Menú

Leo Messi, en el juicio por fraude: "Firmé porque confiaba en mi padre"

El argentino reproduce los argumentos que esgrimió en la instrucción: se dedicaba a jugar y su padre gestionaba el botín.

18

Solo han resonado en el Palau de la Justicia de Barcelona desde que comenzara este juicio versiones a favor de Leo Messi. El jugador del FC Barcelona ha encarado su intervención como uno de los acusados -junto con su padre- con viento de cola, con el balón botando en jerga futbolística.

Empleando menos floritura que en el rectángulo de juego, el argentino tampoco ha desperdiciado la ocasión. Se ha limitado, como hizo ya en fase de instrucción, a manifestar que él se dedica a marcar goles y no sabe nada de entramados societarios.

Sí enfrenta un partido más complicado su padre, Jorge Horacio Messi, a quien el propio Lionel ha señalado como el gestor de su fortuna: "firmaba porque él me lo decía, porque confiaba en él y obviamente los abogados me lo decían de esa manera". Fuera de las explicaciones que antes había ofrecido el progenitor, el astro azulgrana ha descargado en él una hipotética responsabilidad: "Llegábamos a acuerdos con patrocinadores. Tenía que hacer anuncios, fotos…pero no tengo ni idea de dónde iba el dinero".

Jorge Horacio Messi se ha apuntado a la excusa del desconocimiento: "Yo no entiendo nada de estas cosas", ha expresado en relación al entramado de sociedades en Belice, Uruguay y Reino Unido por el que se habría ocultado el dinero a Hacienda. Según el padre del delantero, de compañías sabe únicamente "chino básico", porque él se encargaba visitar al asesor contratado en Argentina "y ver cómo estaban las cosas". El acusado ha lamentado que éste los engañara.

Es exactamente la tesis contraria a la que han defendido a primera hora los inspectores fiscales que han conducido la investigación. En base a sus conclusiones, Jorge Horacio participó de las decisiones para poner en marcha un sistema por el que se colaron 4.1 millones de euros procedentes de los ingresos publicitarios de Leo Messi. Entienden que el futbolista nunca gestionó la fortuna, pero que su padre ayudado por expertos defraudó esa cantidad relativa al IRPF entre los ejercicios de 2007 y 2009.

Ninguno de los dos acusados, ni Leo Messi ni su padre, han accedido a contestar a preguntas de la Abogacía del Estado, la única parte que formula acusación contra el jugador del Barcelona. A Jorge Horacio le atribuye también los delitos la Fiscalía Anticorrupción, que en su día compró el argumento según el cual el hijo desconocía los cauces que seguían sus emolumentos. y su progenitor como presuntos coautores de tres delitos contra la Hacienda Pública. Solicitan para cada uno de ellos una condena a 22 meses de cárcel, que en cualquier caso no supera el límite efectivo para el ingreso en prisión, por lo que ambos disfrutarán de libertad dado que no acumular antecedentes penales previos.

Padre e hijo han acudido a las dependencias de la Audiencia de Barcelona acompañados por el hermano de Leo Messi a las 10:15h, quince minutos más tarde de lo acordado por su señoría. En esta ocasión, no han sido sus aficionados quienes le esperaban, sino un pequeño grupo de personas que ha dejado a un lado la presunción de inocencia: "¡Vete a jugar a Panamá, cabrón!", ha gritado una.

Si el calendario sigue el orden previsto, las partes expondrán mañana sus conclusiones en la última jornada de juicio, previsiblemente ya sin Leo Messi y su padre Jorge Horacio sentados en el banquillo. Se espera que los magistrados elaboren y comuniquen la sentencia antes de agosto.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios