Menú

Así será el adiós de Carlitos en 'Cuéntame'

Carlitos en Cuéntame tiene en la vida real una nueva novia: la protagonista de Verano 1993, último Goya.

0
Así será el adiós de Carlitos en 'Cuéntame'
Ricardo Gómez dice adiós a Cuéntame | Cordon Press

Es Ricardo Gómez un estupendo actor de las nuevas generaciones, quien gracias a la notoriedad obtenida en Cuéntame se ha convertido en un popular joven galán. Por la calle, cuando lo identifica la gente, tiene la impresión de que les recuerda al niño nada revoltoso de la serie. Ahora, después de diecisiete años y trescientos cuarenta y ocho capítulos, abandona Cuéntame, donde venía desempeñando el personaje de Carlitos Alcántara, tras rodar otros capítulos para la decimo novena temporada. En ella, la última para él, celebrará su boda con Karina, su amor de la niñez, en Sagrillas. Y luego se llevará las llaves de la casa pero no se sabe dónde dirigirá sus nuevos pasos.

Los guionistas dejan en el aire, como una incógnita posible, el regreso algún día del actor a Cuéntame, si es que él desea volver y la serie prosigue. Hace un año que desapareció el personaje que incorporaba estupendamente el gran actor Juan Echanove. Por imposición de la productora, porque Juan deseaba seguir. En este otro caso todo hace pensar que la decisión ha sido del propio Ricardo Gómez para emprender nuevos trabajos. Por lo menos él se ha despedido con buenos modos, agradeciendo a sus compañeros de rodaje la acogida que le dispensaron siempre. "Son como de mi familia. Porque allí empecé a actuar siendo un niño hasta la fecha". En fechas recientes ha representado una función teatral, Mammón, al tiempo que era contratado para el rodaje de otra teleserie, Vivir sin permiso, que emitirá pronto Telecinco. En ella, Ricardo Gómez interpreta a Marcelo, un declarado homosexual, novio del hijo de un narcotraficante. Es un reto para este madrileño de veinticuatro años, que nunca hasta la fecha había encarnado a un personaje gay.

Ricardo Parrondo Gómez, natural de Collado-Villalba (Madrid), puede presumir de seguir apareciendo en la serie más longeva de Televisión Española, Cuéntame. Entró en 2001, cuando sólo contaba siete años. Y hasta el presente, lo hemos visto en la niñez, en su adolescencia y ahora en plena juventud. Una experiencia irrepetible para un actor infantil. Con su presencia y la voz en "off" de Carlos Hipólito, han transcurrido historias y personajes ligados a un periodo histórico de la vida española. Ricardo Gómez dio el primer beso a una chica en uno de los capítulos de la serie. Como también votó en las primeras elecciones democráticas, según el argumento de otro. Pero la escena que más vergüenza le produjo fue cuando hubo de mantener en la ficción relaciones sexuales con una de sus novietas. "En qué lío me he metido", llegó a pensar. Porque Ricardo Gómez parece en la realidad el mismo chico algo tímido, educado, prudente, responsable y respetuoso como suele comportarse dando vida a su personaje, Carlitos Alcántara; ya Carlos, por su edad.

cuentame-actores-reparto.jpg
El reparto de la última temporada | RTVE

Ha llevado hasta ahora sus relaciones con chicas con la mayor discreción. Marina Díez, Katia Klein (compañera en la serie en algún capítulo), la también actriz Ana Rujas… Con esta última estaba muy encariñado, pero acabaron dejándolo.

A los chavales de corta edad, si se les pregunta qué quieren ser de mayores, ya es tópico que contesten que bombero o futbolista (a poder ser Messi o Cristiano). Pero Ricardo Gómez parecía tenerlo muy claro ya con cinco años, cuando acompañaba a su madre, Ana Victoria Gómez Martín, al teatro. Ella, actriz y bailarina trabajaba en Historia de un caballo, junto a Paco Valladares y Carlos Hipólito. Y entre cajas, madre e hijo seguían la función. Otras veces, el pequeño se sentaba en el patio de butacas si había alguna localidad libre y solía comentar a sus vecinos: "¡Miren, esa que sale ahora es mi mamá!" Hasta hubo un día que le pidió a ella si él podría salir un momento al escenario; en plena representación, se entiende. Y lo dejaron. Ya decimos: con sólo cinco años… Y luego, ya debutó en el musical La Bella y la Bestia, en el teatro Lope de Vega, en la Gran Vía madrileña, incorporando a "Chip", la tacita. Después, le llegó su entrada en Cuéntame, que ha marcado su futuro profesional.

Ya tiene, en su todavía breve historial artístico, varios estrenos teatrales (uno de ellos, La cocina, de Arnold Wesker) y algunas intervenciones cinematográficas (la más reciente, en Los últimos de Filipinas). Amén de ello, su inquietud creadora lo ha llevado a dirigir un par de cortometrajes. Y todo ello, sin dejar sus estudios de Literatura Comparada, en la Universidad Complutense. Se levanta temprano, a las seis de la mañana. Y a partir de ese momento, sale disparado para el rodaje de Cuéntame. Para la tarde y noche tiene dos funciones teatrales. De Vivir sin permiso, la ya citada serie en la que se convierte en homosexual, comenta que se ha rodado en Galicia. Sus escenas amorosas con el joven Alex Monner, las ha solventado con el menor morbo posible; desde luego con la disciplina de un profesional de la interpretación. Porque ya hemos dicho que las chicas le siguen haciendo tilín. La antes citada Ana Rujas, es cinco años mayor que él, dejándole recuerdos inolvidables como un viaje que realizaron a Alemania hace un par de años.

Ricardo Gómez es un buen chaval, sin dobleces. Decepcionado con su anterior pareja, tiene nueva conquista: Bruna Cusí, ganadora del último Goya por su feliz trabajo como protagonista de Verano 1993. Ella le lleva siete años de diferencia, lo que parece es una constante en él, si nos atenemos a los amores que tuvo anteriormente.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios