Menú

Análisis de 'Halo Wars 2'

Halo Wars se estrena en Xbox One con una entrega digna de los grandes del género.

0

Mucho se está hablando de la falta de títulos propios y exclusivos para Xbox One durante este año. La plataforma de Microsoft parece haber gastado más cartuchos de los debidos, y las frecuentes cancelaciones entre sus filas, remontándonos a Fable Legends y más actualmente a Scalebound, han hecho que la comunidad sienta cierta extrañeza ante los movimientos de la multinacional.

En cualquier caso, este mes se estrena una superproducción que cualquier poseedor de Xbox One debe probar. The Creative Assembly, 343 Industries y Microsoft Studios hicieron tándem en el pasado para presentar la primera iteración de la franquicia Halo en el género de la estrategia en tiempo real. Halo Wars nació en Xbox 360 con un resultado francamente bueno, alzando una legión de fans que, a día de hoy, todavía continúa disfrutando del título. Ahora le toca el turno a su secuela, Halo Wars 2, que llega con las mismas mecánicas y nuevos modos de juego con el objetivo de hacerse hueco entre los títulos más potentes de Xbox. Recursos, acción e inteligencia se complementan a la perfección para dar vida a una de las obras más divertidas del año para Xbox One. Preparad a los espartanos, que comenzamos.

El género olvidado en videoconsolas

Halo Wars 2 es un videojuego arriesgado, como lo fue su precuela. El género, conocido ampliamente por los seguidores de ordenador, funciona a la perfección gracias al binomio formado por teclado y ratón, pues, a la postre, ofrecen una sensación de control total. No obstante, The Creative Assembly, expertos en la materia, han sabido trasladar la esencia del género a la plataforma de Microsoft con maestría, simplificando allá donde era necesario y apostando, como la franquicia lo requiere, por el flujo continuado de soldados saliendo de nuestra base.

El control se adapta a la perfección desde el primer momento. Tenemos tres tutoriales diferentes que nos enseñan los movimientos básicos para movernos durante la campaña; algunas estrategias avanzadas para sobrevivir; y cómo disputar partidas en el modo Blitz, del que luego hablaremos. En resumen, emplearemos los diferentes gatillos del mando y los botones frontales para controlar el título: por ejemplo, con un gatillo desplazamos el cursor a mayor velocidad; con el gatillo derecho y el botón A seleccionamos a más de una unidad, y, posteriormente, apretando el gatillo izquierdo y una dirección de la cruceta asignaremos a esas unidades a un pelotón.

haloWars2-1.jpg
Se puede interactuar con el escenario.

Esto es importantísimo, ya que las unidades que tenemos en nuestra partida tienen ventajas y desventajas con respecto a las demás. El sistema es similar al juego de piedra-papel-tijera, con una infantería que es mortal frente a las unidades aéreas; las aéreas frente a los vehículos; y éstos, por último, son muy poderosos frente a la infantería. También tenemos héroes con habilidades especiales, como por ejemplo entrar en un Wraith enemigo y volverlo a nuestro favor. Asignar las unidades rápidamente y seleccionar con inteligencia cuáles deben situarse en la vanguardia y quienes deben esperar su turno en la retaguardia es una constante si no queremos terminar con nuestro ejército minado.

Otro de los elementos clave para sobrevivir y alzar nuestro batallón es la base. En cada partida contamos con una base que podemos actualizar y fortificar, así como seleccionar sus huecos para ir construyendo diferentes plataformas que dan acceso a más recursos y tropas especializadas. Pero, para edificar, necesitaremos suministros y energía.

El sistema de gestión de recursos de Halo Wars 2 está simplificado en comparación con otros exponentes del género, y es un acierto que la compañía opte por un sistema dual en lugar de marear la perdiz con recursos de diversa índole. Así, nuestro primer objetivo es establecer recursos continuados de energía y suministros en nuestra base –construyendo los generadores pertinentes- para, posteriormente, ir aumentando las filas de nuestro pelotón. También podemos ir recogiendo ambos materiales con los espartanos, pero, por regla general, mantener el flujo de suministros será necesario para cubrir las posibles bajas después de un ataque.

Una experiencia de juego muy satisfactoria

Leyendo los párrafos predecesores quizá tengamos la impresión de que estamos ante un título complejo, y, en cierta manera, es así. Halo Wars 2 requiere algo de tiempo y paciencia para hacerse con los controles y dominarlos de manera certera. Más allá de los tutoriales, recomendamos completar la campaña principal antes de adentrarse en el terreno hostil que representa el multijugador.

Así, la campaña nos lleva de nuevo al Spirit of Fire, una nave cuya tripulación lleva casi tres décadas en reposo mediante criogenización y que despierta para descubrir a los Desterrados, un grupo anárquico y olvidado liderado por Atriox, que podría considerarse como el azote de la galaxia. La trama argumental comienza con una representación inmejorable, con unas secuencias generadas por ordenador espectaculares que empujan al jugador a meterse de lleno en este mundo hostil, y poco a poco se encontrará realizando misiones de lo más variopintas para mermar las fuerzas de Atriox.

HaloWars2_Rev02.jpg
Se pueden utilizar nuevas armas y mundos.

Situaciones como controlar puntos en el mapa, fortificar la base, crear varios pelotones –o un gran pelotón equilibrado-, destruir el flujo de recursos del enemigo, impedir un ataque, edificar mini-bases y reconstruir el pelotón son esquemas que repetiremos en la campaña, así como en el multijugador. El modo historia se compone de 12 misiones que van incrementando gradualmente la dificultad, perfilando nuestras capacidades poco a poco de cara a los encuentros en línea.

Y es que, además de mantenernos en vilo durante toda la partida, revisando cada parámetro, Halo Wars 2 nos muestra que un líder debe saber utilizar sus recursos. Los poderes del líder, que podemos utilizar cada cierto tiempo, son un ejemplo de ello. Por ejemplo, esperar a que algunas unidades estén a punto de caer para lanzar drones curativos; encargar un ataque aéreo cuando aparecen los vehículos enemigos o clavar minas en los flancos más desprotegidos, son algunas de las habilidades que podremos ir comprando a medida que avancemos durante la aventura. Usarlas con cabeza es, sencillamente, obligado para sobrevivir.

Pensado para el modo multijugador

La campaña de Halo Wars 2 nos enseña algo más que lo básico, y podemos entrenar en ella –o en escaramuzas– con los clásicos modos de dificultad, aunque también podemos disfrutar de la campaña en cooperativo, una propuesta fantástica. Sin embargo, el grueso de la obra reside en su componente multijugador, que promete alargar la vida de juego, como mínimo, hasta el lanzamiento de Scorpio.

haloWars2-4.jpg
Más batallas y más acción en el nuevo 'Halo Wars'.

De esta manera, el modo en línea mantiene los mismos esquemas jugables que la campaña, aunque con objetivos completamente diferentes en función del modo seleccionado. En algunos tendremos que destruir por completo las fuerzas enemigas; en otros mantener la posición en diferentes puntos clave del mapa para dominar el terreno de juego; construir fortalezas lo más rápidamente posible; etcétera. Los modos son clásicos dentro del género, y la variedad está asegurada. Contamos, además, con que pueden unirse hasta un máximo de seis jugadores por partida, por lo que se prometen situaciones de lo más espectaculares formando alianzas temporales con los jugadores, traiciones y demás estrategias bélicas. En total son ocho mapas los que incluye Halo Wars 2, que irán ampliándose mediante contenido descargable.

Sin embargo, los estudios han optado por introducir un nuevo modo en línea que va a dar muchísimo que hablar. Se trata de Blitz, un modo de juego cuyas mecánicas se alejan del estereotipo del juego de estrategia clásico y que sustituye los recursos por un mazo de cartas. Este tipo de partidas se caracterizan por ser muy rápidas y bélicas, ya que, en función de nuestro mazo de la suerte –que podremos personalizar y fortificar comprando cartas en la tienda- tendremos acceso a las diferentes tropas, habilidades, ofensivas y estrategias defensivas pertinentes. Por supuesto, el uso de cada carta está asociado a un consumo, por lo que no se pierde el componente estratégico por el camino. Y, de igual manera, tener mejores cartas no nos asegura la victoria, ya que habrá que utilizarlas con cabeza.

Puntero a nivel audiovisual

Halo siempre se ha caracterizado por ser puntero a nivel audiovisual, y Halo Wars 2 no es una excepción. Si bien es cierto el nivel de espectacularidad se reduce debido al género, los entornos y los personajes están muy bien definidos y construidos, así como sus animaciones. Lo mejor de todo es que en las escaramuzas, cuando se unen varios jugadores con sus respectivas tropas, la sensación de guerra es real, y la máquina aguanta el tipo en todo momento, sin caídas en la tasa de imágenes por segundo. La guinda del pastel la ponen las secuencias cinemáticas del modo historia, que tienen un acabado espectacular, haciéndonos creer que estamos delante de una película en algunos momentos puntuales.

HaloWars2_Entra3.jpg
Nuevos escenarios muy espectaculares.

La música, por otra parte, es otro de los ingredientes más sabrosos de la obra. Sus piezas son, hasta la fecha, una representación fantástica del universo Halo, con partituras de lo más frenéticas, melancólicas y, sobre todo, repetitivas en el buen sentido. Eso sí, como viene siendo habitual en los títulos de Microsoft, la obra nos llega en inglés con subtítulos en castellano, lo que resulta un poco incómodo a la hora de recibir instrucciones –que tenemos que leer- cuando estamos inmersos en la batalla.

Conclusiones

En definitiva, Halo Wars 2 es uno de los obligados de Xbox One esta temporada. Su estilo de juego difiere de lo común, proponiendo un género que se adapta a la perfección al mando de control y que no sólo engancha, sino que además promete diversión sin fin en las escaramuzas multijugador. El control es francamente bueno, y, aunque en alguna que otra ocasión hemos echado en falta la precisión del ratón, el título está lo suficientemente simplificado –a nivel de control- como para ir perfeccionando nuestra técnica sin sentimientos de frustración. En conclusión, Halo Wars 2 es un título que cualquier jugador de Xbox One debería tener en el punto de mira.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco