltado contratos a la actriz sevillano-malagueña, pues hace unos pocos meses se emitió otra interesante serie sobre la vida y trabajo del genio de la moda, Balenciaga, en donde encarnó el personaje de la reina Fabiola de Bélgica, clienta real de aquel vasco de Guetaria.

A Belén Cuesta le parece un sueño hecho realidad, el de que, siendo jovencita, aspirara a ser actriz, logrando ya su primer éxito con La casa de papel. Después, su intensa biografía artística reúne una notable actividad tanto en el cine como en el teatro, aunque haya sido la pequeña pantalla en donde ha obtenido más reconocimiento público. Y si no, recuérdese su paso por Paquita Salas, en el personaje de Eva Magüi, donde Los Javis, sus responsables, la descubrieron, tras tenerla contratada de camarera en un bar. Fue también cajera, trabajo que abandonó pronto. Le esperaba otro éxito, más reciente: el de Cristo y Rey, incorporando la figura de Bárbara Rey, a la que conoció para obtener datos y detalles que le sirvieron en la puesta a punto de su papel.

En el cine, Belén Cuesta también ha conseguido notables interpretaciones. Por ejemplo, en Ocho apellidos catalanes, donde organizaba la boda de los protagonistas, encarnados por el divertido Berto Romero y Clara Lago. No pasamos por alto su papel protagonista en La trinchera infinita, que le permitió ganar el Goya a la mejor actriz en 2020.

Con todo ese bagaje profesional, Belén Cuesta comenzó a ser objeto de la atención de los reporteros de las revistas rosas. Trató ella de llevar en secreto su relación sentimental con el actor compostelano Tamar Novas (que comenzó en el cine siendo el avispado escolar de La lengua de las mariposas y mucho después, amén de "chico Almodóvar", uno de los integrantes del reparto de Mar adentro, donde logró un Goya como actor revelación). Desde 2012 hasta 2022 duró el noviazgo de esta pareja. Parecía muy consolidada, pero en vísperas de la primavera de 2023 se supo que habían tarifado y que el tal Tamar se había unido a la cantante canaria Marilia Monzón, una de las concursantes en 2018 en Operación Triunfo.

Belén Cuesta no dio explicaciones sobre ese fracaso amoroso. Semana publicó en marzo del mencionado año imágenes de la actriz muy acaramelada con un joven cuya identidad no aparecía en ese reportaje. A día de hoy, se ignora si continúa a su lado. Porque está empeñada en llevar su vida íntima al margen de la curiosidad pública. En lo que insiste cuando le preguntan por su vida personal es que su mayor logro ha sido ser madre. Y no da más detalles de cómo se llama su niña ni quién es su padre. Tarde o temprano, alguien descubrirá su secreto. Pero ella tendrá sus razones para ocultarlo.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro