Menú

La última jugarreta de Paulina Rubio a Colate: "Ya he perdido la esperanza"

El empresario acudió por sorpresa a la presentación de Masterchef Junior para apoyar a su hermana Samantha.

0
El empresario acudió por sorpresa a la presentación de Masterchef Junior para apoyar a su hermana Samantha.
Colate | gtres

Nicolás Vallejo-Nágera, Colate, quiso acompañar a su hermana Samantha Vallejo-Nágera en la presentación de la nueva edición de MasterChef Junior que se estrena este lunes en TVE y a la que asistió Chic. El empresario acudió por sorpresa al restaurante que abrió el programa en Madrid y habló sobre cómo ha sido su vida tras el final de Supervivientes, sobre su relación con Paulina Rubio, la madre de su hijo, y sobre su supuesto nuevo amor.

"Estoy recuperado", dijo sobre el accidente que sufrió en la Supervivientes, donde se rompió la clavícula durante una prueba física: "Fueron cuatro huesos rotos y una lesión muy fuerte en la clavícula. Por el momento no he vuelto a practicar deporte", dijo. "Los huesos rotos siempre dejan secuelas, y aunque me rompí cuatro hubo una rotura grande que era la de la clavícula y como se tardó mucho en operar pues sí que a día de hoy sigue dormida", comentó también a Chance.

Sobre su supuesta nueva novia, Azahara, Colate desmintió las informaciones y aseguró que se trata de una "muy buena amiga": "No tengo novia", aclaró. "Cuando estás fuera al final los amigos se convierten en familia y yo creo que Azahara, a la que adoro, y también a conozco a su familia, los quiero mucho, y me consta que ellos a mí también. Pero somos más amigos que otra cosa".

Nuevo desencuentro con Paulina

Menos amables fueron sus palabras hacia Paulina Rubio, la madre de su hijo, con la que mantiene una guerra en los tribunales desde hace años: "Hemos vuelto de nuevo al juzgado", confesó. "Este año nos correspondía pasar las navidades aquí en España y no me quería dar el pasaporte del niño y bueno, tuve que ponerle una demanda en la corte de Miami. El juez le obligó a entregarme tanto al niño como el pasaporte. Llevo años intentando no acudir a la corte porque siempre intento llegar a un acuerdo y hacer las cosas bien, pero no encuentro por el otro lado ninguna intención", dijo con semblante serio. "Solo me comunico con su abogado y tengo que litigar con él todas las semanas desde hace más de ocho años. Es la única relación que tengo con la familia materna de mi hijo".

Una situación de la que su hijo estaría empezando a ser consciente: "Los niños se dan cuenta de todo y mi hijo ya tiene nueve años y es muy inteligente. No es bueno que ocurran estas cosas y yo he intentado evitarlo". "Ya he perdido la esperanza porque no hay voluntad por la otra parte. Alguien que quiere hacer las cosas bien no se gasta miles y miles de dólares en impedir que un niño vea a su padre".

En Chic

    Servicios