Menú

¿Qué alimentos pueden dar problemas de próstata?

La próstata es uno de los órganos del hombre que más problemas puede dar. La alimentación es clave para su cuidado. ¿Cuáles son los peores alimentos?

La próstata es uno de los órganos del hombre que más problemas puede dar. La alimentación es clave para su cuidado. ¿Cuáles son los peores alimentos?
Travels of badger - Ración Paella de EmbutidosAn afternoon snack at the Museo del Jamón: a delightful plate of various meats and cheese. | Flickr/CC/enigmabadger

La próstata es una glándula que forma parte del sistema reproductor masculino y que está situada justo debajo de la vejiga y delante del recto, rodeando la uretra. Su función principal es producir un líquido que forma parte del semen y sus músculos ayudan a empujar el semen a través de la uretra durante la eyaculación. Además, es la única glándula del cuerpo que tiende a aumentar de tamaño con la edad, tanto que la próstata de un joven es similar a una nuez, pero a medida que los hombres envejecen, especialmente a partir de los 50 años, el aumento de tamaño puede provocar problemas prostáticos. De hecho, hay que tener en cuenta que alrededor del 25% de los hombres de más de 55 años presenta algún tipo de afección prostática, un porcentaje que sube al 50% a partir de los 70 años.

Por ello, hay que tener muy claro que en general, la alimentación es un factor clave para prevenir multitud de patologías y propiciar una buena salud. Tanto es así que en enfermedades como el cáncer de próstata, la dieta parece jugar un papel fundamental. También hay que saber que el aumento de tamaño de esta glándula, cuya principal función es la producción de esperma, que suele producirse a partir de los 50 años, eleva las probabilidades de sufrir hiperplasia benigna de próstata, prostatitis y cáncer de próstata.

¿Qué le pasa a la próstata con el paso del tiempo? Esta glándula se agranda progresivamente, tanto que a los 20 años tiene el tamaño de una nuez, y a los 40, de un albaricoque. A los 60, la próstata puede tener el tamaño de un limón, oprimiendo la uretra y la vejiga. El aumento del tamaño con la edad pueden suponer un problema de salud, tanto que los tres problemas más comunes de próstata son la inflamación (prostatitis), una próstata agrandada (HPB, o hiperplasia prostática benigna), y el cáncer de próstata.

Pero, al margen del proceso natural de envejecimiento de la próstata, con el fin de tratar de evitar estos problemas, un estilo de vida saludable puede ayudar a prevenir la inflamación, mejorar la salud urinaria y reducir el riesgo de hiperplasia prostática, prostatitis y cáncer de próstata. También hay que tener en cuenta que algunos alimentos pueden aumentar el riesgo de problemas de próstata, incluyendo la hiperplasia benigna de próstata (agrandamiento de la próstata), prostatitis (inflamación de la próstata) y cáncer de próstata.

Alimentos perjudiciales para la próstata

  • Alcohol: El consumo excesivo de alcohol es malo para la próstata ya que aumenta la gravedad de los síntomas del tracto urinario inferior como el flujo urinario débil, el vaciado incompleto de la vejiga o la dificultad para comenzar a orinar. Además, cuando una persona tiene problemas de próstata, las propiedades diuréticas del alcohol agravan los síntomas.
  • Lácteos: Algunos estudios sugieren que un consumo elevado de productos lácteos, especialmente leche entera, puede estar vinculado a un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata. De hecho, se cree que las altas cantidades de calcio en los lácteos podrían inhibir la producción de una forma de vitamina D que ayuda a proteger contra el cáncer de próstata.
  • Lácteos grasos como el queso o la mantequilla: El queso o la mantequilla son altos en sodio y grasas saturadas, por lo que no son los alimentos más óptimos para la próstata. De hecho, una revisión de estudios ha asociado el alto consumo de productos lácteos, como la leche y el queso, con mayor riesgo de cáncer de próstata. Por este motivo, en los países occidentales, donde la principal fuente de calcio proviene de los lácteos, las tasas de cáncer de próstata son más elevadas. Por el contrario, en los países asiáticos, donde el calcio procede más de dietas verdes, son más bajas.
  • Carnes rojas y procesadas: El consumo elevado de carnes rojas (como la carne de vaca, cerdo y cordero) y las carnes procesadas (como salchichas, tocino y embutidos) se ha asociado con un mayor riesgo de cáncer de próstata. El motivo es que estos alimentos son ricos en grasas saturadas y, cuando se cocinan a altas temperaturas, pueden formar compuestos químicos que podrían contribuir a la inflamación y al daño celular. No obstante, a diferencia de este tipo de carne, el pollo no parece tener el mismo efecto, mientras que el pescado tiene un efecto protector porque es rico en ácidos grasos omega-3.
  • Embutidos: Al igual que la carne roja, no hay que abusar del consumo de embutidos como el jamón york, el salchichón o el chorizo, asociados a diferentes tipos de cáncer como el de estómago y próstata. La OMS advierte que estas dietas ricas en carne, especialmente si está quemada, podrían ser cancerígenas para este órgano debido a una sustancia carcinógena que se forma al cocinarse a la parrilla que son las aminas heterocíclicas.
  • Soja y productos derivados: Aunque la relación entre la soja y la salud de la próstata es controvertida, algunos estudios sugieren que el consumo excesivo de soja y productos a base de soja podría tener un impacto negativo en la próstata debido a su contenido de fitoestrógenos.
  • Alimentos picantes: Los pacientes con problemas urinarios también deben de evitar los alimentos picantes para la próstata, ya que aunque no la afectan directamente, pueden irritar la vejiga, empeorando potencialmente síntomas urinarios como la urgencia y la incontinencia. Sin embargo, en el apartado de la prevención, componentes de los platos picantes como la capsaicina se han asociado en estudios como compuestos beneficiosos para prevenir el cáncer y otros problemas como las enfermedades coronarias y respiratorias.
  • Exceso de sodio: Optar por condimentar los platos con demasiada sal agrava el riesgo de sufrir síntomas relacionados con la próstata, como un flujo urinario bajo y el vaciado incompleto. Investigaciones recientes también sugieren que pueden empeorar los síntomas de almacenamiento, como el incremento de la frecuencia urinaria y la nicturia. Por ello lo ideal es tratar de sustituir el sodio por especias ya que estos condimentos pueden proporcionar ventajas extra, como propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, relajantes, antitusivas o buenas para el tránsito intestinal.
  • Fritos: Los alimentos fritos, como las patatas fritas, las croquetas o los nuggets de pollo se cocinan en aceites hidrogenados y contienen de grasas trans y aditivos químicos que pueden aumentar el riesgo de cáncer de próstata o empeorar los síntomas de la enfermedad entre quienes la sufren.
  • Alimentos ricos en grasas: Las dietas altas en grasas, especialmente las grasas saturadas y trans, pueden afectar la salud de la próstata. De hecho, estas grasas pueden contribuir al aumento de peso y a la inflamación, ambos factores de riesgo para problemas de próstata.
  • Azúcares y alimentos altamente procesados: El consumo excesivo de azúcares y alimentos procesados puede contribuir al sobrepeso y la obesidad, que están asociados con un mayor riesgo de cáncer de próstata. Además, estos alimentos pueden promover la inflamación en el cuerpo.
  • Procesados: Los alimentos procesados aumentan el riesgo de muchos tipos de cáncer, entre los que se incluye el de próstata. De hecho, se sabe que cuantos más alimentos procesados consume la gente, más probabilidades se tiene de sufrir cáncer de próstata. Entre estos alimentos se incluyen comida precocinada, bebidas industriales, perritos calientes, pasteles, galletas, cereales para el desayuno o comida rápida.
  • Salsas industriales: Las salsas para ensalada y aderezos preparados suelen entrar en la categoría de procesados y abundan en grasas saturadas y sodio. Lo ideal es sustituirlas por salsas caseras, aceite de oliva, vinagre o especias para cuidar mejor de la próstata.

¿Cuál es el mejor alimento para desinflamar la próstata?

La inflamación de la próstata, conocida como prostatitis, puede causar molestias significativas. Por ello, para reducir la inflamación, es importante incluir alimentos antiinflamatorios en la dieta. Uno de los mejores alimentos para desinflamar la próstata es el tomate ya que contiene licopeno, un poderoso antioxidante que puede ayudar a reducir la inflamación y prevenir enfermedades prostáticas.

Pero además, los alimentos ricos en vitamina E, como verduras de hoja verde, frutos secos, legumbres y germen de trigo, pescado azul y otros alimentos ricos en omega-3 o alimentos ricos en zinc como huevos, boniatos, cebolla, berenjena o rábanos. Para la próstata también es buena la vitamina C presente en cítricos, brócoli o pimientos, las antioxidantes verduras crucíferas o el licopeno del tomate. Entonces, por lo general, en una dieta para la próstata, se suele incluir algunos de los siguientes alimentos.

  • Tomates: El licopeno es un antioxidante que beneficia las células de la próstata.
  • Bayas. Ayudan a eliminar los radicales libres del cuerpo.
  • Brócoli. Contiene sulforafano, que ayuda a tener una próstata saludable.
  • Nueces. Ricas en zinc, el cual también se encuentra en la próstata, con lo cual se aumenta su concentración, preservando así la salud del órgano.
  • Cítricos. Los cítricos contiene vitamina C la cual es esencial para en el cuidado de, organismo, y favorece a la próstata.
  • Cebollas y ajo. Aunque se necesita más investigación, se ha encontrado un consumo muy bajo de cebollas y ajos en hombres que tiene cáncer de próstata.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios