Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Microsoft ya vale lo mismo que Google

Al igual que IBM logró sobrevivir y prosperar tras la debacle que le supuso el PC, Microsoft ha sobrevivido a la revolución móvil y a Steve Ballmer.

0
Satya Nadella ha logrado, sin hacer mucho ruido, colocar de nuevo a Microsoft en la élite tecnológica. | Cordon

La historia es conocida: IBM dominaba el mercado de la informática desde hacía décadas con mano firme. Pero ante la aparición de una novedad que amenazaba con cambiarlo todo, los ordenadores personales, reaccionó con rapidez para poner en el mercado su propia oferta. Para ello recurrió a piezas ya existentes y a un proveedor externo que les proporcionara el sistema operativo: Microsoft. Poco tiempo después, muchos otros fabricantes fabricaron clónicos del IBM PC que sólo necesitaban del MS-DOS para poder ejecutar las mismas aplicaciones que los modelos originales.

Una década más tarde, IBM anunció las mayores pérdidas de su historia. Pero el gigante azul se reinventó, abandonando la fabricación de ordenadores y dispositivos con escaso margen y orientándose a los servicios para empresas. Hoy día gana más dinero y tiene más empleados que en sus décadas de dominación absoluta del mercado, aunque está lejos de las cuatro grandes y no es precisamente la compañía que nos venga a la cabeza cuando pensamos en alta tecnología informática, porque su innovación no se dirige al consumidor final.

Algo parecido está pasando con Microsoft. Su decadencia comenzó con la presentación del iPhone en 2007 y, sobre todo, del primer móvil Android en 2008. Pese a que Windows Mobile había sido pionero en el mundo de los sistemas operativos para móviles, los nuevos interfaces táctiles suponían una revolución para la que Microsoft no estaba preparado. La sustitución de Gates por Steve Ballmer no ayudó. Pese a sus esfuerzos, que incluyeron la compra de Nokia, el gigante de Redmond no logró hacerse con una posición significativa en el mercado móvil y dado que vivía de la venta de licencias de Windows y Office, parecía que el fin, o al menos una posición mucho más insignificante, era todo a lo que podía aspirar.

Pero la entrada de Satya Nadella en 2013 ha logrado darle la vuelta a la situación de una forma similar a como lo hiciera IBM. Centrándose más en los servicios a empresas y diversificando sus fuentes de ingresos para acabar con la dependencia que sigue siendo un problema para empresas como Google y Facebook, que viven casi exclusivamente de la publicidad, o Apple, compañía cuyos ingresos vienen en un 60% de las ventas del iPhone.

Ahora que Windows ha dejado de ser la gallina de los huevos de oro, con un crecimiento de sólo un 4% el último año, las principales fuentes de ingresos de Microsoft son su plataforma en la nube Azure, la segunda detrás de Amazon Web Services y creciendo con rapidez, y Office 365, servicio de suscripción que cuenta ya con 135 millones de usuarios activos empresariales y 30 millones de usuarios finales. Y eso no es todo. LinkedIn, el software para empresa Dynamics, Surface y la división de entretenimiento siguen mejorando sus resultados. Hasta la publicidad en búsquedas (sí, Bing sigue existiendo) ha subido un 16%.

A lo largo de este jueves, Microsoft ha llegado a superar en algunos momentos la capitalización bursátil de Google, situándose ambos alrededor de los 750.000 millones de dólares. Tiene cerca a Amazon, que ronda los 780.000 millones, aunque superar los cerca de 925.000 millones que vale Apple se antoja más difícil. En todo caso, parece claro que Microsoft ha logrado reestructurarse con éxito, como lo hiciera IBM, y quizá este hito sirva para reconocer que vuelve a ser una empresa digna de atención.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios