Colabora

Nuevo récord mundial: se vende una botella de whisky "Macallan" de 1926 por 2,4 millones de euros.

Se vende el whisky más caro del mundo por 2,4 millones de euros por un Macallan de 1926 destilado en barricas españolas de Jerez durante 60 años.

Botella de whisky The Macallan de 1926 que se ha venido por el récord de 2,4 millones de euros. | Cordon Press

Una subasta en Londres ha finalizado con un nuevo récord mundial, la botella de whisky más cara de la historia. Se trata de una botella de whisky escocés 'The Macallan' de 1926, con etiqueta del diseñador italiano Valerio Adami, se ha subastado en Londres por el récord mundial para un vino o licor de 2,18 millones de libras (2,4 millones de euros, 2,7 millones de dólares).

Este precio supera al anterior récord que ya ascendía a 1,7 millones de euros, fijado en 2019 en la misma casa de subastas, por otra botella de la misma barrica de este whisky de 1926.

La puja se realizó ayer sábado en Sotheby's, dentro de unas jornadas de dos días donde éste licor era el protagonista y también se estableció otro récord para una colección de whisky japonés, que se adjudicó por 1,8 millones de libras (2 millones de euros, 2,2 millones de dólares), encabezada por una botella de Karuizawa de 1960.

En cuanto a la botella Macallan de dos millones de euros, que fue restaurada para su venta, la casa de apuestas explica su rareza; se trata de un whisky escocés destilado durante el período de entreguerras y envejecido a lo largo de seis décadas en barricas de roble español importadas desde Jerez. En 1986 se embotellaron sólo 40 ejemplares de 1926.

La casa de subastas londinense trabajó directamente con la destilería para reacondicionar y autentificar esta botella, la primera vez que esto se hace en un modelo de 1926. Como parte del proceso, un experto de 'The Macallan' realizó un olfateo del whisky, al tiempo que se reemplazaron tanto la cápsula como el corcho, se aplicó pegamento nuevo en las esquinas de las etiquetas y se tomó una muestra de líquido de 1 ml, para compararla con otra botella de 1926 de las oficinas de la empresa en Glasgow (Escocia).

Sotheby's asegura que la botella vendida el sábado será ahora la base del resto de ejemplares de 1926, de los que se cree que podrían quedar diez de este licor en todo el mundo, que tengan que someterse a pruebas en el futuro.

Jonny Fowle, director global de bebidas espirituosas de Sotheby's, ha afirmado que el valor que alcanzó en la puja "es trascendental para el sector del whisky en su conjunto".

Temas

Ver los comentarios Ocultar los comentarios

Portada

Suscríbete a nuestro boletín diario