Menú

Así son las mascarillas y el spray nasal 'made in Spain' que inactivan el covid en menos de un minuto

Científicos de la Universidad Católica de Valencia validan unas mascarillas 100% eficaces y trabajan en un spray que nos protegería durante 8 horas.

0
Científicos de la Universidad Católica de Valencia validan unas mascarillas 100% eficaces y trabajan en un spray que nos protegería durante 8 horas.
Europa Press

En su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados, la nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, reiteró el pasado jueves el objetivo de vacunar al 70% de la población antes del verano. Sin embargo, los problemas organizativos y de suministro hacen que los expertos cuestionen el optimismo del Gobierno y adviertan de que la tan ansiada inmunidad de rebaño podría tardar en llegar mucho más de lo previsto.

Hasta entonces, la autoprotección no solo se antoja necesaria, sino imprescindible. Por eso, son muchos los científicos que siguen trabajando para aportar a la población nuevos y mejores medios. Entre ellos, un grupo de investigadores de la Universidad Católica de Valencia (UCV) que, liderados por el profesor Ángel Serrano, acaban de validar unas mascarillas capaces de inactivar el coronavirus en menos de un minuto.

"Las que usamos hoy en día únicamente sirven de filtro. Es decir, impiden que los virus lleguen a las vías respiratorias, pero se quedan pegados a la mascarilla, con lo que si alguien la toca y después se lleva la mano al ojo se puede contagiar", advierte Serrano.

El investigador pone el acento en una práctica muy extendida, como es la de posar o tirar las mascarillas en cualquier parte. "Eso puede ser peligroso. Sin embargo, nosotros hemos aplicado un recubrimiento de un compuesto biocida que, al entrar en contacto con cualquier gota, provoca una reacción e inactiva el virus en cuestión de segundos", explica.

Mascarillas validadas en Japón

Para desarrollar esta mascarilla, el Grupo de Biomateriales y Bioingeniería de la UCV ha trabajado con un virus prácticamente idéntico al covid, con la salvedad de que, en lugar de afectar a células, afecta a bacterias. "Una vez que hicimos el trabajo previo y comprobamos que lo inactivaba al 100%, lo enviamos a un laboratorio de Japón que trabaja directamente con el SARS-Cov-2 y demostramos que funcionaba perfectamente".

cientificos-ucv.jpeg
Investigadores del Grupo de Biomateriales y Bioingeniería de la UCV

El siguiente paso, y el que avala la seriedad del producto, ha sido la publicación del estudio en la prestigiosa revista Nucleic Acids Research, donde ha sido validado por la comunidad científica. "Dada la situación en la que estamos, decidimos renunciar a la patente y publicarlo para que lo pueda utilizar cualquier empresa con el fin de agilizar su producción", aclara Serrano. De hecho, una empresa valenciana y otra de EEUU ya se han puesto en contacto con ellos para fabricarlas, aunque les consta que hay alguna otra que también estaría aprovechando su investigación.

La importancia de este descubrimiento, no obstante, va más allá del coronavirus: "Hemos demostrado que nuestras mascarillas también son capaces de inactivar las bacterias resistentes a los antibióticos, así que, aunque acabe la pandemia, se podrán seguir utilizando". El dato no es baladí, ya que, tal y como nos recuerda el investigador, la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en 2050 morirá más gente por culpa de estas bacterias multirresistentes que por el cáncer.

Un spray nasal que dura 8 horas

Además, aunque este es el más avanzado, el Grupo de Biomateriales y Bioingeniería de la UCV también trabaja en otro producto que podría ser revolucionario: un spray nasal capaz de protegernos del coronavirus durante horas gracias a nanomateriales de carbono y cloruro de benzalconio.

"Esto forma como una película en las fosas nasales, de tal forma que, si entra algún virus, lo inactiva en cuanto lo toca", explica Serrano, que asegura que el objetivo es "conseguir que dure por lo menos 8 horas, para que puedas irte a trabajar y que aguante durante toda la jornada laboral".

Para lograrlo, los investigadores trabajan mano a mano con la Universidad de Lousiana (EEUU) y con la farmacéutica suiza Pan Therapeutics, ya que su comercialización requiere de un proceso mucho más pormenorizado. Al tratarse de un medicamento, no sólo tienen que validar su funcionamiento, sino que también han de demostrar "que no es malo para la salud y que no tiene efectos secundarios". Su aprobación nos permitiría olvidarnos de las mascarillas, aunque si algo tiene claro este investigador es que éstas "se seguirán usando mucho tiempo, incluso aunque se dé por terminada la pandemia".

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios