Menú

Intel presenta una nueva generación de procesadores: Haswell

Dentro de su estrategia conocida como tick-tock, los chips Haswell son un cambio de microarquitectura para aprovechar la fabricación en 22nm.

Libertad Digital
4
Oblea de microprocesadores Haswell con un alfiler para ver el tamaño. | Flickr/CC/Intel

Intel acaba de lanzar su nueva generación de procesadores Haswell, siguiendo con la estrategia tick-tock que inauguró en 2007 para poder lanzar nuevos micros cada año. Desde esa fecha, Intel primero aprovecha una mejora en la tecnología de fabricación para lanzar nuevos microprocesadores sin cambios en la microarquitectura pero más rápidos y de menor consumo gracias a la reducción del tamaño de cada transistor. Esto sería el tick. Luego lanza otra nueva gama de microprocesadores cambiando la microarquitectura para aprovechar mejor la nueva tecnología de fabricación. Es lo que llama el tock.

Haswell es una nueva microarquitectura diseñada desde cero y que supone el tock del proceso de fabricación en 22 nanómetros con los transistores en tres dimensiones conocidos como Tri-Gate. Sus principales mejoras incluyen un incremento de la potencia gráfica, que Intel asegura que se dobla respecto a la anterior generación de microprocesadores, y una mejora del consumo del 50%, además de una mejora del rendimiento general estimada en un 15%.

Intel ha presentado esta nueva generación de microprocesadores en la feria Computex 2013 que se celebra en Taipei (Taiwán), donde varias compañías han presentado ya modelos de ordenadores y tabletas que aprovechan los nuevos chips. La compañía espera que gracias a las mejoras en el consumo logre por fin hacerse con un hueco importante en el mercado de las tabletas, donde su presencia hasta ahora es testimonial. La reducción en el consumo permite su uso en tabletas sin ventiladores para disipar el calor, como los que tiene la tableta Surface Pro de Microsoft.

Las versiones del chip que incluyan su nuevo procesador gráfico (GPU) integrado, llamado Iris, tiene el doble de rendimiento en tareas como la generación de gráficos 3D o la codificación de vídeo de alta definición. Esto podría permitir a los ordenadores que no requieran un uso gráfico intensivo para, por ejemplo, juegos de última generación, prescindir de tarjetas gráficas dedicadas, ahorrando dinero y espacio físico.

En cualquier caso, la principal mejora a juicio de la propia Intel es la reducción de consumo. Intel ha logrado este adelanto mediante la integración de un regulador de tensión en la arquitectura de su chip. Antes hacían falta hasta 7 chips adicionales de terceros fabricantes para hacerse cargo de esta tarea.

Temas

En Tecnociencia

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Ana Pastor le sacude el 'zasca' del año a un ex consejero de Puigdemont
    2. La Generalidad amenaza con quitar servicios sanitarios a Aragón por las obras de Sijena
    3. Cayetana Álvarez de Toledo: "El peor boicot a Cataluña ha sido el de la indiferencia española"
    4. La agenda de un 'fontanero' del 'procés' podría incriminar a Marta Rovira y Anna Gabriel
    5. El separatismo vuelve a enseñar los colmillos tras el "éxito" de Bruselas
    0
    comentarios

    Servicios