Menú

El viaje al 'Epicentro' de Julia Medina, tres años después de OT

La artista gaditana presenta su segundo álbum para los lectores de LD. El proceso creativo coincidió con la pandemia y lo compartió con su "chico".

0

El pasado 1 de octubre, vio la luz ’Epicentro’. Es el segundo álbum de Julia Medina, una artista de San Fernando a la conocimos gracias a su participación en la segunda edición de la nueva era de OT. Desde el principio, intuíamos que la joven cantautora tenía algo especial. Está claro que lo tenía y su discográfica, Universal, así lo ha sabido ver. En tres años, el tiempo que ha pasado desde que saliera de Academia de Operación Triunfo, ha publicado dos discos. Y ella, se ha ido situando, tomando su sitio, en el panorama musical español.

La televisión tiene sus luces y sus sombras, pero -para ella-ha sido un buen escaparate. Como dice en "Qué será de mí", los trenes no pasan dos veces y Julia ha sabido coger el tuyo. "Mis amigos siempre me dicen: tú ves una piscina vacía y te tiras", comenta mientras se ríe durante la entrevista para Libertad Digital. "Yo soy de esas... Me subo al tren que haga falta", exclama. Da la impresión de que se arrojo le ha servido para sacar todo el jugo posible a lo que ha venido después de su experiencia en el programa de talentos.

julia-medina-cantante-ot-segundo-disco-epicentro-071021-recorte.jpg

"Al salir de OT, es como una vorágine de sentimientos, de emociones... Al final sales un poco aturdido, la vida te cambia radicalmente. De pronto, te mudas a Madrid, conoces a mucha gente... Pero han pasado tres años y ya puedo verlo con perspectiva. Con el tiempo, se asientan las cosas", explica, "ha sido un viaje muy guay".

En el camino, se encontró con la pandemia y con su pareja (el cantante y compositor Gonzalo Hermida). Esto ha hecho que haya tenido tiempo "de estar en casa, de escribir las canciones tranquila, de prepararlo con todo el amor del mundo". Lo ha hecho acompañada por su "chico", que ha participado en la composición y la producción de muchos temas. Y para ella ha sido "una cosa muy bonita de vivir y que ahora de compartir".

Qué será de mí

La carta de presentación de este segundo trabajo es "Qué será de mí". Una canción producida por Pablo Cebrián, compuesta junto a Gonzalo Hermida y que nos descubre a una Julia Medina que ya empezamos a ver en "No me despedí". Un tema con un toque R&B que formó parte de su álbum debut, ‘No dejo de bailar’.

La hizo y la interpretó junto a Carmen Boza. Y, para ella, marcó un antes y un después. "Era el que más me gustaba, y el que más disfrutaba en directo. La gente se unía.... Me encanta cantarlo", asegura. Juntaron sus voces dos gaditanas talentosas y con mucho feeling, así que el resultado tenía que ser bueno. Además, Julia se dio cuente de que quería continuar "por esa línea". Con "Qué será de mí", cree haber conseguido "seguir al menos por ese camino".

La cuarta pared

La gran colaboración de este disco es la del cantaor flamenco Miguel Poveda, en "La cuarta pared". Antes de que ocurriera, ella ni siquiera lo había imaginado. Surgió "un día, escuchando las maquetas con mi manager", explica. Él escuchó la canción y le dijo: "Aquí pega Miguel Poveda, lo veo clarísimo". A ella, le dio vergüenza sólo pensar que tenía que pedírselo. Pero "accedió encantadísimo".

Ambos se enfrentaron juntos a este reto: "moverse en estilos diferentes". "No sabía lo que iba a pasar", reconoce Julia. "Pero es un tío que tiene un buen rollo increíble. Creó una energía muy bonita. Y sólo abrir la boca ya estaba todo hecho". El resultado ha sido espectacular y ella está muy satisfecha. "Tenía ganas de experimentar cosas, abrir la mente y pasármelo bien", apunta, "eso es lo que ha pasado con este álbum".

Más detalles y actuación en directo en el video de la entrevista.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia