Menú

'20.000 días sobre la Tierra': la excusa perfecta para descubrir a Nick Cave

Trata sobre un -posible- día cualquiera en la vida del artista. Posee una carga musical potente, en la que destacan sus actuaciones en directo.

0

20.000 días sobre la Tierra es una película brillante. Puede que el adjetivo sea radical, pero también es preciso. Un diagnóstico parecido realizan, por ejemplo, New York Times -tildándola de "fascinante"- o la BBC -colgándole el cartel de "impresionante"-. La dirigen Iain Forsyth y Jane Pollard, quienes firman el guión junto a su protagonista, el músico y escritor Nick Cave. En la cinta participan miembros de su banda -The Bad Seeds- como Warren Ellis, o artistas amigos, como Kylie Minogue.

En España, Nick Cave no es un artista para inmensas minorías, sino para minorías casi microscópicas. No exageramos si decimos que es el último gran escritor de canciones del mundo, que juega en la liga de los Bob Dylan, Leonard Cohen, Tom Waits o Lou Reed y que, si bien en nuestro país ninguno de los compositores mencionados vende tantos discos como Enrique Iglesias, Justin Bieber o Shakira, sí que es cierto que hay mucha gente que consume este tipo de música y desconoce por completo al australiano. 20.000 días sobre la Tierra es la excusa perfecta para iniciarse en su obra.

El hilo conductor de la película es el de un -posible- día cualquiera en la vida de Cave: duerme junto a su mujer, suena el despertador, escribe, se marcha al estudio, compone y graba junto a sus músicos, vuelve a casa, y disfruta con sus hijos de una pizza y una película de acción. La trama se complementa con episodios paralelos, escenas brillantes en las que -al menos, aparentemente- el artista se confiesa, destripa sus fobias, sus filias y sus métodos: una conversación con un psicólogo, encuentros fantasmales en su coche, un viaje mitómano en el archivo del artista a través de fotos y mechones de pelo.

Además, 20.000 días sobre la Tierra posee una carga musical potente, en la que habitan canciones del último disco de estudio de Cave, Push the Sky Away, como el tema que da nombre al disco, "Higgs Boson Blues" o "Jubilee Street". Los momentos más efervescentes de la película son las interpretaciones en directo: intensas, potentes, emocionantes. Puede que también sean los que más problemas ocasionen al espectador que sea feligrés del cantante, ya que le recordarán que para disfrutar de sus conciertos en España aún faltan ocho meses.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation