Menú

Champions League

Lunin y un ejercicio brutal de supervivencia ante el City conducen al Real Madrid a semifinales de Champions

El meta ucraniano, héroe al parar dos penaltis. Rodrygo adelantó a los blancos pero De Bruyne, en pleno asedio local, igualó en la segunda parte.

El meta ucraniano, héroe al parar dos penaltis. Rodrygo adelantó a los blancos pero De Bruyne, en pleno asedio local, igualó en la segunda parte.
Los jugadores del Real Madrid celebran la clasificación para semifinales de la Champions. | EFE

Sencillamente increíble lo de este Real Madrid. Da igual cómo juegue —no estuvo bien esta noche en el Etihad Stadium— porque (casi) siempre pasa. Fue mejor el Manchester City, la verdad sea dicha, pero ya está el cuadro blanco otro año más en semifinales de Champions —por cuarta temporada consecutiva— al superar al equipo de Guardiola en los penaltis, después de que los 90 minutos reglamentarios y la prórroga finalizaran con empate a un gol. Y lo ha hecho gracias a un brutal ejercicio de supervivencia, resistiendo el asedio del líder de la Premier League, y a un extraordinario Andriy Lunin: el meta ucraniano firmó un partido soberbio y lo redondeó en los penaltis deteniendo dos lanzamientos, los de Bernardo Silva y Kovacic.

"Resistiré...", que cantaba el Dúo Dinámico. El Madrid lo aplicó en Mánchester para aguantar el acoso del City, tras el 3-3 de la ida en el Bernabéu. Especialmente en el tiempo reglamentario porque la prórroga hizo mella en el aspecto físico de los dos equipos. Rodrygo adelantó a los de Ancelotti a los 12 minutos, pero el 14 veces campeón de Europa fue perdiendo fuelle ante un City que se adueñó del encuentro a partir de la media hora de juego. Asediaron los de Guardiola hasta que De Bruyne firmó el 1-1 en el 76’. No hubo goles en el tiempo extra y en los penaltis se hizo gigante Lunin, pese a que la tanda empezó mal con el lanzamiento que Ederson le paró a Modric.

Se queda por tanto solo el Madrid como único representante español en semifinales, tras las eliminaciones del Barcelona y el Atlético en cuartos a manos de Paris Saint-Germain y Borussia Dortmund, respectivamente. Los blancos vivirán una eliminatoria vibrante ante el Bayern de Múnich, en un enfrentamiento clásico de la Copa de Europa, en busca de una nueva final.

La estadística avisaba: el City llevaba cinco años y medio sin perder en casa en Europa. El Madrid sabía que iba a sufrir en el Etihad, donde se llevó un severo correctivo el año pasado (4-0). Había ganas de revancha y la cosa empezó bien, a pesar de que fueron los de Guardiola los que empezaron presionando muy arriba. Pero no había remate y el Real Madrid, fiel al plan de un Ancelotti que salió con el once esperado —no pudo contar con Tchouaméni por sanción—, lo aprvechó para adelantarse en el marcador. Con una gran contra que nació de un impresionante control de Bellingham. El inglés, en horas bajas, apenas apareció, pero esa acción propició el 0-1: apertura a Vinícius y centro del brasileño a su compatriota Rodrygo, que tuvo dos remates para batir a Ederson a los 12 minutos.

El City se puso rápidamente las pilas y cada vez iba encerrando más al Madrid. Los de Guardiola tuvieron sus minutos de asedio, donde su presión sí era efectiva y las ocasiones fueron llegando. De Bruyne apareció dos veces en línea de fondo, pero Lunin cortó los pases a Haaland. Con todo, la bestia noruega cazó un rechace en una y la mandó al larguero. También lo intentaron los citizens desde fuera del área, sin puntería, y el Madrid se fue con motivos para creer al descanso, por su gol y su enorme actuación defensiva.

Guardiola pidió más a los suyos en el descanso y el líder de la Premier salió con el cuchillo entre los dientes a la vuelta de vestuarios. Cada ataque citizen llevaba muchísimo peligro. Pero enfrente, ay amigo, estaba un Lunin soberbio. Un asedio total sin respiro para el Madrid. Guardiola movió ficha y metió en el campo a Jeremy Doku por un Grealish que iba perdiendo fuelle. La entrada del belga fue clave. Se las tenía tiesas con Carvajal, que hizo un partidazo, pero acabaría sacando petróleo de un mal despeje de Rudiger, que pese a ese error también firmó un partido notable.

En el 76’ apareció De Bruyne para ponerla lejos del alcance de Lunin, que nada pudo hacer ante el trallazo del crack belga. El propio De Bruyne perdonó un par de ocasiones más: el City no hacía más que irse a la esquina (decimoquinto córner por ninguno de los visitantes), pero la prórroga se presentaba inexorable en Mánchester. También porque Haaland había perdonado de cabeza en el segundo palo. El noruego, de nuevo bien vigilado por la zaga blanca y especialmente por Rudiger, se marchó lesionado y sin protagonismo una vez más ante el Madrid.

Ancelotti también había movido ficha, metiendo en el campo a Modric y Brahim, mientras Vinícius acabaría desquiciado al verse anulado por Walker. El lateral inglés no pudo jugar en el Bernabéu y en este encuentro de vuelta en el Etihad se encargó de secar a un Vini que fue de más a menos. Al igual que el brasileño, Carvajal, enorme, también acabaría pidiendo el cambio por lesión.

La prórroga dejó la superioridad del City, aunque cada vez menor. Se acabarían igualando las fuerzas, pero el Madrid, consciente de que los ingleses eran mejores físicamente, estaban como locos por la música, pidiendo que corriera el reloj para que llegaran los penaltis. Y ahí, en la fatídica tanda de los lanzamientos desde los 11 metros, el cuadro merengue sacó su idilio con la Champions. Modric empezó fallando el suyo, pero enseguida salió Lunin al rescate de los suyos, deteniendo el horrible lanzamiento de Bernardo y luego el de Kovacic. Lucas Vázquez marcó el suyo con ciertos dejes brasileños —podría ser Luquinhas— y Rudiger finiquitó la contienda.

Fiabilidad alemana. El Madrid ya está en semifinales: una vez superado el coco del Manchester City, la Decimoquinta está ahora un poquito más cerca.

Ficha técnica

Manchester City, 1: Ederson; Walker, Dias, Akanji (Stones, m.112), Gvardiol; Rodri, Silva, De Bruyne (Kovacic, m.112); Grealish (Doku, m.72), Foden y Haaland (Álvarez, m.91)
Real Madrid, 1: Lunin; Carvajal (Militao, m.110), Rüdiger, Nacho, Mendy; Camavinga, Kroos (Modric, m.79), Fede Valverde, Bellingham; Vinícius (Vázquez, m.102) y Rodrygo (Brahim, m.83)

Goles: 0-1. Rodrygo, m.12 y 1-1. De Bruyne, m.76
Árbitro: Daniele Orsato (Italia) amonestó a Grealish (m.59), Gvardiol (m.61) y (Rodri, m.90) por parte del Manchester City y a Carvajal (m.38) y Mendy (m.94) por parte del Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el Etihad Stadium (Mánchester) ante 53.000 espectadores

Temas

0
comentarios