Menú

Los Orangemen de Syracuse logran su primer título en la NCAA a costa de los Jayhawks

Los novatos Carmelo Anthony y Gerry McNamara se han convertido en los grandes héroes que han permitido a los Orangemen de Syracuse derrotar por 81-78 a los Jayhawks de Kansas City y proclamarse campeones nacionales del baloncesto universitario estadounidense (NCAA) por primera vez en su historia.

L D (EFE) Anthony y NcNamara han sido siempre la gran pesadilla para la defensa de los Jayhawks, que nunca han estado por delante en el marcador, y aunque reaccionaban en los últimos minutos para ponerse a sólo dos puntos por debajo 78-80, no lograban la canasta que los mantuviesen con vida. Su juego anárquico, pero lleno de ritmo y rapidez, rompía por completo el baloncesto ortodoxo de los Jayhawks, que podían empatar el partido en los últimos segundos, pero Hakim Warrick puso un tapón monumental a Michael Lee que intentó hacer un triple. Anthony, que también ha sido nombrado el Jugador Más Valioso (MVP) del partido, lograba 20 puntos y McNamara otros 18 para los Orangemen, que han disputado su tercera Final Four y han ganado el título por primera vez en su historia.

Anthony ha sido la gran estrella del partido al encestar 7 de 16 tiros de campo con 3 de 4 desde la línea de personal, capturar 10 rebotes y repartir siete asistencias. "El triunfo ha sido de todos mis compañeros que jugaron increible y luchamos en cada balón desde el comienzo del partido", declaraba Anthony. "Sabíamos que si luchabamos podíamos quedarnos con el título y aunque al final ellos se acercaron también superamos la presión". Junto a Anthony y McNamara, que establecía una nueva marca de triples en la historia del equipo al conseguir seis en la primera parte, Billy Edelin aportaba 12 puntos y el pívot Kueth Duany anotaba 11 con cuatro rebotes.

El título también ha sido el primero para el entrenador Jim Boeheim, que lleva 27 años al frente del equipo. "Ha sido el premio a todo el esfuerzo y sacrificio que hemos hecho durante todos los anos anteriores", comentaba Boeheim. "Todos los jugadores han hecho un partido excepcional, pero Carmelo y Gerry han estado fuera de serie". Los Orangemen también habían disputado el partido por el título de la Final Four en 1987 y 1996 para perder en ambas ocasiones. El partido, que se ha jugado en el Louisiana Superdome de New Orleans, ha sido el cuarto que habían jugado ambos equipos en su historia y la serie queda empatada a 2-2.

Por los Jayhawks, el segundo año Keith Langford y el senior Nick Collison consiguieron 19 puntos cada uno, mientras que Kirk Hinrich y Jeff Graves aportaron 16, pero nunca fueron los que impusieron el ritmo del partido que en la primera parte terminó con un parcial de 53-42 a favor de los Orangemen. La ironía del triunfo de los Orangemen es que se dio en el mismo escenario en el que hace 16 años, Keith Smart, ahora entrenador de los Cavaliers de Cleveland, anotó la canasta ganadora con cuatro segundos para la Unviversidad de Indiana. "Hemos tenido que esperar muchos años, pero mereció la pena conseguir esta victoria en el mismo escenario donde viví una gran decepción como entrenador", subrayaba Boeheim.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro