Menú

Alonso gana en Corea y se pone líder del Mundial

Fernando Alonso es el nuevo líder del Mundial de Fórmula Uno tras imponerse en un Gran Premio de Corea marcado por los abandonos de los dos pilotos de Red Bull, Mark Webber y Sebastian Vettel. Al podio también han subido Lewis Hamilton, segundo, y Felipe Massa.

Clasificación de la carrera
Clasificaciones del Mundial
LUCÍA PRIETO
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Alonso, líder del Mundial Los protagonistas

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Alonso, líder del Mundial" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Fernando Alonso es el nuevo líder del Mundial de Fórmula Uno tras imponerse en un Gran Premio de Corea marcado por los abandonos de los dos pilotos de Red Bull, Mark Webber y Sebastian Vettel. Al podio también han subido Lewis Hamilton, segundo, y Felipe Massa.
Fernando Alonso celebra en el podio su victoria en el Gran Premio de Corea. | EFE

Alonso, que logra así su quinta victoria de la temporada -la primera de su carrera en mojado-, ha aprovechado la mala fortuna en carrera de los pilotos de Red Bull para dar un mordisco al Mundial. El asturiano se convierte así en el primer ganador de un Gran Premio de Corea rodeado de críticas por las carencias en las instalaciones. Lewis Hamilton, beneficiado también por los abandonos de Webber y Vettel, cruzaba segundo la línea de meta. El tercer peldaño del podio lo ha ocupado Felipe Massa, que ha vuelto al cajón después de varias carreras de sequía. No se puede pedir más a un gran premio donde los Red Bull han firmado la peor actuación posible y Ferrari ha cumplido con la mejor de las simulaciones.

Nadie podría pensar, al inicio de la prueba y con las condiciones en las que estaba la pista, que la carrera terminaría como lo ha hecho. La espera mereció la pena. Tras una salida en falso, los pilotos y los equipos tuvieron que esperar más de una hora para poder iniciar una carrera que ha dejado al descubierto las carencias de un circuito donde quizás no se tenía que haber corrido. La falta de drenaje de la pista provocó que se formaran importantes balsas de agua, sobre todo en las rectas del primer sector, a pesar de que la lluvia que caía sobre Yeongam era leve.

En la primera salida los pilotos sólo dieron cuatro vueltas y detrás del coche de seguridad. Suficientes para que la FIA decidiera sacar la bandera roja por falta de visibilidad de los pilotos. El parón de más de una hora no ayudó en exceso a la mejoría de la pista, por lo que, una vez reiniciada la carrera, el safety car acompañó a los monoplazas durante catorce giros, hasta la vuelta 18. Cuando parecía que por fin el coche de seguridad dejaba paso a los verdaderos protagonistas -los 24 pilotos que compiten en la Fórmula 1-, el que hasta Corea era el líder del Mundial, Mark Webber, daba la primera sorpresa de la carrera al perder el control del coche y terminar estampando el monoplaza contra el muro.

Un jarro de agua fría que no le descarta todavía gracias al abandono de su compañero de equipo, Sebastian Vettel, a once vueltas para la conclusión de la prueba. En ese momento tanto Vettel, que vio el abandono de su compañero por los retrovisores, como Fernando Alonso o Hamilton, que se encontraron con él, apuraron más los tiempos por vuelta conscientes de que el líder estaba fuera y de lo importante que era recortar el mayor número de puntos posibles a Webber.

Vettel, un especialista sobre el líquido elemento, no tardó ni una curva en imponer el mejor tiempo en pista marcando vueltas rápidas, casi de forma consecutiva. Aunque Fernando Alonso no dejó de presionar al alemán, éste siempre contó con un colchón de tiempo de más de tres segundos. Pero cuando todo parecía favorable para Alonso, un nuevo accidente, entre Sebastian Buemi y Timo Glock, revolucionó la carrera. Una nueva salida del coche de seguridad favoreció que los equipos aprovecharan para hacer la primera parada y cambiar de neumáticos de lluvia extrema a intermedios.

Un pit donde, de nuevo, una tuerca hizo retrasar la parada del ovetense, que salió por detrás de Hamilton. Pero la suerte del piloto de McLaren duró esta vez lo que tardó en trazar la primera curva sin el safety car. Una pasada de frenada favoreció el adelantamiento de Alonso a Hamilton, permitiendo al asturiano recuperar la posición perdida en el pit. Un adelantamiento importantísimo y definitivo que dio alas al español, que se fue directamente a por un Vettel que, según se iba secando la pista, perdía tiempo con respecto al asturiano, sector tras sector.

Pero la tragedia para los austriacos y la bendición para Ferrari llegaría unas vueltas después, cuando el propulsor del Red Bull de Vettel dijo basta y se quedó parado en la segunda recta del primer sector, poniéndole en bandeja la victoria y el liderato del Mundial a Fernando Alonso. El ovetense se convierte así en el rival a batir a falta de dos carreras por disputarse: Brasil y Adu Dhabi. Corea ha puesto el título a punto de caramelo a Fernando Alonso, que tiene once puntos de ventaja sobre el segundo, Mark Webber, y veintiuno sobre Hamilton, que ha escalado hasta la tercera posición de la general en detrimento de Sebastian Vettel.

De nuevo Fernando Alonso podría hacerse con el título en Interlagos (Brasil), donde ya se proclamó campeón del mundo con Renault. Lo que parecía todavía un sueño cuando la Fórmula 1 abandonó Europa, se ha convertido un mes después casi en una realidad. Fernando Alonso ha conseguido remontar un Mundial que empezó con muchas dudas dentro del garaje de la escudería italiana.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 13 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation