Menú

Europa League

El Atlético jugó con fuego y casi se quema en Lisboa (1-0)

Derrota rojiblanca que no impidió el pase a las semifinales gracias al 2-0 de la ida. Diego Costa y Lucas acabaron lesionados el encuentro.

0
Derrota rojiblanca que no impidió el pase a las semifinales gracias al 2-0 de la ida. Diego Costa y Lucas acabaron lesionados el encuentro.
Antoine Griezmann, en acción ante el Sporting de Portugal. | EFE

La bola del Atlético de Madrid estará en el sorteo de las semifinales de la Europa League 2017/2018. Ese debe ser el único pensamiento del equipo y de la afición colchonera porque si empiezan a repasar todo lo que sucedió en Lisboa a más de uno o una le puede costar un dolor de cabeza permanente de aquí hasta que ruede nuevamente el balón europeo.

Es complicado, perdón, muy complicado jugar tan mal como lo hizo el Atlético ante el Sporting de Portugal y luego clasificarse. La Champions no fue tan generosa con el Barcelona en Roma y sí lo fue con el Real Madrid ante la Juventus, pero muy poquito ha separado el tener a dos equipos españoles, concretamente madrileños, en las semifinales de la Liga de Campeones y la Europa League a no tener a ningún representante nacional. La semana de las épicas finalmente ha sonreído a dos de los cuatro, pero blancos y rojiblancos pusieron mucho de su parte para que no fuese así.

En el caso del Atlético, no se explica aún cómo pudo empezar tan mal el encuentro el equipo de Simeone. Empezó mal, siguió peor y sólo una leve mejora evitó cerrar el partido con un suspenso morrocotudo del minuto 1 al 90. San Oblak medió para cerrar el pase a las semis porque, si no está el esloveno… Los rojiblancos acabaron sonriendo tras mostrar una versión inadmisible para un equipo que aspira a ganar una competición europea. Lo mejor fue la clasificación, porque los cuartos han dejado el irregular partido de la ida, la pésima imagen de la vuelta y dos lesionados, Costa y Lucas.

Si el Cholo quiere llegar a la final de Lyon tiene mucho que corregir y a muchos que despertar porque Griezmann es el príncipe con mayor calidad que ha tenido el club en años, pero para ganar títulos se necesitan reyes. Antoine, Koke, Saúl, Correa, Vitolo, Costa… Alguien tiene que dar la cara en partidos como el de Lisboa, no sólo Oblak.

Del 0 al 5 de nota media

Definir la primera parte el Atlético de Madrid en Lisboa como mala sería un regalo, una mentira y además un resumen que no serviría de nada si de esos primeros 45 minutos se quiere aprender algo de cara al futuro. Cayeron chuzos de punta sobre el césped del José Alvalade y, por momentos, pareció que a los jugadores del Sporting les caía agua y a los del Atlético hielo porque los primeros volaban y los segundos iban siempre un segundo o dos por detrás del rival.

El primer acto se fue al descanso con 1-0, pero porque Oblak lo quiso así. El portero esloveno paró antes y después del gol de Montero a la media hora de encuentro. El tanto llegó en un balón lateral, el gran mal del Atlético esta temporada. El que fuese hace unos años redefinido como el Atlético Aviación por su capacidad aérea ahora es todo lo contrario. Si el balón acaba en el fondo de la portería tras una falta o un córner, casi siempre, lo hace en la portería rojiblanca.

previews_0000.jpg

El mal endémico de los hombres del Cholo en los centros no fue lo único malo de la primera parte. Hubo desapariciones dignas de un programa de investigación. Koke, Griezmann y Diego Costa nunca llegaron a conectar y si fallan esas tres piezas, los rivales de los colchoneros se suelen frotar las manos. Tampoco ayudó la presencia de Vitolo que sólo sacó tres o cuatro faltas que apenas sirvieron para coger algo de aire. El Atlético estaba atenazado y lo peor de todo es que nadie daba un golpe sobre la mesa para coger el balón y dar un par de gritos bien dados.

El único que funcionó fue el de siempre, Jan Oblak. El esloveno se marcó una parada de fotografía con una mano milagrosa a cabezazo de Coates y posteriormente se encargó de meter un par de veces la manopla para evitar el 2-0 que, por momentos, fue merecido. A día de hoy, el que da el paso hacia delante en momentos complicados es Oblak y ese paso no puede ser muy largo porque no puede abandonar el área. A esas paradas había que acompañarlas con goles y en la segunda parte Griezmann tuvo dos y falló ambas. La corona aún espera al francés.

Por el camino, salida de Lucas por un golpe en la primera parte, lesión preocupante de Diego Costa a nivel muscular y entrada de Torres. Esta semana ha tenido muchos focos sobre él y pese a intentarlo en el José Alvalade, el Niño se quedó sin el gol que necesitaba para reivindicarse.

Pitido final, clasificación del Atlético y mucho miedo en Lisboa. Aún hay tiempo para corregir errores. Salzburgo, Arsenal y Marsella esperan en el horizonte.

Ficha técnica

Sporting de Portugal, 1: Rui Patricio; Ristovski (Doumbia, m.79), Coates, Mathieu (Petrovic, m.25), André Pinto; Acuña, Battaglia; Bruno Fernandes, Gelson Martins, Bryan Ruiz (Ribeiro, m.70); y Montero
Atlético de Madrid, 0: Oblak; Juanfran, Godín, Savic, Lucas Hernández (Vrsaljko, m.46); Gabi, Saúl, Koke, Vitolo (Correa, m.59); Griezmann y Diego Costa (Fernando Torres, m.52)

Gol: 1-0, m.28: Montero
Árbitro: Milorad Mazic (Serbia). Mostró tarjeta amarilla a Ristovski (m.29), Montero (m.66), Bruno Fernandes (m.76) y Battaglia (m.92), del Sporting de Portugal; y a Fernando Torres (m.70) y Oblak (m.93), del Atlético de Madrid
Incidencias: Partido de vuelta de cuartos de final de la Europa League disputado en el estadio José Alvalade de Lisboa

0
comentarios

Servicios