Menú
Katy Mikhailova

Defiendan España

"El Idiotismo no entiende de nivel social lamentablemente".

Katy Mikhailova
0

Sigue inquietándome el fenómeno de la moda ridícula de la figurita del Buda que decora cientos, quizá miles, de hogares. Acabo de ver el videoblog de la guapa actriz Vanessa Romero. La cosa no va contra ella -me parece sencilla, auténtica y divertida-. Mi manifiesto se encamina hacia esos horripilantes muñecos gruesos y redondos que, por muy milenarios que sean, me resultan, cuando menos, ridículos e incoherentes.

En el vídeo hace el famoso room tour, que consiste en enseñar rincón a rincón la habitación de una. Y es que su salón -o sala de estar o lo que sea eso- estaba repleto de al menos unos 5 budas. Como ella, otras tantos más que veo en la TV o revistas presumiendo de sus rincones llenos de chorradas de esas de feng sui/sui feng y la madre del cordero.

El debate que planteo es porqué nos dedicamos a elogiar, exhibir y presumir de una simbología que poco tiene que ver con nuestra cultura -actual-; y me pregunto si, acaso, no es más creíble contar con una simbología católica, o cristiana, que nos representa mucho más que todas esas modas estúpidas del Budismo, Jainismo, Vedismo, y el Idiotismo que se agrega las anteriores.

Sé que me van a linchar los budistas, veganos y/o gilipollas de turno que se aburran y se paseen por aquí. Acepto única y exclusivamente que se rellene la vida de una con Budas si realmente se practica el Budismo como tal, como religión -aunque odien este término-.

hqdefault.jpg

De no ser así -aunque se practique el yoga los domingos por la mañana, el tantra los sábados por la noche-, exponer los Budas como el padre-nuestro me parece aburrido, poco original y patético.

Lo mismo digo de las calaveras -tema del que me harté de escribir-, la mano de Fátima y demás símbolos de mal gusto y de incoherencia total. Del Budismo al Idiotismo -entendiendo este último movimiento, tan antiguo como básico, como la manifestación máxima de la enajenación mental de una sociedad hastiada, con pérdida de identidad y sin ningún rumbo- se pasa en lo que tarda Pedro Sánchez en soltar alguna barbaridad de las suyas.

Siento muchísimo si he ofendido a alguien. Me duele ver esas basuras de imitación repletas en los hogares de españoles en lugar de alabar otros símbolos como la bandera, por ejemplo. Objetos, la mayoría sin ningún valor, vendidos en un todo a cien o en tiendas de muebles de lujo. El Idiotismo no entiende de nivel social lamentablemente. No tiene otra cosa mejor en la que invertir el dinero: como si no hubiera otras estatuas decorativas más originales y bonitas. Y no me digan, víctimas del objeto en cuestión, que viendo a la alimentada y alopécica figura, algunas con baratijas en la cabeza, encuentran su paz interior, porque no me lo creo. Hagan el favor de sacar las banderas rojigualdas a su balcón de una vez y déjense de niñerías progres y modernas para decorar sus casas, que ya va siendo hora de defender lo nuestro, lo suyo, y no lo de otros.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios